La denuncia que sorprendió al mundo en 1978.


Por Arthur González.

Cuba fue sede del XI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes del 28 de julio al 15 de agosto de 1978 y uno de sus atractivos fue sin dudas el Tribunal Internacional, donde delegados de varios países denunciaron las actividades cometidas por la CIA en sus países.

Quizás lo más sorprendente fue la declaración del agente CIA Rolando Cubelas Secades, detenido en La Habana en 1966 al descubrirse sus planes para asesinar al líder Fidel Castro, por órdenes de la Agencia Central de Inteligencia.

Cubela, médico de profesión, combatió contra el dictador Fulgencio Batista en las filas del Directorio Revolucionario 13 de Marzo, donde alcanzó los grados de comandante. Su contacto inicial con la CIA se produjo en marzo de 1961 en México, durante su participación en la Conferencia Latinoamericana sobre Soberanía Nacional, Emancipación y Paz.

El encuentro fue organizado por un viejo amigo que para la CIA el agente AMWHIP-1, quien preparó el contacto con un oficial destacado en la estación yanqui en la capital mexicana, algo que antes había pretendido ejecutar en La Habana sin resultados.

Esta historia consta en informe secreto elaborado para el director de la CIA el 23 de mayo de 1967 y desclasificado en 1994, junto a otros planes de asesinato a Fidel Castro, en el cual Cubela aparece con el seudónimo AMLASH-1.

El interés de los yanquis sobre Cubela, 2do jefe del Directorio Revolucionario, se inició cuando obtuvieron informaciones que estaba disgustado con Fidel Castro, por lo que aceptó la propuesta de la CIA de traicionarlo e incluso asesinarlo.

Sigue leyendo