La mala memoria del diario español ABC.


Por Arthur González.

El 22 de marzo 2021 el diario español ABC, publicó un artículo bajo el título: “El régimen cubano se infiltra en la extrema izquierda de España”, con el propósito de acusar a La Habana de ejecutar acciones de espionaje y subversión en la península ibérica, demostrando muy mala memoria, al disfrazarse de oveja, aunque las patas de lobo les delaten.

Según el desmemoriado periodista Alexis Rodríguez: “El castrismo utiliza a más de 50 asociaciones de cubanos residentes en España y al ICAP (Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos) para apoyar al independentismo vasco y catalán”, falacias que bien parecen salidas de una novela del británico Graham Green.

Pero el desconocimiento o tergiversación de la historia, no lo eximen de responsabilidad.

Para ser exactos en temas históricos, el ABC debe tener presente que, al cerrar la embajada yanqui en La Habana el 3 de enero de 1961, la CIA les repartió tareas a varias sedes diplomáticas en Cuba y una de ellas fue precisamente la de España, donde oficiales de inteligencia disimulados de diplomáticos, atendieron una de las redes de espías que los yanquis tenían en la Isla, hecho que le costó la expulsión del país a los implicados.

¿No sabe el periodista del ABC que la misión diplomática española brinda históricamente atención a la contrarrevolución cubana, creada y financiada por Estados Unidos? Si desea saber los pormenores pudiera entrevistar a Elizardo Sánchez Santa Cruz y Pacheco, para que le explique, o también a Tania Díaz Castro a quien diplomáticos españoles le facilitan acceso a Internet en locales de la misión, para que escriba y divulgue sus artículos contra el gobierno.

Qué decir del centro de subversión política que creó la embajada española en el llamado Centro cultural español, cerrado por las autoridades cubanas al comprobar cómo se conspiraba ideológicamente en el mismo, algo que pretendieron reestructurar años después en los llamados Jueves de la Embajada, dentro de la sede diplomática, para no hablar del espionaje que nunca dejan de ejecutar a favor de Estados Unidos.

Habría que recordarle al diario ABC, la participación de Ángel Carromero, dirigente juvenil del Partido Popular en actividades subversivas contra el gobierno cubano, al repartir dinero a elementos contrarrevolucionarios instruidos por Estados Unidos, enviado por Esperanza Aguirre y en cuyo viaje en 2012 tuvo un accidente de tránsito al conducir a exceso de velocidad, donde murieron Oswaldo Paya Sardiñas y Harold Cepero.

Para tener más detalles, el periodista Alexis Rodríguez debería leerse el libro que escribió Carromero, donde reconoce sus actos ilegales en Cuba, algo que en España le hubiese costado varios años de cárcel, más otra sanción de homicidio por imprudencia.

Se olvidaron en el ABC las provocaciones cometidas por el político español Jorge Moragas, en su frustrado viaje a La Habana en 2004, donde no le permitieron entrar a Cuba, porque sus planes eran de reunirse con varios contrarrevolucionarios, entre ellos con Payá Sardiñas.

Mala memoria para acusar a Cuba cuando la lista de hechos cometidos por España contra la Revolución es bien larga.

Sigue leyendo