El cinismo de Dita Charanzová, vicepresidenta del Parlamento Europeo.


Por Arthur González.

Conocida por sus posiciones de extrema derecha y fiel seguidora de la línea política de Donald Trump, la checa Dita Charanzová, vicepresidenta del Parlamento Europeo, no cesa de atacar a Cuba y acusarla de “violar” los derechos humanos, pero de las verdaderas y criminales violaciones de gobiernos afines a Washington, no dice una sola palabra.

Más parecida a una subordinada del Departamento de Estado yanqui que al propio Parlamento Europeo, Charanzová intenta conformar una matriz de opinión contra la Revolución cubana, en busca de que la entidad que representa rompa los acuerdos entre la Isla y la Unión Europea, con el evidente interés de retomar la fracasada Posición Común, propuesta por José María Aznar, otro peón de Estados Unidos.

¿A qué libertades básicas y derechos humanos se refiere para atacar a Cuba?

Como si le hubiese copiado el discurso a Donald Trump del 16 de junio 2017 en Miami, la susodicha declaró recientemente:

“Es hora de darnos cuenta de que nuestra estrategia actual no está funcionando en beneficio del pueblo cubano”.

Siguiendo la misma táctica yanqui de querer ahogar al pueblo cubano, prende confundir a los parlamentarios y a la opinión pública europea, de que en Cuba se “violan” los derechos humanos, todo dentro del contexto lanzado por los yanquis de defender a la contrarrevolución interna en la Isla, creada y financiada por Estados Unidos, que no tiene reconocimiento popular alguno, por su ausencia de moral, ética y su carácter mercenario.

Sus declaraciones se enmarcan en el recién encuentro bilateral entre la Unión Europea y Cuba, situación que amarga al Departamento de Estados al insistir en aislar a la Revolución y recrudecer su guerra económica, comercial y financiera, en medio de la terrible pandemia que afecta al mundo.

Para disgusto de la mafia terrorista anticubana de Miami y los políticos estadounidenses que se oponen a un mejoramiento de relaciones con La Habana por parte de la nueva administración de Joe Biden, el comunicado del encuentro bilateral presidido por el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell y el canciller cubano Bruno Rodríguez Parilla, afirma:

Sigue leyendo