La doble moral aturde a oficina de Derechos humanos.


Arthur González.

El señor Rupert Colville, portavoz de la oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, declaró durante una rueda de prensa que “Rusia y China no han cumplido con su obligación de defender a los civiles sirios que están siendo masacrados por su propio gobierno”.

Ambos países se opusieron a la resolución que pretendía darle carta abierta a los EE.UU y a la UE para repetir la receta aplicada a Libia, impidiendo la masacre de ese pueblo para que los atacantes cumplieran su deseo geopolítico en la región y cercar a Irán, de ahí la reacción de la ONU contra ellos, están sangrando por la herida. Sigue leyendo