Escritor chileno desprecia la inteligencia de valiosos intelectuales mundiales


Por Arthur González.

El escritor chileno Jorge Edwards, acaba de afirmar ante periodistas de la agencia de noticias francesa AFP, que “Fidel Castro fue nefasto para América Latina”, olvidándose de la ayuda desinteresada que Cuba ofrece a millones de latinoamericanos en salud, educación, cultura, deporte y ciencia, algo que jamás ningún otro gobierno ha realizado.

Se pedwards_jorgeuede estar de acuerdo o no con el sistema socialista, pero carecer de objetividad para hacerle gracias a Estados Unidos, deja mucho que desear para personas que, supuestamente, tienen coeficientes altos de inteligencia.

En su diatriba para intentar empañar la imagen de Fidel, Edwards acusa a prestigiosos intelectuales mundiales, con obras mucho más relevantes que la de él, entre ellos el francés Jean-Paul Sartre, el argentino Julio Cortázar, al que calificó como “un ingenuo total” y al Premio Nobel colombiano, Gabriel García Márquez, a quien tilda de “un mundano e hipócrita”, por ser uno de los amigos más fieles de Fidel Castro.

Con esa presentación del chileno Edwards resta poco por decir, pues las personas con inteligencia en este mundo pueden sacar sus propias conclusiones.

Si alguien no se equivoca jamás es precisamente el pueblo, porque sabe aquilatar lo bueno y lo malo; por eso cuando Fidel Castro visitaba cualquier país del continente, incluidos los propios Estados Unidos, miles de personas lo querían ver y escuchar.

No por gusto la CIA intentó asesinarlo, al comprobar sus planes de alfabetizar a los millones de cubanos que el sistema capitalista les impidió asistir a las escuelas para aprender a leer y a escribir.

El primer documento de la CIA, hoy desclasificado, en el cual se habla de eliminar físicamente al líder cubano está fechado el 11 de diciembre de 1959, lo que dice del temor que sintieron al constatar que el gobierno revolucionario cubano era diferente a los que le precedieron, que siempre fueron marionetas al servicio de los dictados de la Casa Blanca.

Los yanquis sabían que Fidel tenía ideas diferentes desde que conocieron el alegato de su defensa, en el juicio al que fue sometido por asaltar el cuartel Moncada en Santiago de Cuba en 1953. Allí el joven Fidel enunció su programa político para una nueva Cuba, pero nunca pensaron que podría derrocar al dictador Fulgencio Batista, apadrinado por el pentágono, la CIA, el FBI y la propia Casa Blanca.

Quizás Edwards haya olvidado que la pequeña Cuba, agredida desde 1959 por una guerra económica diseñada por la CIA, para: “inducir al régimen comunista a fracasar en su esfuerzo por satisfacer las necesidades del país, junto a operaciones psicológicas que acrecentarán el resentimiento de la población contra el régimen…”, ofrece su apoyo en salud pública a 25 países de América Latina, con brigadas médicas capacitadas para salvar vidas humanas, lo que no puede calificarse como nefasto.

Cuba desarrolló junto a Venezuela la conocida Operación Milagro, para devolverle la vista a más de dos millones 600 mil latinoamericanos de bajos recursos y se abrieron mediante esa humanitaria labor, Centros Oftalmológicos en 14 países miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe, CELAC.

En los últimos trece años brigadas médicas cubanas atendieron más de 103 millones de personas y de ellos más de 25 millones fueron niños.

Nefasto es precisamente el estado de salud en que se encuentran muchos países de la región, en los que sus servicios públicos carecen de la atención que la población de bajos recursos requiere para curarse de enfermedades, y dada la ausencia de médicos y  hospitales en zonas rurales, ven morir a sus seres más queridos sin poder hacer nada.

¿Acaso no recuerda el reaccionario escritor las brigadas médicas cubanas que fueron a socorrer a las víctimas de Chile, producto del terrible terremoto?

Por ese motivo el propio Fidel Castro organizó la Escuela Latinoamericana de fidel-castroMedicina en La Habana, para formar de forma gratuita a miles de jóvenes del continente como médicos y estomatólogos, incluidos estadounidenses de escasos ingresos.

A eso se le suman las 10 Facultades Medicas que Cuba abrió en igual número de países en África y América Latina, unido a los 2 mil 175 profesores de Ciencias Médicas cubanos que trabajan en 19 países del mundo.

Hay que ser muy desagradecido para no reconocer que lo más apreciado por el ser humano es la vida y eso es precisamente lo que Cuba ofrece a cambio de nada.

En cuanto a cultura, el escritor chileno debe tener presente que una de las primeras instituciones creadas por la Revolución en 1959, fue Casa de la Américas, para divulgar y promover obras de valiosos intelectuales latinoamericanos que los monopolitos de las grandes casas editoriales no le publicaban.

Eso es lo que los yanquis y sus lacayos no pueden soportar de Fidel, su obra, ejemplo, ética y altruismo para ayudar a los desposeídos del mundo, algo reconocido por la ONU, la Unesco, Unicef, FAO y el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas.

Triste papel el de este chileno, quien junto al cambia casaca de Mario Vargas Llosa y al terrorista Carlos Alberto Montaner, prófugo de la justicia cubana por colocar bombas en centros comerciales habaneros, intentan mancillar la imagen del uno de los líderes mundiales más prestigiosos del siglo XX y de los primeros años del XXI.

Millones de personas no pueden estar equivocadas y por eso ante su fallecimiento lloran su pérdida y la prueba de que su obra es imperecedera la brindaron los Jefes de Estados y de Gobiernos que viajaron a la Isla para despedirlo, algo que personas como Jorge Edwards, no pueden ocultar, aunque se les inflame el hígado, porque como expresara José Martí:

“…nos honramos a nosotros mismos honrando a un valiente”.

Anuncios

Un pensamiento en “Escritor chileno desprecia la inteligencia de valiosos intelectuales mundiales

  1. Estamos ante otra prostituta literaria que para vender sus mediocres escritos en el mercado gringo,no duda en agradar al Imperio,con insultos a Fidel,a su obra,y a su calidad humana,al mismo tiempo que denigra a escritores de mucho mas nivel que el suyo,que dicho sea de paso no le llega ni a los talones a Gabo,Cortazar,ni a Jean Paul Sartre,ect..Este sujeto,ademas de faltar el respeto y mentir en sus calculadas declaraciones,es un pedante engreído que
    no ha aportado nada intelectualmente importante a la Literatura de habla Hispana..
    Aquí en España,llevamos toda la semana oyendo y leyendo a periodistas que dan nauseas por sus declaraciones en contra de la Revolucion Cubana,y del legado del Comandante…todos a las ordenes de la “Voz de su Amo”…el Imperialismo…Muy claro y contundente como siempre Arthur Gonzalez en su denuncia…Mas que nunca,Fidel somos todos…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s