Persiste Estados Unidos en formar opositores a la Revolución


Por Arthur González

Haciéndose los sordos ante las denuncias de Cuba y como si fueran los emperadores del mundo, los Estados Unidos persisten en impartir clases de liderazgo a jóvenes cubanos residentes en la Isla, con el propósito de desmontar el socialismo desde adentro.

Para lograrlo lanzaron una nueva convocatoria para diez becas mediante la organización Líderes Sociales, plateando sin ambages que el interés perseguido es “promover el desarrollo profesional juvenil y fortalecer la sociedad civil cubana”.

¿Cómo reaccionarían las autoridades estadounidenses si Cuba decidiera organizar becas para que jóvenes de ese país cursaran estudios para lograr democratizar esa sociedad de tanta desigualdad, organizarlos con el fin de luchar contra la discriminación racial y de género que existe en Estados Unidos?

Seguramente que las amenazas de recrudecer las sanciones estarían entre las medidas a tomar, e incluso hasta podría ventilarse en el Consejo de Seguridad como un caso de exportación de la Revolución.

Según sitios de noticias anticubanos, los requisitos para optar por una de las diez becas son: ante todo ser ciudadano cubano residente en Cuba, tener entre 20 y 35 años de edad y experiencia de trabajo en una organización de la sociedad civil, entiéndase de la contrarrevolución, o en iniciativas que buscan mejorar las comunidades.

La convocatoria se lanzó el 11 de enero y el cierre de las solicitudes es el 9 de marzo de 2017.

Los especialistas en temas subversivos de golpes suaves, siguiendo las teorías del experto Gene Sharp, ponen todo su empeño para aprovechar el cambio generacional en Cuba, con la ilusión de trasladar sus experiencias en el antiguo campo socialista europeo para desmontar el socialismo cubano.

Para eso no toman en cuenta que antes de existir socialismo en la Isla, existió un sistema capitalista que no ofreció al pueblo oportunidades, y que solo con la Revolución se erradicó el analfabetismo, las desigualdades, el desempleo y el llamado tiempo muerto en los campos.

Ahora todos tienen las mismas oportunidades de estudiar gratuitamente hasta la Universidad; tener un sistema de salud como no tienen los propios Estados Unidos, donde la mortalidad infantil pasó del 60 por mil nacidos en 1958 a un 4,3 en 2016; un acceso total a la cultura; a la seguridad social y ser tratados como seres humanos, algo por lo que cubanas y cubanos lucharon para alcanzarlo.

Estados Unidos mantiene intacta su guerra económica contra Cuba para lograr la insatisfacción de las necesidades del pueblo, y mediante sus campañas de guerra psicológica, hacerle creer que el socialismo es incapaz de satisfacerlas, algo reconocido por la CIA en un informe desclasificado en 1998 que se encuentra en la biblioteca JFK, caja # NLK  47-104.

En dicho documento la CIA afirma:

[…] Las medidas de aislamiento económico, político y psicológico de Cuba con respecto a América Latina y al mundo libre, y la construcción de un sistema de defensa contra la subversión Castro-Comunista, han sido en buena parte responsables de las actuales dificultades económicas de Castro, pero pudieran adoptarse nuevas y eficaces medidas de guerra económica […]

Esos planes subversivos no se los exponen a los jóvenes cubanos para que conozcan la crueldad con la que han sido tratados sus abuelos y padres desde hace casi 60 años, a lo que se suman las plagas y enfermedades que introdujeron en la Isla para matar de hambre y enfermedades al pueblo.

Al parecer 58 años de fracasos no son suficientes para seguir malgastando el dinero de los contribuyentes en viajes y cursos que al final tampoco tendrán los resultados esperados.

Sabio fue José Martí cuando sentenció:

“Los necios desdeñan la riqueza pública”.

 

 

 

Organizan provocación con participación del secretario general de la Organización de Estados Americanos


Por Arthur González

luis-almagro

            Luis Almagro

En un arranque de desespero la mafia terrorista anticubana de Miami organiza un show provocativo contra Cuba, para ello seleccionaron como protagonista principal a Luis Almagro, Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), y como figurante a la asalariada Rosa María Payá Acevedo, quien salió de la Isla con una visa de refugiada política por el inventado “peligro para su vida”.

Desde que arribó a Estados Unidos Rosa María recibió la protección del senador Marco Rubio y los congresistas Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart, quienes le han sufragado viajes a Europa y América Latina en intentos fallidos de acusar al Gobierno cubano de la muerte de su padre, el también asalariado Oswaldo Payá Sardiñas.

Como prueba de sus mentiras Rosa María Payá regresa a La Habana sistemáticamente, evidenciando que no es perseguida política y mucho menos reprimida por las autoridades.

Ahora, demostrando total impaciencia por presentarle cuanto antes pruebas a Donald Trump, para que elimine todas las medidas tomadas hacia Cuba por Barack Obama, pretenden ejecutar una gran provocación con la entrega del inventado Premio Oswaldo Payá, Libertad y Vida, el próximo 22 de febrero 2017, con la colaboración propagandística de algunas agencias de prensa extrajeras.

rosa-maria-aznar

             Rosa María y Jose María Aznar

Según argumentó la asalariada de Miami, al secretario de la OEA le fue conferido ese “merito” debido a la supuesta actuación destacada en “defensa de la democracia, su coherente proceder ante las coyunturas políticas y sociales que atraviesan algunos de los países en crisis y regresión democrática en Latinoamérica”, lo que prueba fehacientemente la complicidad de Almagro con Estados Unidos en su política contra los gobiernos de izquierda de la región.

Ese Premio lo inventó la propia Rosa María con el apoyo de la mafia anticubana para crear la provocación dentro de Cuba, pues ella es residente en Estados Unidos bajo la categoría de refugiada política y el mismo Almagro radica en Washington, por lo que el viaje a la Habana es parte del espectáculo que desean montar para desafiar al Gobierno revolucionario.

Oswaldo Payá murió en un accidente de tránsito mientras repartía dinero a otros contrarrevolucionarios, enviado por Esperanza Aguirre del Partido Popular Español, al conducir a exceso de velocidad Ángel Carromero, dirigente de las juventudes del Partido Popular de España, por lo que fue sancionado por homicidio, sanción ratificada por las Cortes de España, donde denegaron las denuncias sin pruebas que pretendió presentar su viuda Ofelia Acevedo y la propia Rosa María, siguiendo las instrucciones de la mafia anticubana.

Rosa María Payá Acevedo, supuesta perseguida política en la Isla, llegó a La Habana el miércoles 15 de febrero 2017 para preparar el show mediático, pues Cuba no pertenece a la OEA debido a la maniobra política preparada por la CIA en 1962, según consta en el documento Proyecto Cuba, conocido como  desclasificado y publicado por el Departamento de Estado en el Volumen X del Foreign Relations USA, 1961-1963, páginas 691-695.

De acuerdo con lo expuesto en dicho documento, “se espera obtener amplio respaldo del Hemisferio Occidental para una resolución de la OEA en su reunión del 22.01.1962, que condene a Cuba y la aíslen del resto del Hemisferio”.

Y se afirma sin rodeos:

La reunión de la OEA será apoyado por demostraciones públicas en América Latina, generadas por la CIA y las campañas psicológicas asistidas por la Agencia de Información de Estados Unidos, USIA”.

“La mayor tarea para nuestra hábil diplomacia es alentar a los líderes latinoamericanos a desarrollar operaciones independientes, similares a este Proyecto, buscando una rebelión interna del pueblo cubano contra el régimen comunista”.

En esta nueva conjura participan Cynthia Arnson, directora del programa latinoamericano del Woodrow Wilson International Center for Scholars, la cual declaró a la prensa: “una visita de Almagro a Cuba sería sin precedentes, no solo por la presencia institucional de la OEA en Cuba a través de su Secretario General, sino también por recibir un premio que honra a un disidente cubano”.

Por su parte Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, afirmó a la AP: “si La Habana impidiera el ingreso de Almagro a su territorio generaría una reacción muy fuerte en Washington y otras capitales del continente, especialmente cuando el gobierno de Raúl Castro busca abrirse al mundo con reformas económicas y normalizando relaciones diplomáticas con Estados Unidos”.

“La visita encajaría con la postura que Almagro ha asumido sobre los derechos humanos en Venezuela. Él quiere proyectar esa imagen y mostrar su compromiso con los derechos humanos en Cuba y Venezuela”.

No hay secretos de lo que se prepara contra Cuba, evidenciándose que pretenden ofrecer pretextos a Trump para demostrar sus falsas acusaciones.

La joven asalariada de Miami y los que se sumaron al proyecto de provocación, parecen desconocer la historia de Cuba y cómo su pueblo ha sabido resistir y vencer todos los planes de la CIA que en 58 años no han logrado ver sus sueños hechos realidad.

Habrá que observar con qué tipo de visa ingresa Almagro y otros que se sumen al show, pues como turistas saben que no pueden hacer otras actividades, exponiéndose a violar las leyes cubanas, similares a las de otros países de la región.

Ante estas acciones recordamos a José Martí cuando dijo:

“…la prudencia puede refrenar, pero el fuego no sabe morir”

“Damas” de Blanco pretenden involucrar a la Iglesia Católica cubana


Por Arthur González

Utilizando viejas artimañas, Berta Soler, asalariada del gobierno de Estados Unidos, intentó nuevamente implicar a la alta jerarquía católica cubana, para que la apoyen en sus campañas tendenciosas contra la Revolución.

Durante años la grosera y corrupta “disidente” trató de atraer a sus patrañas al Cardenal Jaime Ortega Alamino, sin lograrlo, llegando a faltarle el respeto y ofenderlo en varias oportunidades, ante la negativa de este.

Aunque Ortega Alamino recibió de mala gana a Berta Soler, nunca cayó en la trampa tejida desde Miami, algo que le ganó el repudio de la mafia terrorista anticubana, al no aceptar mentir ante Dios y consentir las mentiras de las inventadas golpizas que dicen recibir de la policía cubana.

damas-provocacionesJamás ninguna de las “disidentes” ha podido demostrar esos hechos y se conoce que se lanzan al suelo en plena calle para interrumpir el tránsito y provocar alteraciones del orden, por lo que son trasladadas por policías mujeres que no portan armas, ni gases lacrimógenos como se observa cotidianamente en otros países.

Las campañas mediáticas que se desarrollan en Estados Unidos desde hace semanas, pretenden crear la ilusión de que existe un incremento de la “represión”, todo con el fin de presionar al nuevo presidente de Estados Unidos para que dé marcha atrás a las medidas tomadas en relación a Cuba, por el presidente saliente Barack Obama.

Es público que, la mafia anticubana miamense encabezada por Ileana Ros-Lehtinen, Mario Díaz-Balart y Marco Rubio, se opone al restablecimiento de relaciones diplomáticas, el incremento de licencias para viajar a Cuba, el comercio y todo lo que permita una normalización entre los dos países.

Para lograrlo financian los viajes de los “disidentes” a Miami, donde reciben entrenamiento para sus actos provocativos y las conferencias de prensa, a pesar de que cada día prestan menos atención a las denuncias de las inventadas represiones que no ven las diferentes denominaciones religiosas presentes en la Isla, ni los cientos de agencias de prensa extranjeras, ni las más de cien misiones diplomáticas y mucho menos los 4 millones de turistas extranjeros que anualmente visitan Cuba.

En un desesperado empeño por retomar el protagonismo perdido por su estilo dictatorial y grosero, Berta Soler insistió en varias oportunidades para que el Arzobispo de La Habana, monseñor Juan de la Caridad García Rodríguez, la recibiera, audiencia que se materializó en días pasados.

Una vez concluido el encuentro, la asalariada procedió de inmediato a informar a las agencias de noticias de Miami que habían recibido del prelado su bendición y las escuchó con atención.

Hay que recordar que las llamadas “Damas” de Blanco nunca fueron recibidas por los tres Papas que visitaron la Isla desde 1998, pues la alta jerarquía de la Iglesia Católica conoce perfectamente la baja catadura de su “presidenta” y demás integrantes, quienes cobran cientos de dólares mensuales por los espectáculos que les orientan ejecutar, careciendo de apoyo popular y credibilidad de la prensa extranjera.

La Iglesia tiene mucha experiencia para dejarse involucrar en acciones que solo le restarían el papel que han logrado alcanzar en Cuba los últimos años y su amplia estrategia no puede ser empañada por una docena de mujeres carentes de ideología y a quienes solo las moviliza el dinero de Miami.

No se equivocó José Martí cuando afirmó:

“Nada lastima tanto como un ser servil; parece que mancha; parece que hace constantemente daño.”

Lo que deben conocer algunos “disidentes cubanos”


 Por Arthur González.

Esos personajes denominados “disidentes”, fabricados por Estados Unidos para sus campañas en contra de la Revolución cubana que tanto odian, deberían conocer algunas cosas que no pasan en Cuba gracias al socialismo.

El pasado 12.02.2017 la prensa mexicana publicó en titulares la muerte de un niño en el hospital del municipio Acatzingo, estado de Pueblas, en el Hospital Doctor y General Rafael Moreno Valle, por la falta de médicos que lo asistieran, siendo el tercer niño que fallece por la misma causa.

Eso no pasa en la isla socialista desde 1961, a pesar de las campañas mediáticas que a diario se tejen, con el fin de intentar satanizar su sistema político, económico y social.ninos-cubanos

Al triunfar la Revolución encabezada por Fidel Castro, el sistema de salud era mayoritariamente privado y en las zonas rurales solo existía un hospital con 10 camas y sin médicos, por lo que morirse era el destino de los campesinos y cubanos pobres sin recursos para pagar la asistencia médica.

Algunos tenían que comprometer su voto electoral para algún político, con el propósito de obtener una cama en un hospital público, que por demás carecían de muchas especialidades y equipamientos de avanzada.

Hoy para cualquier cubano, sin importar sus ideas políticas, la salud es un derecho, y someterse a una compleja operación de corazón o un trasplante de órganos, no le cuesta un solo centavo.

Muchos de los elementos contrarrevolucionarios al servicio de Estados Unidos, asisten sistemáticamente a consultas de altos especialistas sin que se le niegue la atención, a pesar de trabajar diariamente por un cambio de régimen.

Sin embargo, en ese hospital mexicano un adolecente de 12 años, atropellado por un vehículo cuando se dirigía a su escuela, falleció al no poder recibir la atención médica en el hospital de Traumatología y Ortopedia “Doctor y General Rafael Moreno Valle”, porque esa institución no contaba con especialistas.

Claro está que ese menor pertenecía a una familia de escasos recursos que no tenía dinero para trasladarlo a una clínica privada.

De eso las organizaciones de Derechos Humanos que tantas acusaciones hacen contra Cuba y del propio Parlamento Europeo, no dicen una sola palabra, pero es lo que pudiera pasarles a miles de cubanos si el país volviera al sistema capitalista de 1958, como desean los llamados “opositores” internos financiados desde Miami.

No hay peor ciego que el que no quiera ver y a pesar de la Guerra Económica impuesta por Estados Unidos, el sistema de salud de la Cuba socialista es un ejemplo para el mundo, e incluso compartido con miles de ciudadanos de países del tercer mundo que no cuentan con sistemas de salud como el cubano.

Gracias a la Revolución socialista, Cuba posee un médico por cada 133 habitantes, y según la Organización Mundial de la Salud, es la nación mejor dotada en ese sector.

The New England Journal of Medecine, la más prestigiosa revista médica del mundo, hace un tiempo publicó un artículo en el que afirma:

“El sistema de salud cubano parece irreal. Hay demasiados doctores. Todo el mundo tiene un médico de familia. Todo es gratuito, totalmente gratuito […]. A pesar del hecho de que Cuba dispone de recursos limitados, su sistema de salud ha resuelto problemas que el nuestro [de EE.UU.] no ha logrado resolver todavía. Cuba dispone ahora del doble de médicos por habitante que EE.UU.

Los “disidentes” que apoyan el mantenimiento de la Guerra Económica que dura ya casi 60 años, deberían sacar cuentas de los que les pasaría a ellos y a sus familiares de suceder la deseada vuelta atrás en Cuba, porque ninguno es de procedencia burguesa y muchos son además de raza negra, lo cual era un pecado en el sistema capitalista, por tanto, volverían al mismo lugar de donde los sacó en 1959 la Revolución.

Por eso José Martí expresó con mucha razón:

“El sol quema con la misma luz con que calienta. El sol tiene manchas. Los desagradecidos no hablan más que de las manchas, los agradecidos hablan de la luz”.

Empresarios de origen cubano fabrican mentiras contra Cuba


Por Arthur González.

Sin cambiar su viejo lenguaje hacia la Revolución cubana, con el propósito de mantener una matriz de opinión contra el pueblo de Cuba, un grupo de empresarios norteamericanos de origen cubano y de la mal llamada Fundación para los Derechos Humanos en Cuba, ha convocaron a un concurso con el fin de “contener y revertir la pobreza” en la Isla, situación que no se ajusta a la verdad.

Sin embargo, no dicen una sola palabra del estado deplorable en que sus padres y abuelos dejaron a Cuba en 1959, cuando salieron huyendo de la justicia o haciéndole casos a las campañas de terror fabricadas por la CIA, como ocurrió con la conocida Operación Peter Pan.

¿De qué pobreza hablan esos norteamericanos en Cuba?

Esos que nunca han pisado el suelo cubano para comprobar la obra revolucionaria, desconocen que para el Gobierno cubano el derecho del pueblo a la alimentación es una prioridad y forma parte de la seguridad nacional, a pesar de las escaseces causadas por la política de Guerra Económica impuesta por Estados Unidos desde 1961.

Cuba garantiza, con precios subsidiados, alimentos básicos a la totalidad de la población, que incluyen granos, cereales, proteína de origen animal, grasa, sal y azúcar, con independencia de los ingresos económicos y posición política de cada persona y su familia.

pobreza-en-usa

En EEUU hay 45 millones de personas viviendo en la pobreza

Igualmente, se garantiza un litro de leche diario a todos los niños de 0 a 7 años, algo que en EE.UU. no se hace; de ahí que según el Fondo Monetario Internacional (FMI) afirmara entre sus previsiones económicas, que “actualmente en los Estados Unidos existen 46 millones de ciudadanos estadounidenses en niveles de pobreza, lo que puede generar tensiones sociales significativas”.

Con el fin de crear una imagen falsa respecto a la realidad cubana, cuatro empresarios radicados en Miami lanzaron una segunda edición de un concurso denominado Ideas para Cuba, con el supuesto fin de obtener algunos proyectos sobre las leyes y reformas que se necesitan para contener y revertir lo que ellos califican de “creciente pobreza en Cuba”, algo irreal de acuerdo con el criterio de organismos económicos internacionales.

Según los empresarios miamenses Jorge Sanguinetty, Armando Rodríguez, Marlene Moleón y Salvi Pascual, las mayores dificultades de la pobreza en Cuba “son la escasez de alimentos, la falta o deterioro grave de la vivienda y del servicio de transporte, el precario poder adquisitivo de salarios y pensiones”, pero ocultan lo que sufre el pueblo cubano a causa de la Guerra Económica.

Al parecer ellos nunca leyeron el documento oficial yanqui, fechado el 6 de abril de 1960, donde el entonces Subsecretario de Estado para Asuntos Iberoamericanos de los EE.UU. Lester D. Mallory, afirma:

“No existe una oposición política efectiva en Cuba; por tanto, el único medio previsible que tenemos hoy para enajenar el apoyo interno a la Revolución es a través del desencanto y el desaliento basado en la insatisfacción y las dificultades económicas.

Debe utilizarse prontamente cualquier medio concebible para debilitar la vida económica de Cuba. Negarle dinero y suministros para disminuir los salarios reales y monetarios, a fin de causar hambre, desesperación y el derrocamiento del Gobierno”.

A pesar de los casi 60 años de esa criminal Guerra Económica, Cuba es reconocida por sus avances en la protección de sus niños, y así lo afirma la UNICEF en sus informes, enfatizando que “Cuba es un ejemplo en la protección de la infancia y en la Isla no hay ningún niño durmiendo en las calles”. Sigue leyendo

Donald Trump descubre que su prensa omite información


Por Arthur González

El flamante presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está descubriendo ahora que la prensa de su país omite informaciones y no divulga con amplitud situaciones de relevancia.prensa-2

Según afirmó el Presidente en Estados Unidos han sucedido hechos que él considera no recibieron la atención de los medios, tales como el ataque a una discoteca en Orlando; el atropello masivo en Niza, Francia; el ataque contra un mercadillo navideño en Berlín, Alemania, donde murieron 12 personas; o el tiroteo en San Bernardino, California, en diciembre de 2015 cometido por el estadounidense Syed Rizwan Farook.

Por ese motivo, la Casa Blanca publicó el 06.02.2017 una lista con 78 ataques que afirman fueron “ejecutados o inspirados” por el grupo Estado Islámico (ISIS por su sigla en inglés), quejándose de que no recibieron suficiente atención de los medios de comunicación estadounidenses.

Para el nuevo Presidente esas omisiones o la poca divulgación, son actos muy deshonestos al no querer divulgar lo que realmente sucede, pero los asesores de Trump debería informarle que durante casi 60 años esa misma prensa yanqui, ocultó todas las acciones y hechos terroristas que Estados Unidos llevó a cabo contra el pueblo cubano.

¿Sabrá el nuevo Presidente y sus nuevos ministros que no pertenecen al sistema político tradicional, que el primer acto terrorista contras Cuba, organizado por su país a través de la CIA, fue la voladura del buque francés La Coubre, el 4 de marzo de 1960, donde murieron despedazados por la metralla 101 obreros portuarios y resultaron heridas otras 200 personas?

¿Qué gran divulgación hizo la prensa yanqui sobre ese acto criminal? Ninguna. Para colmo casi 60 años después la información continúa clasificada, incluso por la agencia francesa de seguro.

¿Cómo reflejó la gran prensa norteamericana los actos terroristas contra los principales centros comerciales habaneros, escuelas, teatros y cines, o de la denuncia de sus autores, entre ellos Carlos Alberto Montaner, hoy residente en Estados Unidos haciendo el papel de analista político? Sencillamente esos hechos no le fueron informados al pueblo norteamericano.

Menos aún fueron publicadas las noticias de los asesinatos de campesinos, niños y maestros alfabetizadores a manos de los contrarrevolucionarios armados y financiados por la CIA en los macizos montañosos de Cuba, a pesar de que los memorandos están hoy desclasificados y publicados, como es el caso del informe elaborado el Coronel Jack Hawkins, jefe de la Sección de personal paramilitar en el Centro de Operaciones de la Fuerza de Tarea de la CIA, en la denominada como “Operación Cubana”.

En ese reporte el Coronel yanqui afirma sin pudor que:

“Durante el período comprendido entre octubre de 1960 y el 15 de abril de 1961, se perpetraron alrededor de 110 atentados dinamiteros contra objetivos políticos y económicos, se colocaron más de 200 bombas. Se descarrilaron 6 trenes, se dejó inactiva la refinería de Santiago de Cuba durante una semana, como resultado de un ataque sorpresivo desde el mar.  Se provocaron más de 150 incendios contra centros estatales y privados, incluyendo 21 viviendas de comunistas y 800 incendios en plantaciones de caña”.

[…] “Estas operaciones lograron un éxito considerable. Las embarcaciones que prestaban servicio de Miami a Cuba entregaron más de 40 toneladas de armas, explosivos y equipos militares e infiltraron y sacaron a un gran número de personal”.

“Algunas de las armas entregadas se utilizaron para pertrechar parcialmente a 400 guerrilleros [léase: bandidos] que operaron durante un tiempo considerable en el Escambray, (zona montañosa) provincia Las Villas. La mayoría de los sabotajes perpetrados en La Habana y otros lugares se realizaron con materiales suministrados de esta manera…”

Probablemente ni el propio Donald Trump conozca de estas terribles historias sufridas por el pueblo de Cuba, como es la dolorosa muerte de 101 niños en 1981, producto de la introducción en la Isla del Dengue Hemorrágico por agentes de la CIA, cuya primera epidemia afectó a 344 mil 203 personas.

Son muchas las muertes y destrucciones causadas por la política criminal instrumentadas por 9 administraciones yanquis, sin que se dijera una sola palabra en la gran prensa estadounidenses.

Actos mucho más tenebrosos que el ocurrido en Berlín o en la discoteca de Orlando, fue la voladura en pleno vuelo del avión cubano ocurrida al despegar de Barbados en 1976, donde murieron 73 personas inocentes y sus autores se pasearon por Miami gracias al respaldo de la congresista Ileana Ros-Lehtinen, entre ellos Luis Posada Carriles, autor además de las explosiones en varios hoteles habaneros en 1997.

De esos hechos son contadas las noticias publicadas y el gran público de Estados Unidos los desconoce.

Sin embargo, para difamar el proceso revolucionario no se pierde un espacio en la TV y la prensa, divulgando noticias falsas en apoyo a una “disidencia” que la propia misión diplomática de Estados Unidos en La Habana, afirma que no tiene respaldo popular y solo están interesados en obtener dinero para vivir sin trabajar.

Si realmente Trump desea valorar la política hacia Cuba, lo primero que debería hacer es conocer los planes terroristas que sus antecesores ejecutaron, sin dejarse engañar, solicitando que le sean entregados sus textos originales para saber la verdad y como su prensa tampoco cumplió con el sagrado deber de infórmale correctamente al pueblo.

Preciso fue José Martí cuando expresó:

“Ladrones del altar son esos comerciantes de opinión…”

La victoria de Donald Trump abrió la caja de Pandora


Por Arthur González.

La proclamada victoria electoral de Donald Trump desató en los Estados Unidos un verdadero huracán de críticas y a la vez de apoyo, dejando al descubierto muchas de las deficiencias y calamidades del sistema estadounidense, a pesar de ser vendido como “paladín de las libertades y derechos humanos”.

Entre las cosas que salieron a flotela-caja-de-pandora están las opiniones de muchos que afirman que la prensa norteamericana es amarillista y mentirosa, por lo que millones de personas muestran falta de credibilidad de lo que escriben miles de periodistas en importantes diarios, algo que Cuba siempre ha denunciado cuando inventan fábulas contra su sistema socialista.

Las disputadas encuestas aparecidas en la prensa durante las semanas previas a las elecciones presidenciales, daban como amplia ganadora a la candidata Hillary Clinton, algo que se desmoronó al realizarse los conteos de votos en cada estado de la Unión, donde resultó triunfador Trump, a pesar de su criticada e imprevisible conducta.

Paralelo a ese tema, se ponen de manifiesto la falta de la proclamada democracia made in USA y su libertad total, al actuar de forma contraria a su desgastada propaganda.

En ese sentido, están las medidas tomadas contra personas que se pronunciaron de forma ofensiva sobre la familia del Presidente Trump, algo que ya venía sucediendo desde el gobierno de Barack Obama, cuando compararon a la Primera Dama con una mona y muy recientemente con Katie Rich, guionista del programa Saturday Night Live, quien fue suspendida de su empleo tras sugerir durante la toma presidencial, que el hijo más pequeño de Trump “podría ser protagonista de una matanza”, unido a la burla de que parecía un niño autista.

Para esa escritora no se alzaron voces en su defensa, ni apoyo a sus expresiones en las redes sociales; la casi totalidad de la población aceptó que era una falta de respeto inaceptable y debía ser castigada por ello, a pesar de que quedar sin empleo en Estados Unidos es peor que ser internada en una prisión, por el alto costo de la vida y sin salario subsistir resulta muy difícil.

Sin embargo, bien diferente es el tratamiento brindado al seudo artista grafitero cubano Danilo Maldonado, con un aspecto físico similar al de un demente y sin obra artística alguna, pero por pintar en el lomo de un cerdo el nombre de Fidel y Raúl Castro, es respaldado por una campaña mediática e incluso invitado a Estados Unidos, Suiza y Noruega, para hablar de las fabricadas “violaciones de los derechos humanos en Cuba”.

Maldonado fue detenido temporalmente por sus burlas al Presidente Fidel Castro, el día de su fallecimiento, donde la maquinaria propagandística financiada contra la Revolución cubana se disparó para hacerlo una “víctima del sistema”, algo que no sucedió con Katie Rich, y menos aun con Pamela Ramsey Taylor, directora ejecutiva de Clay County Development Corporation de West Virginia, quien también fue despedida el 27.12.2017, por burlarse en Facebook de Michelle Obama.

Patentizando aún más la falsa democracia norteamericana, las autoridades locales de Miami acaban de prohibirle al popular centro The Place of Miami, la actuación de cantantes y agrupaciones musicales procedentes de Cuba, algo que desde hace un tiempo hacían sin limitaciones.

Los que se proclaman en Miami “campeones de los derechos y libertades ciudadanas”, acusaron a la administración del centro de operar sin las licencias necesarias para realizar conciertos, y tener atrasos en el pago del impuesto de negocios desde julio de 2016.

Los seguidores de la mafia terrorista anticubana de La Florida, se sintieron “ofendidos” por el concierto programado en ese local para el pasado 30 de diciembre, por el talentoso músico cubano Alexander Abreu y orquesta Havana D’Primera, quien mantiene una posición a favor de su patria y del proceso político, algo suficiente para que no funcione la supuesta libertad de expresión y los derechos humanos en Miami.

Su actuación fue cancelada al igual que la del cantante salvadoreño Álvaro Torres, quien actuó en fecha reciente en La Habana.

La vida va demostrando la verdadera cara del sistema de los Estados Unidos, el que ni es democrático ni libre, cuando se trata de permitir ideas políticas diferentes a las suyas.

No en balde aseguró José Martí:

“…hay pocas cosas que en el mundo sean tan odiadas como los hipócritas”.