Basta de engaños.


Por Arthur González.

Después de movilizar a decenas de jóvenes y no tan jóvenes, frente a las puertas del Ministerio de Cultura de Cuba, mediante el empleo de las redes sociales, elementos contrarrevolucionarios pagados con dinero del gobierno de Estados Unidos, pretenden hacerle creer a los incautos que solo reclamaban un diálogo abierto, cuando en realidad solicitaban la liberación del seudo artista Denis Solís, sancionado por desacato a la autoridad, algo que el pueblo comprobó en los videos que el sujeto subió a internet y fuesen divulgados por la TV nacional.

Otra de sus exigencias fue la liberación del provocador al servicio de la embajada yanqui en La Habana, Luis Manuel Otero Alcántara, elemento antisocial y carente de ética, quien, en un inventado performance, se desnudó en una de las calles más céntricas de la ciudad, mancilló la bandera y fabricó una huelga de hambre en el barrio de San Isidro, junto a varios de sus seguidores, todos con posiciones abiertamente contrarrevolucionarias.

Ninguno de los instigadores del plantón frente al MINCULT quería dialogar, sino exigir, entre ellos Tania Brugueras, artista radicada hace años en Estados Unidos que viaja a la Habana a provocar y crear disturbios callejeros, como pretendió ejecutar hace algunos años en la Plaza de la Revolución y más recientemente con el llamado INSTAR, fachada que buscaron para poderle pagar sus acciones subversivas.

El acta de la reunión con el vice ministro de cultura, fue publicada en Diario de Cuba, libelo creado y financiado por la USAID, bajo programas con la etiqueta “Libertad de información”, que entre 2014 y 2017 promovieron unos 39 programas con un financiamiento de 6 millones 797 mil 562 USD, más los 2 millones que aportó la NED.

Dicha acta demuestra que el objetivo de esa reunión no era un diálogo entre verdaderos artistas e intelectuales, sino exigencias contra la Revolución sin tapujos ni afeites.

Siguiendo el libreto escrito desde Estados Unidos y su propaganda anticubana, Michel Matos,integrante del grupúsculo Movimiento San Isidro, dijo entre otras cosas:

Sigue leyendo