¿Habrá perdido Estados Unidos la memoria?


+

Por Arthur González.

Al leer las declaraciones de algunos funcionarios yanquis, entre ellos las de Mara Tekach, encargada de negocios de su embajada en La Habana, referidas al contrarrevolucionario Ariel Ruiz Urquiola, enviado a Europa con financiamiento del gobierno de Estados Unidos para hablar en la sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, y continuar la campaña fabricada por el Departamento de Estado contra las misiones médicas cubanas, cabe preguntarse: ¿Habrán perdido la memoria?

Ante la falta de una verdadera oposición a la Revolución cubana, y después de 60 años de fracasos y malgastar cientos de miles de millones de dólares en esos fabricados “disidentes”, pretenden agarrarse de uno de los más recientes contrarrevolucionarios, para difamar a Cuba.

Todo fue preparado con antelación y orientado a conformar un show mediático, incluida una fingida huelga de hambre, con el fin de llamar la atención y presionar a la Comisión de Derechos Humanos en Bruselas.

Fue así como lograron que una ONG le permitiera acreditarse para intervenir en dicha sesión, hecho denunciado por Cuba al comprobarse que no pertenece a la misma, viejo recurso empleado cada vez que pretenden acusar a la Revolución.

Pero lo más interesante es que Estados Unidos se olvida lo que afirman sus documentos oficiales, referente a la mala opinión que tienen de los “opositores cubanos”, aunque en público los aúpan y enaltecen, mientras secretamente dicen lo contrario.   

Un cable confidencial enviado al Departamento de Estado y a la CIA, desde la misión diplomática en La Habana, explica:

Cuando el gobierno de Cuba parece haber consolidado una posición de indiscutible autoridad a lo interno, vale la pena preguntarse qué hace la oposición política cubana y qué papel puede desempeñar en el futuro… No es probable que el movimiento disidente pueda reemplazar al gobierno cubano… Es preciso que busquemos en otra parte, incluso dentro del propio gobierno, para identificar a los más probables sucesores del régimen de Castro… Pese a sus afirmaciones de que representan a “miles de cubanos”, nosotros vemos muy pocas evidencias de ese apoyo”.

El Departamento de Estado debería publicar esos criterios para que el mundo conociera la realidad de esos fabricados “disidentes”, como también pudiera hacer la CIA, quien es sus Estimados de Inteligencia sobre Cuba, presenta opiniones coincidentes sobre esos parásitos, que viven del dinero asignado por Washington.

Uno de esos documentos muy secretos de la Agencia Central de Inteligencia, desclasificado en 2001, expone:

Sigue leyendo