Habló el padre de la criatura


Por Arthur González.

Si alguien tenía alguna duda de quién está detrás del grupúsculo contrarrevolucionario de San Isidro, y de esos “abogados” que fueron el 27 de noviembre a apoyarlos ante el Ministerio de Cultura, ahora  tienen la respuesta de quien es el verdadero padre de esa criatura, Estados Unidos, que bajo el ropaje del arte, pretenden conformar una agrupación contra de la Revolución, como hicieron en décadas anteriores.

El 9 de febrero 2021, los senadores demócratas Bob Menéndez, Richard Durbin y Ben Cardin, junto al republicano Marco Rubio, presentaron ante el Senado de los Estados Unidos, una resolución bipartidista en solidaridad con los integrantes del llamado “Movimiento San Isidro”, solicitando a las autoridades cubanas iniciar un proceso de diálogo con los artistas independientes, la liberación del rapero Denis Solís, la derogación inmediata de los decretos 349 y 370 y otras leyes y regulaciones que, según ellos “violan la libertad de expresión”.

¿Pensarán esos senadores que están en la Cuba de 1902, cuando entró en vigor el execrable apéndice constitucional, conocido como Enmienda Platt, impuesta por el Congreso yanqui que les permitía hacer lo que desearan en la Isla?

Quienes jamás se han pronunciado contra las acciones terroristas diseñadas por la CIA, respaldaron el otorgamiento del estatus de refugiados políticos a connotados asesinos, como Orlando Bosch y Luis Posada Carriles, no tienen derecho a inmiscuirse en los asuntos internos de Cuba, libre y soberana de la bota imperial desde el triunfo de la Revolución popular, el 1ro de enero de 1959, la cual derrocó al ahijado predilecto de Washington, el tirano Fulgencio Batista Záldivar.

Antes de mirar hacia el sur, esos legisladores deben concentrarse en condenar a quien puso en peligros sus vidas, por estimular el ataque terrorista contra el Capitolio Nacional.

Esta resolución es parte del espectáculo mediático financiado por la CIA, a través de sus organizaciones pantallas, la USAID y la NED, denunciado por Cuba para que el pueblo conozca la verdad y quienes son los directores y productores del show y sus propósitos.

Son 62 años descubriendo y cortando cientos de planes subversivos, para aplastar el proceso revolucionario cubano que tanto odian los yanquis, al no poder impedirlo como deseaban el presidente Dwight Eisenhower y el director de la CIA, Allen Dulles, según acta de la reunión del Consejo de Seguridad Nacional del 23 de diciembre de 1958, cuando expresaron:

Sigue leyendo