La CIA, una fábrica de blogueros y periodistas independientes.


Por Arthur González.

La CIA obsesionada por destruir a la Revolución cubana, ha organizado numerosas organizaciones contrarrevolucionarias, redes de espías, grupos terroristas y en los últimos tiempos con las nuevas tecnologías de la información, hasta blogueros y periodistas para ejecutar sus planes subversivos.

Una de esas “estrellas” del periodismo “independiente” es Yoani Sánchez Cordero, sobre la cual apostaron mucho dinero para intentar agrupar a jóvenes cubanos y crear grupos opositores a la Revolución.

Yoani, nacida y criada en una casa de vecindad de la Habana Vieja, de madre lavandera y padre obrero, logró estudiar gratuitamente la carrera de filología en la Universidad habanera, gracias a la Revolución socialista. En el año 2002 viajó a Alemania en busca de trabajo y a los pocos meses regresó a Cuba. Al año siguiente volvió a ese país, donde decidió quedarse como emigrada.

En busca de un buen trabajo se trasladó a España y allí Carlos Alberto Montaner, prófugo de la justicia cubana por terrorismo y agente CIA, le propone convertirla en bloguera con un sueldo elevado, pero el requisito exigido era retornar a Cuba de forma permanente, porque el trabajo sería subvertir a la juventud de la Isla.

En el 2004 Yoani se asienta nuevamente en La Habana, preparándose para iniciar su misión como agente de una potencia enemiga de su patria, es así como en el 2007 sale a la blogosfera como editora del blog Generación Y, con un fuerte respaldo de la CIA.

Su blog tiene el copyright: “@2009GeneraciónY-all Rights Reserved”, algo que no poseen otros blogueros cubanos, por estar prohibido debido al bloqueo impuesto a Cuba por Estados Unidos.

Los servidores de su sitio “desdecuba.net” están ubicados en la empresa alemana Cronon AG Regensburg, registrada bajo el nombre de Josef Biechele y dispone de un ancho de banda, que en 2007 era 60 veces mayor que la disponible en Cuba para conectarse a la red.

Además, su sitio está registrado en la empresa yanqui Godaddy y utiliza Paypal, una herramienta online para pagos por Internet lo que también está totalmente prohibido para los cubanos a causa del bloqueo. Significativamente sus artículos son traducidos de inmediato a 16 idiomas por “voluntarios” que la ayudan en su causa.

Estos elementos no dejan la menor duda de que ella es un producto de la CIA para la subvención política y por eso la convirtieron en un fenómeno mediático estadounidense.

Sigue leyendo