¿Sancionará la Unión Europea a Joe Biden por fraude electoral?


Por Arthur González.

El 6 de noviembre 2020, la Unión Europea aprobó nuevas sanciones contra el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, aduciendo un supuesto “fraude electoral” en los recientes comicios, donde alcanzó el 80.23% de los votos, mientras su fabricada rival, Svetlana Tijanóvskaya, solo logró el 9.9 % de los votos populares. Esa opositora fue hecha a toda carrera con la participación de Polonia, Reino Unido, República Checa, miembros de organizaciones opositoras rusas y el respaldo de campañas mediáticas a través de la emisora subversiva Radio Europa Libre, que intentan hacerle creer al mundo la mentira del inventado fraude electoral.

El pasado 12 de octubre los ministros de Exteriores de la UE acordaron imponerle a Lukashenko más sanciones, entre ellas: prohibirle viajar a los países de la Unión, congelarle los activos que tenga en la UE y vetarle a ciudadanos y empresas europeas, poner fondos a disposición de quienes figuren en la lista de las 59 personas sancionadas, entre ellas algunos familiares del presidente, aunque hasta la fecha no existen pruebas del supuesto fraude, ni se ha presentado una demanda legal sustentada ante los tribunales.

Estados Unidos no desea que existan en esa zona países aliados a Moscú y por eso hay que aplastarlos, como repite el presidente Donald Trump con los países que tienen gobiernos de izquierda en América Latina.

El español Josep Borrell, Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior, declaró el 24 de septiembre 2020, “que la supuesta toma de posesión y nuevo mandato de Lukashenko, carecían de cualquier legitimidad democrática”.

Ante las acusaciones del actual presidente de los Estados Unidos, de que hubo fraude y robo de votos en las elecciones que dan la victoria al candidato Joe Biden, ¿tomará la Unión Europea la misma decisión de sancionarlo por fraude, como hacen con Lukashenko?

¿Se atreverá Josep Borrell, a tomar similar posición y calificar de carente de legitimidad la toma de posesión de Biden?

¿Qué posición asumirán sus aliados europeos con respecto al nuevo presidente yanqui? ¿Le prohibirán viajar a Europa?

Hace un año los europeos se sumaron al llamado de Washington de calificar de fraude el triunfo de Evo Morales en Bolivia, por tanto, ante la actual situación en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, deberían pronunciarse de igual forma, para ser consecuentes con su postura “intachable” de “defender” la transparencia electoral.

Biden alcanzó 290 votos compromisarios de los 270 que necesitaba para proclamarse vencedor, pero Donald Trump afirma que le han robado las elecciones y acusa de fraude, así que esperamos los pronunciamientos de la Unión Europea lo antes posible, porque solo con una firme posición contra el “fraude” en los Estados Unidos, los ciudadanos del mundo podrán mantener cierta credibilidad en esa poco fiable organización, que ha demostrado depender de los dictados del Departamento de Estado yanqui, como lo prueban sus sanciones a quienes no se arrastran a los pies del presidente de los Estados Unidos.

No puede aceptarse una doble moral en la posición de los europeos, son imparciales o no, pero las medias tintas solo para aquellos que andan exigiendo en paños menores.

Preciso fue José Martí al afirmar:

“Solo la moralidad de los individuos conserva el esplendor de las naciones”.