La ignorancia contra Cuba los consume.


Por Arthur González.

Para hacer campañas falsas contra Cuba todo vale, nada les importa con tal de crear matrices de opinión para que la gente las acepte, incluso cuando se pone de manifiesto su ignorancia.

Ese es el caso de las noticias contra el sistema de salud de la Isla, que, a pesar del recrudecimiento de la guerra económica impuesta por Estados Unidos desde hace 62 años, Cuba demuestra más eficacia en el enfrentamiento a la pandemia que muchos países sin sanciones, como son los casos de Brasil (313.866 muertes) y México (200.000 muertes).

La más reciente información publicada es que “El pésimo sistema de salud de Cuba es insuficiente para enfrentar la pandemia de la Covid-19, expandida de una manera descontrolada en la isla y por este motivo el MINSAP ha sacado a la calle hasta la actualidad, a 50 mil estudiantes y 6 mil profesores de ciencias médicas, como una medida desesperada para que apoyen en la lucha contra la enfermedad”.

Todo lo contrario, ninguno de los países que más sufren la pandemia en Europa o Latinoamérica, puede disponer de una fuerza similar para pesquisar casa por casa, con el objetivo de detectar personas con síntomas de la Covid-19 y trasladarlos a centros hospitalarios para recibir tratamiento médico con prontitud.

A diferencia de otros, el sistema cubano de estudios de medicina vincula a sus estudiantes a los hospitales desde el primer año de la carrera, permitiéndoles familiarizarse con los pacientes, los diagnósticos, las indicaciones y los estudios indicados por sus profesores ante cada enfermedad, situación que los prepara en mejores condiciones que los que solo permanecen en las aulas, sin contacto con los enfermos.

En Cuba las cifras de contagios y muertes es muy inferior a la de otras naciones de la región e incluso del mundo, y debido a la guerra económica, la ciencia ha tenido que crecerse para fabricar sus propios medicamentos y equipos de diagnósticos, hecho reconocido por la OMS.

Ante las limitaciones de medios técnicos, el método clínico es el más empleado por la medicina cubana, lo que permite profundizar mejor en los síntomas y establecer un contacto personal con los pacientes, sin someterlos de inmediato a equipos invasivos.

En la pandemia el sistema de salud cubano no ha colapsado, como pasa en México, Brasil, Perú, Chile u otros países europeos, debido a su potencial de médicos y enfermeras, incluso con capacidad de enviar brigadas a naciones necesitadas de personal especializado, situación que los enemigos de Cuba no reconocen ni permiten su divulgación.

Con una rapidez inaudita, el ministerio de Salud cubano ha podido crear una docena de laboratorios biológicos, para analizar los test de pruebas de la Covid-19, hecho que otras naciones con más recursos no hacen, e incluso los científicos de la Isla trabajan en cinco candidatos vacunales propios, de ellos dos ya en fase 3, aspecto reconocido por muchos científicos, incluso de Estados Unidos.

Pero como la animadversión contra la Revolución es tan visceral, eso no lo pueden admitir quienes pretenden hacerle creer al mundo que el sistema político es un desastre.

En días recientes Emilio del Valle, diputado español de VOX por Cantabria, vomitó sus mentiras contra el sistema de salud cubano, en su intervención ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, sin mirar hacia dentro a la propia España, que sus profesionales de la salud hacen huelgas por la crisis que presenta su sistema, la mala atención a su personal, la escasez de equipos de protección, incluida la despreocupación por su descanso.

Sigue leyendo

El odio los consume.


Por Arthur González.

En la ciudad de Miami se concentra lo más rancio de la mafia terrorista anticubana, esa que ha hecho del odio hacia la Revolución el más jugoso negocio de la historia.

Allí se concentraron desde 1959, asesinos, torturadores, soplones de los órganos represivos de la tiranía, ladrones, prostitutas, proxenetas y millonarios que hicieron fortuna explotando a campesinos, cortadores de caña de azúcar procedentes de islas del Caribe, obreros y empleados, que con su sudor permitieron a la burguesía cubana llenarse los bolsillos.

Muchos de esos emigrados que se autocalifican “exiliados”, son prófugos de la justicia cubana y fueron reclutados por la CIA para integrar su Estación en Miami, creada en mayo de 1960 al organizarse la Rama 4 (WH-4) de la División del Hemisferio Occidental del Directorio de Planes, como la fuerza de tarea encargada de dirigir sus operaciones contra Cuba, entre ellas la invasión por Bahía de Cochinos.

De acuerdo con un informe del Inspector General de la CIA, Lyman Kirkpatrick:

“La Base en Miami (conocida por el nombre de JM-Wave), se inauguró el 25 de mayo 1960 en el distrito comercial de Coral Gable, bajo la cobertura de una firma de empleo y desarrollo de carreteras de Nueva York, respaldada por un contrato del Departamento de Defensa. El 15 de junio se abrió un centro de comunicaciones con cobertura del ejército, en la antigua Estación Aérea Naval de Richmond, la que se mantenía bajo arrendamiento por la Universidad de Miami”.

“La sección de contrainteligencia comenzó a trabajar a mediados de julio de 1960.  En el momento de la invasión por Bahía de Cochinos, esta sección tenía 39 cubanos cuidadosamente seleccionados, de muy elevado nivel escolar, entrenados como oficiales de caso para formar un Servicio de Inteligencia Cubano en el futuro; asimismo, 100 cubanos seleccionados entrenados como futuros oficiales de la contrainteligencia y funcionarios civiles del gobierno; así como 100 individuos, ya mayores y no políticos, entrenados para formar un cuerpo de inteligencia de reserva”.

Otro informe desclasificado de la CIA del 10 de octubre de 1962, afirma que, para esa fecha, existían 415 organizaciones contrarrevolucionarias operando en Cuba y en los Estados Unidos. Analistas de la JM-Wave aseguran que, en ese momento, en los Estados Unidos existían 371 organizaciones y grupos contrarrevolucionarios.

Sus fracasos permanentes alimentan el odio enfermizo que se respira en esos ambientes de Miami, dándole cobijo a terroristas y asesinos connotados que actúan contra el pueblo cubano, entre los que se destacan:

Carlos Alberto Montaner, Gaspar Jiménez, Guillermo Novo Sampoll, José Antonio Colina Pulido, Pedro Remón, Orlando Bosch, Luis Posada Carriles, Reinol Rodríguez, Santiago Álvarez-Fernández Magriñá, Ramón Saúl Sánchez, Rodolfo Frómeta, Virgilio Paz Romero, José Basulto, Feliz Rodríguez Mendiguita y muchos cubanos más que jamás han sido objeto de campañas acosadoras por su presencia en ese país.

No pueden faltar en la lista los miembros de la brigada mercenaria participantes en la invasión a Cuba, quienes asesinaron a humildes campesinos y sus hijos, y hoy son calificados en Miami como “valientes y grandes ciudadanos”.

Sin embargo, en estos días se conforma una solicitud de investigación contra la esposa del locutor de la televisión cubana Rafael Serrano, la cual se encuentra en Miami junto a su hija y nietos, posiblemente con la intención de acogerse a la Ley de Ajuste Cubano.

La señora es ahora víctima del acoso del presentador cubano Alex Otaola, quien se dedica a perseguir con saña a todos los que no son terroristas y asesinos, esos que se pasean por las calles de Miami con total impunidad, respaldados por la CIA y el FBI.

En uno de sus últimos programas en la web, Otaola le preguntó al abogado Santiago Alpízar, especialista en temas migratorios, si podría echarse hacia atrás la estadía de la esposa de Rafael Serrano en Estados Unidos e impedir que se acogiera a la mencionada Ley, pues según él, ella es la esposa “del vocero de la dictadura dedicado a desprestigiar y fusilar la reputación de los opositores cubanos”.

Sigue leyendo

La mala memoria del diario español ABC.


Por Arthur González.

El 22 de marzo 2021 el diario español ABC, publicó un artículo bajo el título: “El régimen cubano se infiltra en la extrema izquierda de España”, con el propósito de acusar a La Habana de ejecutar acciones de espionaje y subversión en la península ibérica, demostrando muy mala memoria, al disfrazarse de oveja, aunque las patas de lobo les delaten.

Según el desmemoriado periodista Alexis Rodríguez: “El castrismo utiliza a más de 50 asociaciones de cubanos residentes en España y al ICAP (Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos) para apoyar al independentismo vasco y catalán”, falacias que bien parecen salidas de una novela del británico Graham Green.

Pero el desconocimiento o tergiversación de la historia, no lo eximen de responsabilidad.

Para ser exactos en temas históricos, el ABC debe tener presente que, al cerrar la embajada yanqui en La Habana el 3 de enero de 1961, la CIA les repartió tareas a varias sedes diplomáticas en Cuba y una de ellas fue precisamente la de España, donde oficiales de inteligencia disimulados de diplomáticos, atendieron una de las redes de espías que los yanquis tenían en la Isla, hecho que le costó la expulsión del país a los implicados.

¿No sabe el periodista del ABC que la misión diplomática española brinda históricamente atención a la contrarrevolución cubana, creada y financiada por Estados Unidos? Si desea saber los pormenores pudiera entrevistar a Elizardo Sánchez Santa Cruz y Pacheco, para que le explique, o también a Tania Díaz Castro a quien diplomáticos españoles le facilitan acceso a Internet en locales de la misión, para que escriba y divulgue sus artículos contra el gobierno.

Qué decir del centro de subversión política que creó la embajada española en el llamado Centro cultural español, cerrado por las autoridades cubanas al comprobar cómo se conspiraba ideológicamente en el mismo, algo que pretendieron reestructurar años después en los llamados Jueves de la Embajada, dentro de la sede diplomática, para no hablar del espionaje que nunca dejan de ejecutar a favor de Estados Unidos.

Habría que recordarle al diario ABC, la participación de Ángel Carromero, dirigente juvenil del Partido Popular en actividades subversivas contra el gobierno cubano, al repartir dinero a elementos contrarrevolucionarios instruidos por Estados Unidos, enviado por Esperanza Aguirre y en cuyo viaje en 2012 tuvo un accidente de tránsito al conducir a exceso de velocidad, donde murieron Oswaldo Paya Sardiñas y Harold Cepero.

Para tener más detalles, el periodista Alexis Rodríguez debería leerse el libro que escribió Carromero, donde reconoce sus actos ilegales en Cuba, algo que en España le hubiese costado varios años de cárcel, más otra sanción de homicidio por imprudencia.

Se olvidaron en el ABC las provocaciones cometidas por el político español Jorge Moragas, en su frustrado viaje a La Habana en 2004, donde no le permitieron entrar a Cuba, porque sus planes eran de reunirse con varios contrarrevolucionarios, entre ellos con Payá Sardiñas.

Mala memoria para acusar a Cuba cuando la lista de hechos cometidos por España contra la Revolución es bien larga.

Sigue leyendo

Premio solo para los colaboradores de Estados Unidos.


Por Arthur González.

En los momentos más críticos de la guerra fría de Estados Unidos contra el socialismo, el presidente Ronald Reagan (1981-1989) informó en junio de 1982, el Proyecto Democracia, en su discurso ante el Parlamento del Reino Unido.

Dicho programa delineaba las acciones para subvertir el orden interno en aquellos países considerados sus enemigos y años más tarde en pleno desarrollo del proyecto, el Parlamento Europeo creaba en 1988 el llamado Premio Sajarov, para la “Libertad de Conciencia”, otorgado principalmente a los opositores al socialismo.

Andrei Sájarov, fue un científico soviético disidente aupado por los yanquis y sus aliados, de ahí el nombre del premio entregado a quienes llevan a cabo acciones contra gobiernos que no son del agrado de Washington, con la anómala excepción de Nelson Mandela y las Madres de la Plaza de Mayo.

Ningún otro luchador contra la opresión, la desigualdad social, el hambre y la miseria provocada por el capitalismo, ha sido galardonado con ese premio, como son Oscar López, portorriqueño que cumplió prisión por 35 años y de ellos más de 17 en celdas solitarias, solo por desear la independencia de su Isla; ni Milagros Salas, dirigente política e indígena argentina, líder de la Organización Barrial Túpac Amaru, agrupación conocida por su labor de construcción de miles de viviendas en la provincia de Jujuy, e integrante de la Central de los Trabajadores, detenida por sus luchas sociales; o los líderes sociales colombianos que mueren masacrados impunemente, e incluso la hondureña Berta Cáceres Flores, líder indígena lenca, ​ feminista, activista del medio ambiente y luchadora por los derechos humanos de su hondureño.

Hay que tener en cuenta como la maquinaria propagandística yanqui y la de sus aliados europeos, actúa ferozmente contra los países que luchan por su soberanía e independencia de los Estados Unidos.

Por esa razón, al conformar el Proyecto Democracia, adjunto al Consejo de Seguridad Nacional y supervisado por la CIA, se planificaron las operaciones de “diplomacia pública”, manto legal empleado para llevar a cabo las acciones subversivas contra los países socialistas y otros con gobiernos de izquierda.

En esa etapa los yanquis germinaron la Fundación Nacional para la Democracia, NED, (noviembre de 1983), como pantalla para el financiamiento público de sus operaciones encubiertas, bajo el calificativo de “Operaciones políticas”.

Para darle carácter oficial a esas acciones, en enero de 1983 Reagan firmó la Directiva de Seguridad Nacional Directiva 77 (NSDD 77), la cual estableció las direcciones de trabajo para el desarrollo de operaciones de inteligencia y el fortalecimiento de la guerra psicológica, las que a partir de ese momento forman parte de la política exterior de Estados Unidos, en las llamadas “oficinas de diplomacia pública”, ubicadas dentro de sus embajadas para enmascarar a los oficiales de la CIA y poder actuar con respaldo legal.

Sigue leyendo

¿Estará Donald Trump detrás de los asesores de Joe Biden?


Por Arthur González.

A punto de alcanzar sus primeros 100 días en la Casa Blanca, Joe Biden parece estar asesorado por el propio expresidente Donald Trump, pues la línea política asumida así lo evidencia.

Con Cuba prometió en campaña que eliminaría parte de las crueles medidas impuestas por Trump, entre ellas permitir las remesas familiares y los viajes de cubanos residentes en Estados Unidos, además retomar otras de las aprobadas bajo la presidencia de Barack Obama, en las que participó como vicepresidente, pero sus declaraciones más recientes indican que continuará con las sanciones, aunque no está del todo claro si es por decisión propia o por las presiones del grupo de mafiosos anticubanos sentados en el Congreso.

En cuanto a las relaciones con China y Rusia su retórica es la misma de Trump, debido a que tanto demócratas como republicanos temen al desarrollo económico de ambas potencias, que en alianza estratégica enfrentan las sanciones yanquis.

La hostilidad irracional solo perjudica a Estados Unidos, situación que los asesores de Biden no alcanzan a sopesar, porque el odio les ciega la razón y exponen al presidente a sostener una posición muy incómoda frente a sus aliados europeos, quienes no comparten totalmente la política de guerra económica, por las afectaciones que eso conlleva para sus ciudadanos.

Las acciones contra China en el tema de Hong Kong y Taiwán, demuestran una continuidad a la torpeza de Trump, al pretender desconocer el poderío chino y su sabiduría milenaria, entrometiendose en sus asuntos internos, situación que Estados Unidos no tolera en el caso de Puerto Rico, elemento por el que siempre se oponen a que Cuba apoye su independencia, incluso es un tema de discusión histórica en las conversaciones entre Washington y La Habana, discutido en reuniones privadas entre el propio Fidel Castro y altos funcionarios de Estados Unidos, como las sostenidas en enero de 1980 con Peter Tartoff, Robert Pastor y Wayne Smith.

¿Por qué se oponen los yanquis a la descolonización de Puerto Rico y pretenden la separación de Hong Kong del territorio de China?

¿Permitirán los yanquis que Beijing estimule protestas populares entre los boricuas y apoyen con dinero las campañas para su independencia, similares a las que sufragan en Hong Kong?   

Los asesores de Joe Biden impresionan estar reclutados por Trump, con el objetivo de ponerlo en ridículo ante el mundo, impulsandolo a una guerra fría con Moscú, como se constató recientemente en la entrevista concedida a la cadena de noticias norteamericana ABC, en su programa Good Morning America, donde el presidente Biden, sin pensar lo que decía, se dejó provocar por el del periodista George Stephanopoulos, quien de forma mal intencionada acusó directamente al presidente ruso de “haber autorizado una campaña de injerencias digitales en las elecciones, para perjudicar a Biden”.

De inmediato el mandatario respondió: “Rusia pagará las consecuencias por esa acción”, y como si el guión de preguntas fuese diseñado personalmente por Trump para impedir una distención entre las dos potencias, Stephanopoulos arremetió con otra pregunta provocativa: ¿Cree usted que Putin es un asesino?  

Biden, a pesar de una vasta experiencia política cayó en la trampa tendida y quizás por su avanzada edad no pudo analizarla y evadirla.

Su respuesta fue políticamente fatal para su imagen y la de su propia nación, al asegurar ante las cámaras de la televisión:

“Él no tiene alma, lo es”.

Pero los errores no se detienen, proyectan la impresión de que el propio Donald Trump le susurra al oído lo que debe decir públicamente.

Sigue leyendo