El 11 de septiembre fue el pretexto de EE.UU. para ejecutar invasiones


Por Arthur González.

Fatídico día el 11 de septiembre, tal parece estar marcado como un día de muertes.

En Chile ese día de 1973 moría el presidente Salvador Allende, en medio de un golpe militar diseñado, financiado y respaldado por la CIA y la Casa Blanca, algo vergonzoso para los que se proclaman campeones de los derechos humanos y de la democracia.

En el centro de New York el 11.09.2001, el mundo observaba estupefacto como se destruía una poderosa mole de hormigón y acero, sin que se pudiera hacer algo por detener su caída, hecho incomprensible y muy sospechosos para ingenieros y arquitectos que conocían de la calidad de su construcción.torres-gemelas

Lo sorprendente del caso fueron las imágenes cinematográficas del primer impacto, calidad que las cámaras de seguridad instaladas en la ciudad no poseen, lo que hace versionar que se esperaba el hecho con fotógrafos profesionales que las divulgarían para darle mayor dramatismo al suceso, él que posteriormente sirvió de pretexto para invadir a Afganistán.

A partir de ese hecho el mundo no ha vuelto a ser el mismo y los actos terroristas afectan hoy a cualquier ciudad de Europa, Asia o el Medio Oriente.

Estados Unidos, con su política de guerras de rapiñas para apoderarse de los recursos naturales y eliminar físicamente a líderes que no eran de su agrado, cambió la paz mundial por la guerra y la inestabilidad de millones de personas que hasta ese entonces vivían en armonía y relativa prosperidad.

La guerra contra Irak demostró hasta donde son capaces de llegar por obtener recursos naturales. La mentira tejida contra Sadam Husein de poseer armas químicas, sirvió para invadir un país que había alcanzado un buen desarrollo económico, cultural y social.

Contra él se diseñaron campañas para hacerle creer al mundo que era un criminal desmedido. Sin embargo, los que le criticaron fueron peores, al aniquilar poblados enteros en una guerra de rapiña que posteriormente se comprobó fue ejecutada sobre mentiras expresadas por altos funcionarios de Estados Unidos.

Le siguieron Libia y Siria, algo que desestabilizó toda la región, donde han muertos centenares de miles de civiles inocentes, se perdieron monumentos patrimoniales y el terrorismo se adueñó del mundo que, como bola de nieve en caída libre, resultará muy difícil de detener.

A pesar de tantas muertes y daños causados por Estados Unidos, aún tienen la desvergüenza de juzgar a los demás y confeccionar listas de supuestos violadores de los derechos humanos, siendo ellos los principales responsables de lo que sucede hoy a nivel mundial.

Cuba es un ejemplo vivo de lo que son capaces los políticos estadounidenses, con tal de derrocar su sistema socialista.

Planes de terrorismo de estado, de asesinato a sus principales líderes, introducción de plagas y enfermedades contra las personas, la flora y la fauna, más acciones contra su desarrollo económico con la imposición desde hace casi 60 años de la más larga y cruel guerra económica, son pruebas de la naturaleza de los Estados Unidos.

Recordando el 11 de septiembre vale la pena releer un plan propuesto el 13 de marzo de 1962 por el Jefe de la Junta de Jefes del Estado Mayor del ejército de los Estados Unidos, el General L.L. Lemnitzer, quien remitió un memorando al Secretario de Defensa, clasificado “Top Secret, Special Handling, Noforn”, para ser trasladado al Jefe de Operaciones del Proyecto Cuba, en el cual se proponían un conjunto de acciones con el fin de justificar una intervención militar de los Estados Unidos en Cuba.

Dichas acciones son las siguientes: 01

1.- Realizar una serie de movimientos militares justificando que correspondan a ejercicios que por su índole, magnitud y cercanía a las costas cubanas pudieran provocar una reacción por parte de Cuba. Se utilizará la provocación más la realización de acciones para tratar de convencer a los cubanos de que la invasión es inminente, con el fin de provocar una respuesta de Cuba en el plano militar, que, de realizarse, nos permitiría cambiar del ejercicio militar a la invasión.

2.- Organizar una serie de incidentes relacionados con la Base Naval en Guantánamo de forma tal que de la apariencia de haber sido realizados por fuerzas cubanas. Estos podrían ser:

a. Utilizar una estación de radio clandestina para divulgar rumores de un ataque a la Base.
b. Uniformar cubanos amigos de los Estados Unidos para que brinquen la cerca simulando un ataque.
c. Capturar dentro de la Base un grupo de saboteadores cubanos, utilizando para esto cubanos amigos.
d. Pedir a cubanos amigos que provoquen disturbios en la entrada principal de la Base.
e. Volar algún depósito de municiones dentro de la Base. Provocar incendios.
f. Incendiar un avión en el aeropuerto de la Base como si fuera un sabotaje.
g. Disparar algunas granadas de mortero desde el territorio cubano hacia la Base para dañar algunas instalaciones de esta.
h. Capturar grupos comando tratando de entrar en la Base por el mar, utilizando para esto a cubanos amigos.
i. Capturar un grupo de milicianos que se introdujeron en la base.
j. Sabotear un barco norteamericano en el puerto, provocar un incendio de grandes proporciones.
k. Hundir un barco cerca de la entrada del puerto. Realizar el funeral de las supuestas víctimas.

3.- Organizar una operación similar a la del acorazado Maine. (suceso acontecido en 1898 y que sirvió de justificación para introducirse en la guerra hispano-cubana) Para esto pudiera volarse un barco norteamericano en la Bahía de Guantánamo y acusar a Cuba de la acción.

También pudiera volarse un barco en aguas cubanas, quizás cerca de la Habana o Santiago, planteando que fue hundido por la marina y fuerza aérea cubanas. Los Estados Unidos podrían iniciar el rescate de las víctimas y posteriormente dar un listado de los muertos para provocar la indignación y mostrar la irresponsabilidad y peligrosidad de Cuba.

4.- Sería adecuado iniciar una campaña terrorista en Miami, otras ciudades de la Florida y hasta en Washington, como si fuera desarrollada por el gobierno de Cuba. La campaña terrorista debe ir dirigida hacia los exilados que viajan a los Estados Unidos.

– Pudiéramos hundir un barco cargado de cubanos en su ruta a la Florida (pudiera ser un hundimiento real o simulado).
– Pudiéramos promover atentados contra la vida de algunos de estos refugiados en las Estados Unidos, llegando inclusive a herirlos para lograr una mayor publicidad.
-Algunas bombas de explosivo plástico pudieran hacerse explotar en lugares cuidadosamente seleccionados, unido esto a la detención de algún agente cubano y la ocupación de documentos donde se implique a Cuba en estas acciones terroristas sería muy útil para proyectar la imagen de un gobierno irresponsable.

5.-Simular un tipo de injerencia en los asuntos internos de otra nación caribeña “procedente y apoyada por Cuba”, Conocemos que Castro está apoyando actividades clandestinas subversivas contra Haití, República Dominicana, Guatemala y Nicaragua, esos esfuerzos pudieran magnificarse y adicionarles otros para crear la imagen de irresponsabilidad y peligro deseada.

Conocemos que la Fuerza Aérea Dominicana es extremadamente sensible en cuanto a las intrusiones en el espacio aéreo dominicano, por lo que si algunos aviones “cubanos” del tipo B-26 se dedicaran en vuelos nocturnos a incendiar campos de caña y se encontraran algunas bombas incendiarias fabricadas en países del bloque soviético sería suficiente para crear la imagen. Además, pudieran enviarse algunos mensajes “cubanos” a los comunistas dominicanos e inclusive envíos “cubanos” de armas que se interceptarían antes de llegar a las manos de los insurgentes, todo lo cual ayudaría a crear la situación deseada.

6.- La utilización de aviones del tipo MIG piloteados por personal norteamericano, en actividades de acoso a otras aeronaves, ataque a naves de superficie o el derribo de aviones de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos pudieran ser acciones útiles. Un aparato F-86 debidamente modificado y pintado pudiera tomarse como un MIG cubano por los pasajeros de un avión comercial, sobre todo si el piloto lo anuncia como tal.

7.- Intentos de secuestro de naves aéreas y de superficie se divulgarían como acciones apoyadas por el gobierno de Cuba. Paralelamente se alentaría la deserción del personal de naves cubanas aéreas y de superficie.

8.- Es posible organizar una acción para crear un incidente mediante el cual pudiéramos demostrar convincentemente que aviones “cubanos” derribaron un aparato civil en un vuelo chárter procedente de los Estados Unidos con destino a un país del caribe, el país se seleccionaría de forma tal que el plan de vuelo tuviera que incluir el atravesar Cuba, los pasajeros serían un grupo de estudiantes universitarios de vacaciones o cualquier otro tipo de grupo que pueda tener un interés similar.

Los pasajeros serían evacuados antes del derribo, el avión se guiaría por radio y ya este sobre Cuba se transmitirían señales del incidente de forma tal que otras estaciones de tráfico aéreo las escuchen e informen a los Estados Unidos de lo sucedido y así no tener que “vender “el incidente.

9.- Es posible crear una situación para que aviones “MIG comunistas cubanos” destruyan un aparato de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos que pacíficamente volaba en el espacio sobre aguas internacionales. Para completar la acción un submarino diseminará partes de un avión F-110, un paracaídas y otros elementos aproximadamente a 15 o 20millas de las costas cubanas.

Estas acciones que fueron propuestas como complemento del conocido Programa Cuba, aprobado por el presidente J.F. Kennedy el 18.01.1962, que pretendía organizar un amplio plan para justificar la invasión a Cuba por el ejército de Estados Unidos, como represalia por el fracaso de la invasión que organizaron por Bahía de Cochinos.

Cuba, ante el peligro que representaba una intervención de Estados Unidos, aceptó la introducción de los cohetes nucleares soviéticos, como medida de persuasión ante tal peligrosa amenaza, los que al ser detectados por EE.UU. desencadenó la conocida Crisis de los Misiles de octubre de 1962.

La historia de las relaciones entre los Estados Unidos y Cuba está preñada de ejemplos, casi siempre ocultados por la gran prensa estadounidense, la misma que se presta para conformar campañas propagandísticas contra la Revolución cubana, en vez de darle a conocer a sus lectores quiénes son realmente los dirigentes políticos de la nación que se auto titula paladín de los derechos humanos, pisoteando constantemente los derechos de la humanidad.

Por estas razones debemos tener presente a José Martí cuando señaló:

“Lo pasado es la raíz de lo presente. Ha de saberse lo que fue, porque lo que fue está en lo que es”.

3 pensamientos en “El 11 de septiembre fue el pretexto de EE.UU. para ejecutar invasiones

  1. Pingback: El 11 de septiembre fue el pretexto de EE.UU. para ejecutar invasiones — El Heraldo Cubano | gramirezblog

  2. Pingback: El 11 de septiembre fue el pretexto de EE.UU. para ejecutar invasiones — El Heraldo Cubano | Juventud Matancera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s