Sacerdotes hipócritas que jamás se han preocupado por el pueblo.


Por Arthur González

Mucha hipocresía abunda entre algunos sacerdotes católicos, intoxicados por las campañas anticubanas que se divulgan en las redes sociales, y ahora se manifiestan “preocupados” por una hipotética represión el 15 de noviembre, como si en Cuba la policía actuara como en Estados Unidos, Colombia, Chile Ecuador y otros países europeos, donde disparan balas de goma y de fuego contra el pueblo, unido a los potentes chorros de agua fría, el empleo de gases lacrimógenos y porrazos despiadados, algo que jamás se ha visto en la Isla después de 1959.

¿Por qué no emitieron una declaración por la muerte de George Floyd a manos de cuatro policías yanquis, o por las más de 300 masacres en Colombia? Ni una misa dedicaron a esos inocentes y ahora de cínicos envían carta a las autoridades civiles y militares de Cuba, para congraciarse con los yanquis y la mafia de Miami.

En su misiva expresan: “Los que firmamos esta carta somos cubanos, sacerdotes católicos llamados a ser pastores de nuestro pueblo, que queremos sólo el bien de nuestra patria, queremos una Cuba donde reinen la justicia, la libertad y la paz” … “No queremos volver a ver policías golpeando y maltratando a su propio pueblo. No queremos que se vuelva a derramar sangre, no queremos volver a escuchar disparos. Ese no es el camino que nos llevará a la Cuba que necesitamos y que todos deseamos”

“No golpees a los manifestantes porque tanto ustedes como ellos viven entre tanta escasez y miseria…No les impidas marchar pacíficamente, porque tanto ustedes como ellos quieren vivir sin miedo a decir lo que piensan, sin miedo a ser vigilados, sin miedo a caer en desgracia”.

De qué sangre, golpes y disparos hablan esos hipócritas que dicen sentirse cubanos y nunca condenan la criminal guerra económica, comercial y financiera causante de tantas limitaciones, incluso la ampliación de las sanciones en medio de la pandemia de la Covid-19.

Dónde está su crítica a esa situación que sufre el pueblo cubano a causa de la guerra económica, que como dicen los documentos oficiales yanquis, es para “inducir al régimen comunista a fracasar en su esfuerzo por satisfacer las necesidades del país, unido a las operaciones psicológicas acrecentarán el resentimiento de la población contra el régimen”.

El clero católico jamás condenó los crímenes causados entre el campesinado cubano por las bandas de alzados, organizados, financiados y armados por la CIA, entre ellos el vil asesinato del maestro voluntario Conrado Benítez García y el campesino Eliodoro Rodríguez Linares, ni los asesinatos del maestro Delfín Sen Cedré, de Manuel Ascunce Domenech con solo 16 años y el campesino Pedro Lantigua Ortega.

Para esas víctimas por solo enseñaban a leer y a escribir, no hubo ruegos a la Virgen de la Caridad del Cobre. Tampoco enviaron cartas a la Casa Blanca para que cesara en su guerra sucia que estimulaba a aquellos criminales a matar, como hicieron con los niños campesinos Yolanda y Fermín Rodríguez Díaz, de 11 y 13 años de edad, asesinados en la finca La Candelaria, Bolondrón, Pedro Betancourt, Matanzas, por la banda de Juan José Catalá Coste, ni por el asesinato del niño de 10 años Albinio Sánchez Rodríguez, por la banda del contrarrevolucionario Delio Almeida.

Sus familiares nunca han podido cerrar esas heridas y para ellos no hubo consuelo, ruegos a la Virgen, ni misas para encomendar sus almas a Dios.

Por qué el silencio absoluto ante el ataque terrorista de una lancha rápida procedente de Estados Unidos, que ametralló el poblado de Boca de Samá, y dejó dos víctimas mortales e hirió a otros varios vecinos del poblado, entre ellos dos niños y una de ella perdió un pie. Ese hecho merecía una condena enérgica de la Iglesia ante tanta sangre derramada de civiles inocentes.

La hipocresía es tan grande que, en 1976 ante el terrible acto criminal de la voladura en pleno vuelo de un avión civil cubano, con 73 personas a bordo, los sacerdotes y monjas no abrieron la boca para condenarlo ni para orar por ellos, como si esas víctimas no merecían la bendición de la Patrona de Cuba.

El terrorismo desde Estados Unidos no ha tenido piedad con el pueblo cubano y su afán por derrocar al gobierno revolucionarios es tan irracional que el pueblo cubano acumula desde 1959, 3 mil 478 fallecidos y 2 mil 099 incapacitados, entre los que se cuentan 8 fallecidos y 15 incapacitados, como consecuencia de las agresiones provenientes de la Base Naval Yanqui en Guantánamo.

Esos crímenes dejaron huérfanos a miles de niños, hechos que los sacerdotes hipócritas no mencionan, y ahora se suman a las campañas mediáticas contra Cuba mintiendo sobre represiones inexistentes.

Esos sacerdotes ahora en el lado de los que pretenden alterar el orden y la tranquilidad ciudadana, siguiendo instrucciones de Estados Unidos, no dijeron una sola palabra cuando fue introducido en la Isla el Dengue Hemorrágico, causante de la muerte de 154 cubanos, de ellos 101 niños. Nunca hubo una condena a los actos terroristas en los hoteles de la Habana donde murió un joven italiano.

Para esos sacerdotes católicos que se auto titulan “pastores del pueblo cubano”, encomendamos nuestras plegarias para que la Virgen de la Caridad del Cobre, Madre y Patrona de todos los cubanos, interceda con su hijo Jesucristo para que los perdone por su cinismo y falsedades, al aliarse a quienes piden más bloqueo económico y comercial para incrementar el sufrimiento de la población, e incluso una intervención armada del ejército yanqui, que solo causaría muertes y destrucción, similares a las provocadas en decenas de países, hechos no condenados por esa Iglesia cubana que se da golpes de pecho al decir: “solo queremos el bien de la patria”.

No en vano dijo José Martí:

“No hay sátrapas más grotescos y escarnecidos que los curas en los pueblos católicos”.

6 pensamientos en “Sacerdotes hipócritas que jamás se han preocupado por el pueblo.

  1. NUNCA SE LES OLVIDE ESTO LA IGLESIA CATOLICA ROMANA SIEMPRE HA ESTADO A FAVOR DE LOS PODEROSOS DE ESTE MUNDO,CON EXCEPCION DE ALGUNAS PERSONAS,SIEMPRE ESTARAN AL LADO DEL IMPERIO Y DE LAS OLIGARCIAS .SIEMPRE SEGUIRAN CHUPANDOLE EL DINERO A LOS MAS POBRES E IGNORANTES DE ESTE MUNDO .CAMBIARON EL MSJ DE CRISTO POR EL DINERO GRACIAS NELSON

    Le gusta a 1 persona

    • Es asi Nelson, parece que se les olvidó que en los 60 asumieron una posicion a favor del imperio y a la contrarrevolucion interna, abrieron los templos para que guardaran armas y conspiraran y hasta enviaron a un cura en la invasion por Bahia de Cochinos, al final se quedaron aislados y ahora que es cuando mas apoyo reciben del estado, los yanquis los vuelven a convocar para que respalden a personas vnculadas a terroristas que han sembrado muerte en Cuba, la historia les pasará factura, de eso no hay dudas.

      Me gusta

  2. Muy bien dicho ,señor Nelson Àvila..Habría que añadir algo más : siguen siendo hipócritas ,de doble rasero (como era antes de 1959),intolerantes .
    ¿ Por qué no alzan su voz contra las cosas horribles y maldiciones que envían todos los días la extrema derecha de Miami y sus asalariados (que según ellos son muy católicos y que Dios está de su parte?)
    ¿ Es que para la iglesia católica hay creyentes de 1a o de 2a o de 3a clase ?
    ¿ Qué pecados ha cometido Cuba para ser tratada así ?
    Indudablemente que sus sacerdotes o curas-por supuesto no todos – deben ponerse a reflexionar bien y no aplicar las «leyes o dogmas de la Iglesia» al azar como ha sido probado a lo largo de la historia universal.
    ¿ Cuántas injusticias,abusos -de todo tipo – se han cometido y se cometen en nombre de Dios?

    Me gusta

  3. Gracias Telesforo, el asunto es que en su desespero por destruir lo que en 62 años no han podido, los yanquis convocan a todas las fuerzas de la derecha para atacar a Cuba y por eso arrastran a la Iglesia a que retome las posiciones de los años 60, cuando conspiraron abiertamente e incluso le abrieron los templos a los terroristas que hacian sabotajes contra toda la industria, cines, centros comerciales y todo lo que pudiera hacer daño, Los curas no se dan cuentan que con esa actitud alejan a los creyentes y son ellos los que pierden, tal y como les pasó por varias décadas hasta que vino Juan Pablo II para rescatarlos. La historia les pasa por encima sin dudas. Arthur.

    Me gusta

  4. Yo pienso que es demasiada la hipocresía; declarar que la policía hizo y callar miserablemente lo que hicieron los supuestos pacifistas es inmoral. Claro como han sido muchas de sus actuaciones. Fueron artífices de la «operación Peter Pan».
    Donde se refugio aquel Betancourt que intento el secuestro de un vuelo de Cubana, y sabian muy bien, que era un asesino.
    Yel Sr. Karol Voytila. Recuérdese, el plan en Polonia. Que fortaleció al Opus Dei, y a los Legionarios de Cristo, implicados en tantas barbaridades. Si vamos más atrás, ni siquiera condenaron a los nazis, después se encargaron de negociar traslado de estos por diferentes lugares del mundo.
    La pederastia. Los abusos.
    Menos mal que el Santo que está en Roma, más realista ha condenado, todos los bloqueos, reconoció lo hecho ir introducir por la fuerza la religión y lo que trajo para pueblos originarios. La cruz y la espada por delante.
    Cualquiera que haya visto el documental sobre las acciones en Nicaragua, los podría haber visto en la barricadas, aliados con los criminales. Y los discursos previos a las elecciones??. Porque no se callan???. Sería bueno.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s