El odio de Miami cae sobre el Papa.


Por Arthur González.

Quienes atacan al Santo Padre Francisco por sus recientes declaraciones sobre Cuba, le dieron la posibilidad de comprobar verdaderamente dónde está el odio contra el pueblo cubano.

Sin pretenderlo, los que se dicen católicos y desear el bien al prójimo, demostraron los más bajos sentimientos humanos, la intolerancia, la violación a la libertad de pensamiento y de palabras, al no aceptar que el Papa expresara sus sentimientos, el pasado 12 de julio 2022, sin dejarse arrastrar por la provocación de las periodistas María Antonieta Collins y Valentina Alazraki, de una televisora de Miami.

Francisco, con su sapiencia acostumbrada y conocedor de la realidad que vive el mundo de hoy, al responder sus opiniones sobre Cuba, dijo con toda honestidad:

“Tuve relaciones humanas con gente cubana y con Raúl Castro tengo una relación humana. Quiero mucho al pueblo cubano, lo quiero mucho. Me quedé contento cuando se logró ese pequeño acuerdo con los Estados Unidos, que el presidente Barack Obama lo quiso en su momento y Raúl Castro lo aceptó. Fue un buen paso adelante pero que se detuvo ahora. En estos momentos se están haciendo diálogos de sondeo para acortar distancia.Cuba es un símbolo, Cuba tiene una historia grande, yo me siento muy cercano, incluso a los obispos cubanos”.

Esta respuesta frustró los planes de ambas periodistas radicadas en Miami, de querer que el Papa condenara a La Habana por enfrentar y sancionar a quienes cometieron actos vandálicos, estimulados por organizaciones contrarrevolucionarias radicadas en Estados Unidos, financiadas por el gobierno y agencias de inteligencia, que desde hace 63 años desarrollan planes subversivos, incluidos actos terroristas contra el pueblo de la Isla.

En evidente demostración de querer presionar a Francisco y con una falta de respeto total a lo que él representa, le pidieron su opinión sobre aquellos que le acusan de comunista, recibiendo una aplastante lección de inteligencia del Papa Francisco, cuando afirmó sin titubeos:

“Hay ciertos grupos de medios de comunicación muy ideologizados que se dedican a ideologizar la postura de los otros”. “A veces no saben distinguir lo que es el comunismo de lo que es el nazismo, de lo que es el populismo, de lo que es un popularismo”.

“Cuando me acusan de comunismo digo: “Qué trasnochado está esto. Esas acusaciones ya pasaron, las veo como trasnochadas, pero no me preocupan. La hacen pequeños grupos ideologizados”.

El Santo Padre los calificó con una certeza meridiana, algo que exasperó a los extremistas en Miami, esos que tienen las manos ensangrentadas de cubanos inocentes, asesinados por sus actos terroristas, incluida la guerra biológica que tantas enfermedades han introducido en la Isla, como Ramón Saúl Sánchez y otros que mienten de forma consciente, debido al dinero que reciben de las agencias oficiales yanquis, y después se dan golpes de pecho asegurando ser católicos, como Rosa María Payá.

La posición asumida por Francisco provocó la ira de los que sólo cultivan el odio hacia el pueblo cubano, apoyan una invasión militar de Estados Unidos contra Cuba para derrocar al gobierno socialista y exigen más acciones de guerra económica, para matar de hambre y enfermedades a 11 millones de seres humanos, con el propósito de sembrar el desencanto y el desaliento para que culpen al sistema de sus necesidades.

Esos que rumen odio y frustraciones por no poder rendir a los cubanos, son los mismos que se oponen al mejoramiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, impiden el envío de remesas familiares, no quieren las vistas de cubanos a la Isla, el intercambio cultural, religioso, científico y deportivo, los viajes de cruceros y todo lo que acerque a los dos países, pues viven del negocio de la contrarrevolución, como Orlando Gutiérrez Boronat, líder del Directorio Democrático Cubano, organización que tiene sus raíces en el llamado Directorio Revolucionario Estudiantil, creado por la CIA años atrás.

Gutiérrez Boronat, recibe miles de dólares anualmente para sus acciones subversivas contra Cuba y es uno de los instigadores de los actos del 11 de julio 2021, quien reclama a todo pecho una invasión armada de los yanquis a Cuba. Es público que la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID, le entregó 97,321 para un programa llamado “La verdad sobre la explotación en el turismo cubano”, para empañar la imagen de Cuba y cortarle la entrada de dinero fresco.

Entre el año 2006 y el 2019, la USAID y el Departamento de Estado le han asignado al Directorio Democrático Cubano menos 6,970,939 dólares, dinero que le permite, sin trabajar, vivir del sueño de derrocar al gobierno cubano.

Rosa María Payá, que acordó con funcionarios yanquis en La Habana, iniciar la campaña de acusar al gobierno cubano de matar a su padre, a cambio de una visa como refugiada política para ella, sus dos hermanos y su madre, al llegar a Estados Unidos fue recibida por los congresistas Ileana Ros Lehtinen, Mario Diaz-Balart y Marco Rubio, quienes le entregaron el guión a desarrollar sobre el accidente del padre y el dinero necesario para sus viajes y encuentros con políticos de Europa y Latinoamérica. Incluso fue recibida en el Vaticano por Francisco.

Ahora ante la valiente posición del Papa, le muerde la mano, al declarar:

“Fueron lamentables y dolorosas las declaraciones de Su Santidad, abandonan y dejan indefenso al pueblo cubano; abandonan las justas aspiraciones de Paz, de Libertad, de Justicia Social y de Democracia del pueblo cubano. Escandalizan al pueblo cristiano en la Isla, expresiones de amistad con uno de los representantes de esa dictadura asesina. Asesina de tantos cubanos, asesina de mi padre”.

Ante esas posiciones, Francisco sacará sus conclusiones, al comprobar como esa contrarrevolución, que vive del jugoso negocio fabricado por los yanquis, miente sin el menor pudor. Rosa María pretende jugar con los sentimientos de las personas, pero omite que los tribunales españoles no aceptaron sus acusaciones contra las autoridades cubanas por ausencia de pruebas y el ministerio de relaciones exteriores de España, aceptó como ciertas las evidencias presentadas por la fiscalía de Cuba contra el español Ángel Carromero, conductor del vehículo en que viajaba Oswaldo Payá y responsable de su muerte. Recientemente fue expulsado del Partido Popular por corrupto.                   

Quienes odian en Miami todo lo que huela a buenas relaciones con la Isla, olvidan que fue el Vaticano uno de los mediadores principales para el restablecimiento en 2014, de las relaciones entre Washington y La Habana, y las palabras del Papa Francisco cuando expresó:

Me complace vivamente el histórico acercamiento entre Cuba y Estados Unidos, anunciado hoy en simultáneo por sus gobernantes Raúl Castro y Barack Obama”. “La Santa Sede continuará apoyando las iniciativas que las dos naciones emprenderán para acrecentar sus relaciones bilaterales y favorecer el bienestar de sus respectivos ciudadanos”.

Certero fue José Martí al afirmar:

“El odio canijo ladra y no obra”.

Un pensamiento en “El odio de Miami cae sobre el Papa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s