No hay casualidad en la actuación de la contrarrevolución cubana.


Por Arthur González.

Con el propósito de vincular a la alta curia católica cubana a tomar una posición en contra de la Revolución, el fracasado grupúsculo contrarrevolucionario denominado Estado de SATS, encabezado por Antonio Enrique González-Rodiles, desde hace días divulga por las redes sociales una supuesta carta abierta, firmada por “un centenar de personas”, dirigida al Cardenal Juan de la Caridad García, Arzobispo de La Habana, con copia a la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, con el objetivo de presionarlos para que apoyen la convocatoria a la marcha provocativa del próximo mes de noviembre 2021.

Recordar que Estado de SATS se creó como parte del diseño de la CIA para incorporar a intelectuales y artistas a la llamada “oposición” y que en cada una de las reuniones que efectuó Rodiles en su casa, estuvo presente un oficial de la CIA, acreditado en La Habana como “diplomático”, para comprobar el desarrollo de la actividad, sus participantes y el avance o no del proyecto. Ante el fracaso, Rodiles terminó apoyando las marchas de las Damas de Blanco.

A la actual cruzada mediática, le añadieron desde España otra exhortación por las redes sociales, de un grupito con ropaje de “religiosos”, llamado “Pensemos juntos”, el cual reclama a las comunidades cristianas en Cuba y en la emigración, su apoyo a la provocación diseñada desde Estados Unidos, que pretende acabar con la tranquilidad ciudadana que se disfruta en la Isla.

Los ideólogos de la provocación anhelan desestabilizar al gobierno revolucionario, algo bien gastado que malsanamente intenta arrastrar a la Iglesia Católica. En los años 60 del siglo XX, los yanquis lo intentaron en algunos de sus planes que dicen:

“La CIA continúa explorando sus capacidades (con resultados muy desfavorables hasta el momento) para montar operaciones especiales dentro de Cuba, centradas sobre elementos activos de la población, específicamente operaciones a través de la Iglesia para llegar a las mujeres y sus familiares”.

Uno de los comunicados de esos religiosos, está firmado por el sacerdote contrarrevolucionario Kenny Fernández Delgado y otros laicos como Roberto Veiga Alonso, quien fuera editor de una revista protegida por la Arquidiócesis de la Habana, hasta que fue disuelta por crear un ambiente enrarecido y perjudicial a los intereses de la Iglesia, siendo enviado a España para prepararlo en nuevas tareas subversivas. 

El mensaje de estos “preocupados” por la situación en Cuba, expresa claramente las pretensiones de la denominada “marcha cívica”, que es el Cambio de Sistema, pero los cubanos saben perfectamente que la libertad y la independencia de la Isla no se pueden poner en juego y también conocen qué se esconde detrás del supuesto “civismo” de los contrarrevolucionarios, porque documentos secretos del gobierno de Estados Unidos afirman que:

“La CIA ha concluido que su papel real será la de crear la ilusión de un movimiento popular que gana apoyo exterior, y ayudar a establecer un clima que permitirá actos provocativos en apoyo a un cambio hacia una acción abierta”. “La CIA cree aparentemente que su papel debe ser crear y extender un movimiento popular, prestigioso y real, el cual creará un clima político que puede proporcionar un marco de justificación plausible para la intervención armada”.

Estos argumentos de la CIA son suficientes para comprender que se persigue con la mencionada marcha y quienes andan detrás de su organización.

Los “preocupados” religiosos, incluido el joven sacerdote Kenny Fernández, si en realidad sienten amor por el prójimo, deberían organizar un movimiento contra los abusos sexuales y la pederastía dentro de la Iglesia Católica que afecta anualmente a tantos niños, algo que Kenny omite en su activo sitio en Facebook, que solo dedica al ataque a la Revolución que tanto hace por el pueblo.

¿Dónde está la solidaridad de estos religiosos por los asesinatos, la represión, las desapariciones y los arrestos arbitrarios en Chile, Colombia, Brasil, Uruguay y otros países llamados “democráticos, en los que las fuerzas represivas lanzan chorros de agua fría, gases lacrimógenos, salvajes golpizas, tiros con balas de goma que dejan ciegos a cientos de jóvenes?

En vez de trabajar para los yanquis, que sueñan con apoderarse de Cuba, deberían orar a Dios y organizar una campaña para que se castigue con fuerza a los sacerdotes pederastas, que, como cruel pandemia tanto daño físico y moral causan a millones de niños en el mundo y seguir los pedidos del Santo Padre, quien desde Roma expresó:

“Los líderes de la Iglesia de todo el mundo tomen medidas concretas contra la pederastia”. “El pueblo de Dios nos mira y espera, no obvias y simples condenas, sino, medidas concretas y eficaces”. Escuchemos el grito de los niños que piden justicia, encaremos la plaga de los abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia”.

El sacerdote Kenny es un provocador que busca un papel de víctima, pero en cualquier país las leyes se respetan y quien las viola se expone a ser sancionado. Él lo sabe, por eso apuntó en su perfil:

“Si me detienen y encarcelan por ejercer pacíficamente mis derechos constitucionales, me harán un gran honor al hacerme un nuevo integrante del grupo de los más de 500 presos cubanos, por motivos de conciencia, pensamiento y expresión, porque la libertad de todos vale cualquier sacrificio”.

Triste papel tiene asignado desde el exterior el joven cura. La jerarquía católica cubana, si fuese consecuente, debería ponerle coto a su conducta provocativa, pues sí por el contrario en su perfil condenara la guerra económica, comercial y financiera, la subversión política yanqui y los hechos de terrorismo que padece el pueblo cubano, seguramente ya hubiese sido llamado a cortar sus posiciones a favor de la Revolución y amenazado de ser trasladado a otro país.

Contundente José Martí cuando afirmó:

“Nada lastima tanto como un ser servil”

5 pensamientos en “No hay casualidad en la actuación de la contrarrevolución cubana.

  1. Saludos ,señor Arthur:
    Como bien señalas, otra de las estrategias del Imperio y la CIA es el papel de la religión en su cruzada contrarrevolucionaria, ya que como es sabido, Cuba es un pais,con un gran por ciento de personas que profesan el catolicismo.
    Pero lo que a ellos le duele es que , una gran mayoría abrazan nuestro proyecto revolucionario,patriota y humanista,,que en ningún momento se contradice con su credo religioso.
    Por eso el objetivo ,de «trabajar» desde la religíon , para quebrantar la fe en la Revolución.,pero ocultando en su prédica las verdaderas causas del por qué no podemos avanzar : la política hostil del Imperio y sus acólitos,con el bloqueo de todo tipo aplicado a nuestro pueblo.
    Eso no lo dice el sacerdote Kenny Fernández D., que demuestra ser asalariado del Imperio y contradecir a su jefe máximo ,el Papa Francisco;
    El sacerdote kenny parece que sueña, con la Cuba que èl no conoció , sueña con reinstaurar el «poder » que tenía la Iglesia antes del 59,donde hacía oidos sordos a las injusticias de aquuella época, apoyaba a la burguesía en el poder, le encantaban las actividades «caritativas»una o dos veces al año con la mayoría de la población que vivia en una pobreza extrema, le encantaba que hubiese escuelas religiosas (por supuesto para los que la podían pagar), era ciega a los problemas de pederastia -encabezada «en nombre de Dios», al abuso que cometían contra mujeres pobres -en nombre de Dios- y muchas otras cosas,siempre «en nombre de Dios»..
    El sacerdote Kenny demuestra ser un alumno aventajado del ala derecha -la mayoría – de la Iglesia católica española- y por supuesto de la Iglesia de Miami.,unida a esa obsesión por derrocar a la Revolución cubana e instaurar «la democracia» en una nueva Cuba.
    ¡ Qué despierten de ese sueño!,porque eso la gran mayoría de los cubanos no lo permitirán.Y eso debe «grabárselo» el asalariado Kenny y la escoria disidente que trata de perturbar el orden en nuestra nación.

    Me gusta

  2. Pingback: No hay casualidad en la actuación de la contrarrevolución cubana. | argencuba

  3. No entiendo con mucho respeto. Porqué no acaban de encerrar a esos agitadores y subversivos.en ningún país se permiten personas sirviéndole a un gobierno extranjero q quiere destruir a su pais.Al sacerdote Kerry expulsenlo su misión no es esa .no esperen por el cardenal Todos piensan así No quieren a l revolución Basta d esperar. Con Fidel ya se hubieran eliminados.El cáncer se extirpa d raíz gracias

    Me gusta

    • Nelson, muchas gracias por leerme y hacer su comentario, hoy no podemos caer en trampas y hacer victimas a los victimarios, eso es lo que quieren los yanquis para insuflar sus campañas contra Cuba, el pueblo cubano sabe bien quienes son nuestors enemigos y será quien se encarge de frenarle sus maniobras. saludos Arthur.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s