Los cubanos fusilados en 1959 eran asesinos y torturadores, no inocentes


Por Arthur González

Publicaciones anticubanas financiadas por Estados Unidos para sus campañas difamatorias contra la Revolución cubana, informan como gran noticia que el escritor y artista plástico Juan Abreu, nacido en La Habana 1952 y residente en Miami, expondrá el siete de febrero del 2017 en la sede del Parlamento Europeo, una serie de sus pinturas titulada 1959, sobre retratos de los fusilamientos llevados a cabo en Cuba a los asesinos y torturadores al servicio del dictador Fulgencio Batistas Zaldívar.

Es conocido que la CIA llevó a cabo una conjura para hacerle creer al mundo que la Revolución triunfante ejecutaba a personas inocentes, con el fin de trastocar la verdad para buscar el rechazo de América latina y justificar de esa forma los planes que meses más tarde iniciaron para condenar a Cuba, expulsarla de la Organización de Estados Americanos e invadirla mediante una brigada mercenaria organizada, entrenada y financiada por el Gobierno estadounidense, que pretendía devolver el poder a los testaferros del dictador.

En julio del año 1959, Fidel Castro explicaba ante cientos de periodistas, las mentiras fabricadas desde Washington para desprestigiar el proceso revolucionario e intentar detener la aplicación de la justicia sobre los asesinos a sueldo del régimen batistiano, apoyado por Estados Unidos a pesar de conocer su carácter sanguinario.jueces-jpg

Esos que encontraron refugio en Miami a pesar de los delitos comunes cometidos durante los 7 años que duró el régimen dictatorial, formaron parte de los alabarderos que apoyaron las cruzadas anticubanas, haciéndose pasar por víctimas de la Revolución cuando su hoja de servicio está cuajada de sangre.

Entre los asesinos que fueron amparados por Estados Unidos y recibieron el tratamiento de “refugiados”, a pesar de la solicitud de extradición por los tribunales cubanos, se encontraban: Esteban Ventura, Mariano Faget, Rolando Masferrer, Julio Laurent y decenas de esbirros más, que entraron ilegalmente a Miami.

Los que no pudieron escapar fueron juzgados públicamente en Cuba y no eran los santos inocentes, como ahora quiere pintar Juan Abreu para trastocar la verdadera historia.

Entre esos juzgados que recibieron la pena capital estaba Jesús Sosa Blanco, acusado de cometer 108 asesinados a las órdenes de Batista, y decenas de testigos declararon sus atrocidades, ante miles de asistentes a los juicios públicos.

En publicaciones cubanas de la época, constan fotos de los periodistas extranjeros presentes en cada juicio, entre los que se encontraban Jules Dubois, presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa, John T. O´Bourke, editor del Washington Daily New, y los diputados chilenos Alfredo Lorca y José Musalem.

Como testigos, declararon víctimas de torturas, familiares de asesinados y personas que presenciaron hechos repugnantes como el sacerdote católico del Central Macareño, quien relató los horrores cometidos por el Coronel del ejército Suárez Suquet.

Entre los fusilados en Santiago de Cuba se encontraban el teniente Enrique Despaigne, el sargento René Casso Pérez y el soldado Elodio Abreu Pedroso, donde se demostró fehacientemente su participación en 50 asesinatos.

Para que no queden dudas de la limpieza de aquellos juicios, basta leer lo que Lyman B. Kirkpatirck Jr., inspector principal de la CIA, escribió en 1968 en su libro The Real CIA, pp.168-169:

“Los testigos llevaban fotografías para probar los hechos, las que habían sido tomadas por un médico a una mujer a la que atendió. Era una maestra que fue arrestada con uno de sus alumnos, sobre el que existían sospechas de que conspiraba contra el gobierno de Batista.

Ella fue severamente golpeada, hasta dejarla inconsciente, fue liberada porque, por fortuna, su hermana tenía amigos de alto nivel en el gobierno, capaces de abrir las puertas de la prisión. El médico que la trató dijo que nunca había visto un cuerpo humano más maltratado […] Las horribles lesiones en la mujer eran convincentes, al igual que los reportes de casos y más casos de hijos de prominentes familias […] que había sido arrestados y asesinados”.

Kirkpatirck estuvo varias veces en La Habana antes de 1959 y sabía perfectamente la situación que existía en Cuba bajo la sangrienta tiranía que la misma CIA entrenaba. Basta recordar que, en mayo de 1955, el director Allen Dulles, estuvo presente en la constitución del Buró para la Represión de Actividades Comunistas, BRAC, tenebrosa organización que persiguió, torturó y asesinó a toda persona, comunista o no, de la que ellos sospechaban apoyaba al movimiento encabezado por Fidel Castro.

Desde el golpe militar encabezado por Batista, Cuba vivió un septenio negro y ensangrentado, no gris, del que muchos ahora no quieren recordar, ni hablar.

Triste el papel de algunos artistas que pretenden santificar a asesinos a sueldo asesorados por Estados Unidos, sobre los que recae la muerte y mutilación de 20 mil cubanos.

Ahí están los casos de las hermanas Cristina y Lourdes Giralt, acribilladas a balazos injustamente, los de Lydia, Clodomira y del capitán Jorge Agostini, lanzados al mar dentro de tanques de cemento por Julio Laurent, oficial del Servicio de Inteligencia Naval, y el de los hermanos adolecentes Luis y Sergio Saiz Montes de Oca, asesinados por los agentes de la policía Margarito Díaz, el Coronel Evelio Miranda y el capitán Oscar Pedraja, todos prófugos de la justicia cubana.

La maniobra sucia es vieja y así consta en un memorando desclasificado de Arthur Schlesinger Jr., Asistente especial del presidente J. F. Kennedy, del 8 de mayo de 1961, dirigido al Subcomité de Acción Política de la fuerza de tarea cubana, (ubicado en la Biblioteca JFK, Cuba 1961, caja 31 y en el Foreign Relation US, volumen X, Cuba 191-1962, pp. 490-492), el cual expresa en su primer párrafo:

“Nuestra misión es redefinir el conflicto con Cuba de modo, que haga cambiar la opinión pública no solo en este hemisferio, sino también en Europa, Arica y Asia. […] Debemos tratar de hacerles llegar las historias del terrorismo de Castro a los periódicos y columnistas liberales, en vez de al New York Journal American.  […]

El 19.05.1961 en el programa de Acción Encubierta de la CIA dirigido a debilitar al régimen de Castro, publicado en Foreign Relation US, volumen X pp. 554-560, se plantea:

“Operaciones dirigidas a la destrucción de la imagen popular de Castro: En el campo de la guerra psicológica se planificarán y ejecutarán operaciones con el objetivo de destruir la imagen de Castro…sustituyéndola por la de un cruel dictador…Esto requerirá de la expansión de la prensa encubierta existente, la radio y otros medios masivos…y el fortalecimiento de los mecanismos de propaganda…”

Lo que se observa en estos días tiene semejanza a lo previsto en esos primeros planes de Estados Unidos, y por supuesto, hay quienes se suman a esas campañas contando historia que nunca vivieron, por ingenuidad o por fines turbios.

La historia no se puede cambiar tan fácilmente y menos cuando cada día en la CIA se desclasifican más documentos, donde la verdad de sus acciones contra la Revolución queda al descubierto, pues como dijera José Martí:

“Las verdades reales son los hechos”

4 pensamientos en “Los cubanos fusilados en 1959 eran asesinos y torturadores, no inocentes

  1. Pingback: Los cubanos fusilados en 1959 eran asesinos y torturadores, no inocentes – Puntos de Vista

  2. Pingback: Los cubanos fusilados en 1959 eran asesinos y torturadores, no inocentes | Cayo Hueso

  3. Pingback: Los fusilados en #Cuba en 1959 eran asesinos y torturadores, no inocentes. #CubaEsNuestra | Cuba por Siempre

  4. Pingback: LOS CUBANOS FUSILADOS EN 1959 ERAN ASESINOS Y TORTURADORES, NO INOCENTES por Arthur González – Cultura y resistencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s