¿Cuál es el propósito de la provocación ante el MINCULT?


Por Arthur González.

No es necesario ser muy avezado en política para darse cuenta que el único propósito que hay detrás de la 2da provocación ante el MINCULT, el 27 de enero 2021, es iniciar un movimiento contrarrevolucionario como el fabricado por Estados Unidos en Ucrania, Bielorrusia, Rusia o Hong Kong, algo que las agencias de inteligencia yanqui saben hacer bien, pero se equivocan porque Cuba es diferente a esas naciones.

Aprovechándose del cambio generacional en la Isla, especialistas de la CIA en subversión política, sueñan con fomentar un golpe suave, algo que la administración Obama supo aquilatar, al escuchar las recomendaciones de los analistas del Council on Foreign Relation y de la Brookings Institution, quienes exhortaron a un cambio en la estrategia a seguir con Cuba, para lograr el añorado desmoronamiento del socialismo desde adentro.

No es casual que la artista Tania Brugueras haya regresado a La Habana para ejecutar en el 2009, una provocación durante la décima Bienal de La Habana, donde en una aparente “acción plástica” presentó a la bloguera contrarrevolucionaria Yoani Sánchez Cordero, para que hablara durante un minuto todo lo que deseara, y organizara otra en la Plaza de la Revolución el 30 de diciembre del 2014, titulada El Susurro de Tatlin.

Tampoco fue fortuita la construcción en el 2016, del llamado “Instituto de Artivismo Hannah Arendt” (INSTAR), que según ella declaró a la prensa, tiene como finalidad:

“La creación de herramientas pacíficas para implementar cambios de política en la Isla y una alfabetización cívica, al comprender que mucha de la violencia existente en el mundo se genera a partir del miedo como respuesta a las cosas que no sabes que puedes manejar, que no ves de manera clara”.

Tania, financiada por las agencias de inteligencia de Estados Unidos, manipula, incita y participa en acciones políticas con jóvenes recién graduados de las escuelas de arte en Cuba, que, influenciados por las campañas enemigas, se dejan llevar por las ideas que la propia artista les traslada en el llamado Instituto, incluso arrastró en el año 2019 al destacado cineasta Fernando Pérez, para que entregara un premio en dicho engendro, y quien el 27 de noviembre 2020 fue uno de los que estuvieron junto a ella en la 1ra provocación en el MINCULT.

El argumento del inventado “dialogo” está viciado, en realidad lo que plantean son exigencias de “libertad de expresión y organizarse en nuevas agrupaciones”, para escudados en el arte atacar a la Revolución, situación evidenciada el 27 de enero 2021.

Esas acciones cuentan con el respaldo del Departamento de Estado de Estados Unidos y su embajada en la Isla, situación que estampa la marca indeleble de lo que buscan y descalifica cualquier planteamiento artístico.

La autorización de Internet en Cuba por el presidente Barack Obama, no fue imprevista y menos humanitaria, el objetivo fue expuesto por el Senador Marco Rubio, durante un evento celebrado en 2012 por la Fundación Heritage de Estados Unidos y Googles Ideas, cuando afirmó:

Sigue leyendo