El Mossad asesina a destacado científico nuclear iraní.


Por Arthur González.

Con total impunidad, el servicio de inteligencia de Israel asesinó el 27 de noviembre 2020 al prominente científico nuclear iraní Mohsen Fajrizadeh, en un ataque terrorista cuando transitaba por una carretera de la localidad de Absard, en la provincia de Teherán.

No es la primera vez que el Mossad asesina a un científico nuclear, ante el temor de que puedan avanzar las investigaciones y alcanzar un arma nuclear, sin que Estados Unidos los sancione por tales actos ni orqueste campañas mediáticas en su contra, como hacen con países que poseen gobernantes que no son de su agrado, en demostración de su falta de moral.

Desde hace años, los yanquis presionan a la ONU para condenar a la República de Irán por su programa nuclear con fines pacíficos y por eso el nombre de Fajrizadeh consta en algunas de las resoluciones sancionatorias de la ONU, debido a su trabajo en el inventado “desarrollo de armas atómicas” de su país, algo que especialistas occidentales han comprobado su falsedad.

A finales de la década de los 80 del siglo XX, fue asesinado en la capital de Francia, el eminente científico de origen egipcio, Yahia El Meshad, quien trabajaba en el proyecto de la construcción de un reactor nuclear que París preparaba para vender a Irak, algo que Israel no aceptaba y por tanto organizó una compleja operación para destruir el reactor en suelo francés.

Meshad viajó a París para inspeccionar el proyecto, donde un katsa, (oficial de los servicios especiales) llamado Yehuda Gil, intentó reclutarlo, negándose el científico. Una noche después, miembros de El Mossad lo degollaron mientras dormía en su habitación del hotel.

Sigue leyendo

No hay dudas, San Isidro es otro engendro de los yanquis.


Por Arthur González.

Quienes por desconocimiento se creen que el Movimiento San Isidro en La Habana Vieja es real, la vida se encarga de poner la verdad a la vista de todos. El régimen dictatorial de Donald Trump es el padre de la criatura.

La prueba está en las declaraciones del ex director de la CIA actualmente secretario de Estado de ese régimen y la presencia del encargado de negocios yanqui en la Isla, Timothy Zúñiga-Brown, quien violando las normas diplomáticas internacionales, hizo un esfuerzo por llegar a la casa de los contrarrevolucionarios, algo que Estados Unidos no permitiría a un diplomático cubano ni de otro país, que quisiera apoyar a los ciudadanos de raza negra que son brutalmente reprimidos por las fuerzas policiacas.

Parece que los actuales jefes y oficiales de la CIA, se olvidaron del fracaso que sufrieron cuando en 1990 organizaron la penetración por la fuerza, de elementos de baja catadura moral en varias sedes diplomáticas en La Habana, con el sueño de derrocar a la Revolución cubana.

Fueron días de amplia campaña internacional pagada por la CIA, para que el mundo se creyera que aquellos cubanos querían derrocar el gobierno revolucionario. Las noticias internacionales divulgaban el tema todos los días, porque la penetración violenta se producía en la residencia del embajador de Checoslovaquia, la embajada de España, Alemania, Bélgica, Suiza, Italia, Inglaterra y otras más.

Quienes pensaron que eran opositores al gobierno, pronto se percataron que no tenían ideología y solo eran delincuentes que arrasaban con cuanto veían. Al final todos fueron entregados a la policía cubana y comprendieron que era una operación CIA, en su desespero por destruir el socialismo en la Isla.

En los inicios de la década del 2000, los yanquis organizaron varios planes con sus “disidentes”, previa instrucción recibida en su sede diplomática en Cuba, entre ellos varios supuestos “ayunos” y huelgas de hambre, que fueron igualmente muy publicitadas por la prensa extranjera.

Entre aquellos “ayunos famosos” están los realizados por Martha Beatriz Roque, Rene Gómez Manzano, Félix Bonne, Nelson Aguilar, Elsa Morejón, Orlando Zapata y algunos más, que recibieron abastecimientos alimenticios de los diplomáticos yanquis, como sopas, leche, paquetes de pavo en salsa de espárragos y cosas similares. Todo terminó en fracaso que la propia prensa internacional comprobó.

Sigue leyendo

La CIA insiste en promover en Cuba una Revolución de Colores.


Por Arthur González.

Desde 1959 la CIA trabaja por derrocar a la Revolución cubana, muchos han sido sus programas y operaciones encubiertas para lograrlo, pero todas fracasaron, incluso sus planes de asesinato y los actos terroristas.

Ahora pretenden aprovechar las nuevas tecnologías de las infocomunicaciones para influir en los jóvenes y que estos se lancen a protestar contra las penurias, como si no supieran que las leyes yanquis para incrementar la guerra económica y financiera, son las responsables.

En 1996 la RAND Corporation, del Instituto de Investigaciones para la Defensa Nacional de Estados Unidos, preparó un estudio para el Departamento de Defensa, titulado “Las telecomunicaciones cubanas, las redes de computación y sus implicaciones en la política de Estados Unidos”, para “ayudar a la apertura en Cuba y forzar el surgimiento de una sociedad civil independiente”. 

Entre sus objetivos estaban: “alentar el enlace de Cuba a Internet, utilizarla para transmitir noticias y análisis balanceados, promover el uso en universidades y otros destinatarios”.

Eso es lo que hoy ejecutan para fabricar “opositores” y desvirtuar la realidad cubana entre la población, principalmente en los jóvenes.

Acto seguido el presidente William Clinton, ordenó a la USAID iniciar un programa hacia Cuba, al que denominaron “Proyecto Cuba”.

En marzo del 2005 Roger Noriega, Subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, afirmó en una audiencia congresional: “Estados Unidos flexibilizó los requisitos de las licencias para que, por primera vez, puedan ser entregadas computadoras personales de alta velocidad, a grupos de la sociedad civil en Cuba”.

Seguidamente la USAID repartió cerca de 35 millones dólares para proyectos subversivos contra Cuba, muchos de ellos vinculados al tema de la informática y las comunicaciones.

En mayo 2008, la USAID discutió la necesidad de distribuir 45,7 millones de dólares, asignados por el Presidente George W. Bush para la subversión contra Cuba y la necesidad de introducir en la Isla celulares, equipos modernos de comunicación, computación y software.

Con eso iniciaron una carrera desenfrenada para atraer a la juventud cubana y promover a través de Internet, desórdenes sociales al estilo de las llamadas “Revoluciones de Colores”.

En 2012 la Fundación Heritage y Google Ideas efectuaron un evento, donde recomendaron al gobierno norteamericano la creación de una red Wifi remota, para posibilitar el acceso a Internet de los cubanos. El Senador Marco Rubio, participante en el mismo, aseguró: “El sistema totalitario cubano podría derrumbarse, si todos los cubanos tuvieran libre acceso a Internet, pues Cuba seguiría la misma suerte de aquellos países que pasaron la Primavera Árabe”.

Sigue leyendo

La CIA mueve a sus peones contra Cuba.


Por Arthur González.

Como si el mundo estuviera inundado de gente que no piensa, Estados Unidos con la CIA, vuelve a intentar organizar provocaciones internas en Cuba, ahora con personas de baja catadura moral y sin ética alguna, con la fabricación del llamado Movimiento San Isidro.

Quienes observan las imágenes de los integrantes de ese grupúsculo, pueden sacar sur propias conclusiones, pues una imagen vale más que mil palabras.

Difundidos hasta la saciedad en las redes sociales, declaraciones de funcionarios del Departamento de Estados y de su embajada en La Habana, el cabecilla de dicho grupúsculo contrarrevolucionario Luis Manuel Otero Alcántara, se auto califica de “artista”, vieja táctica empleada con aquel que se denominaba “El Sexto”, al que le dieron el título de grafitero, sin saber ni que era un pincel, pero por su adicción al alcohol y las drogas, hacia lo que le ordenaran.

Mike Pompeo, ex director de la CIA y actual secretario de Estado, confesó que en sus escuelas se enseña a mentir y de eso Cuba tiene infinitas pruebas, entre ellas el caso de Armando Valladares, preso por terrorismo, a quien de la noche a la mañana convirtieron en poeta y “paralítico”, apoyado con una amplia cobertura de prensa durante años. Al final todo se descubrió, la invalidez era una mentira garrafal.

Al no contar con opositores ni disidentes reales, los yanquis tienen que acudir a quienes por algunos dólares estén dispuestos a ejecutar sus instrucciones y ese es el actual caso del Movimiento de San Isidro, con miembros que solo inspiran rechazo de los cubanos por sus actos, el irrespeto a los símbolos patrios y sus demostraciones públicas que evidencia su ausencia de educación y moral.

Alguien se ha preguntado de qué dinero vive Luis Manuel Otero y sus amigos. Es fácil responder, del que reciben de los yanquis, de ahí el apoyo oficial del Departamento de Estado.

Sigue leyendo

Toda la verdad en San Isidro


¿Qué sucede en el Movimiento San Isidro en La Habana

Existe una huelga de hambre. Hasta el momento se han sumado 13 personas en una casa ubicada en La Habana Vieja. Muchos de ellos son personas en condiciones socioeconómicas desfavorables, no trabajan o poseen antescedentes delictivos. 

¿Por qué es la huelga de hambre

Ellos reclaman la liberación de Denis Solís, quien está asociado a grupos terroristas en los Estados Unidos y actualmente se encuentra sancionado por el delito de Desacato por enfrentarse a la policía cubana en días pasados.  

¿Quiénes son estos terroristas y qué han hecho

Willy González, Kiki Naranjo y Jorgue Luis Fernández Figueras han estado dando indicaciones al Movimiento San Isidro desde los Estados Unidos. Los tres se encuentran circulados y pendientes a jucio ante los tribunales de Cuba por delitos anteriormente cometidos en la isla. 

Lanzar cocteles molotov e incendiar establecimientos públicos sin importar a quien puedan dañar. 

¿Si están en huelga de hambre por qué se ve la entrada de sumistros a la vivienda

La idea que ellos tienen es entretener a sus contratistas generando dinámicas sociales de desobediencia civil e ingobernabilidad, como reflejan los manuales de la CIA en la llamada “lucha no violenta”. Dicen que están en huelga de hambre pero en sus directas en Internet se ve la entrada de agua, alimentos sin procesar como arroz, azucar, frijoles, chícharos, café y maní en grano, así como cerveza y otros insumos. 

¿No los dejan salir

Claro que los dejan salir. Ellos puede irse a donde quieran. Pero prefieren atrincherarse para llamar la atención.

Estas actividades realizadas por sujetos que desesperadamente intentan mostrar una imagen pacifista, es el preámbulo de aquellas imágenes que vivimos durante las llamadas guarimbas en Venezuela, donde jóvenes delincuentes, fueron financiados para realizar acciones vandálicas, incendiarias, incluso llegaron a linchar a revolucionarios de ese país que fueron quemados vivos en plena calle con el fin de amedrentar a la población y generar un caos total.