Mijaíl Gorbachov pierde la memoria


Por Arthur González.

Los años pasan y la memoria va perdiéndose junto con el tiempo, y al parecer eso le sucede al ex presidente de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, aquel que fuera recibido en Londres por Margaret Tacher, conocida como la “Dama de Hierro”, y quedara deslumbrado con el sistema capitalista.gorbachov

Al cumplirse el 25 º Aniversario de los sucesos de 1991, le concedió una entrevista a la agencia Interfax el 20 de agosto del 2016, en las que afirmó que la URSS no se desintegró por las consecuencias del “Golpe de Agosto” de 1991, sino por las contradicciones y las viejas formas del Estado soviético.

Según sus actuales criterios, “al centro le faltaban capacidades para vigilar y hacerlo todo y mandar, mientras que en las Repúblicas soviéticas ya se habían creado sus propios grupos económicos populares y crecido las élites, perfilándose así un desajuste”.

Cuando se leen esas aseveraciones de quien fuera el jefe del Estado más poderoso del mundo socialista, uno se pregunta ¿qué papel jugaba entonces como 1er secretario del PCUS y jefe de Estado?

Todos conocen que fue él quien inició la llamada Perestroika y la Glasnost, procesos necesarios encaminados a perfeccionar el socialismo y actualizarlo a la realidad mundial, pero realmente sus verdaderos intereses fueron otros.

Ahora 25 años después le expresó a la agencia Interfax:

“El motín no fue un fenómeno que ocurriera una sola vez, hubo intentos de socavar el proceso de la Perestroika, obstaculizar la democratización de todo el sistema político en más de una ocasión. Yo los veía y tomaba medidas lo suficientemente eficaces como para que no tuvieran éxito, y estaba seguro de poder controlar a los que se oponían a los cambios”.

“Casualmente” Gorbachov, unos días antes, decidió tomarse dos semanas de descanso en la residencia oficial ubicada en la península de Crimea, bien lejos de Moscú, a pesar de que conocía perfectamente de la complicada situación por la que atravesaba su país.

Todo hace pensar que su salida hacia Crimea fue premeditada para facilitar la sublevación y no verse implicado en ese proceso que culminó con la desintegración de la URSS, algo en lo que Estados Unidos venía trabajando junto con sus aliados de la OTAN, desde finalizada la 2da guerra mundial.

Ahora Gorbachov, como si no tuviera responsabilidad alguna en aquellos sucesos, declara:

“Occidente no quería que la URSS llegara a ser un potente Estado democrático. Una Unión así habría sido una garantía de que no surgiera una política de medidas unilaterales, la del predominio de EE.UU., y parte de los políticos estadounidenses veían en mí un obstáculo para sus planes”.

Pero estas nuevas declaraciones hacen suponer que ha perdido la memoria, pues en el año 2000 pronunció un discurso en la Universidad norteamericana de Turquía, en la que hizo declaraciones calificadas por algunos analistas políticos de “confesiones judaicas”.

En ese discurso Gorbachov confesó públicamente:

“El objetivo de mi vida fue aniquilar el comunismo, la dictadura insoportable sobre la gente”.

“Mi esposa me apoyó plenamente y entendió, incluso antes que yo, la necesidad de hacerlo. Para lograr ese objetivo aproveche mi posición como 1er secretario del PCUS y jefe de Estado. Mi esposa me empujó para que poco a poco ocupara cada vez más, una alta posición en la URSS”.

“Cuando conocí personalmente a Occidente comprendí que no podía renunciar a la tarea planteada y para alcanzarla, debí sustituir a toda la dirección del PCUS y de la URSS, así como a la dirección de todos los países socialistas”.

“Logré encontrar compañeros de lucha para materializar esos objetivos, entre ellos a A. N. Yakolev y E. A. Sheverdnadze, cuyos méritos en nuestra tarea común fue sencillamente incalculable”.

¿No recordará el ex 1er secretario del PCUS esas confesiones?

Lo cierto es que Gorbachov si colaboró con los planes yanquis trazado por el “Programa Democracia”, dado a conocer precisamente en Londres, por el propio presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, más la influencia que ejercieron sobre su esposa, lo cual dieron los resultados ya conocidos.

Hay que recordar cómo le hicieron creer a Raisa Gorbachova, que era una de las 10 mujeres mejores vestidas del mundo, los regalos de marcas famosas no faltaron en sus visitas al exterior, y tal como reconoció Gorbachov en Turquía, ella tuvo una fuerte influencia sobre sus posiciones ideológicas y los pasos que dio para contribuir al derrumbe del socialismo europeo.

25 años después Mijaíl Gorbachov podrá decir otra cosa, pero sus palabras ante los estudiantes universitarios en Ankara hablan por sí solas y le dan un peso importante al desmembramiento de la URSS y del conocido campo socialista, algo que buscaba afanosamente Estados Unidos.

Recordemos las afirmaciones de Allen Dulles, sobre la URSS cuando aún era el director de la CIA:

“Sembrando el caos en la Unión Soviética, sin que sea percibido, sustituiremos sus valores por otros falsos y les obligaremos a creer en ellos. Encontraremos a nuestros aliados y correligionarios en la propia Rusia. Episodio tras episodio se va a representar por sus proporciones una grandiosa tragedia, la de la muerte del más irreducible pueblo en la tierra, la tragedia de la definitiva e irreversible extinción de su autoconciencia”.

“En la dirección del Estado crearemos el caos y la confusión. De una manera imperceptible, pero activa y constante, propiciaremos el despotismo de los funcionarios, el soborno, la corrupción, la falta de principios…”

Esos propósitos se cumplieron y encontraron en Gorbachov y su esposa Raisa, aliados inmejorables.

Más temprano que tarde la verdad será conocida en algunos de los cientos de documentos que desclasifica la CIA, solo entonces Gorbachov podrá ser correctamente juzgado por la historia.

Certero fue José Martí cuando afirmó:

“¡Ocultos están largo tiempo la traición y el engaño, mas una vez sospechados, tienen para ser descubiertos rapidez asombrosa…!”

Un pensamiento en “Mijaíl Gorbachov pierde la memoria

  1. Arthur González:

    Desde el atentado que se le organizó a Lenin, comenzó la ascensión de la pequeña burguesía traidora, que en 3 años acaparó todas las posiciones claves, para DEFORMAR los postulados marxistas-leninistas sobre la construcción de la FES Comunista por 3 Etapas, siendo esclarecido y ordenado por Lenin que la primera, el Período de Tránsito fuera EN FORMA DE Capitalismo Monopolista de Estado, pero, de un Estado Proletario, estructurado su PODER DE ABAJO HACIA ARRIBA, como lo había señalado Marx en 1871.

    Todos los incumplimientos de lo indicado por la Teoría Científica del Proletariado, fue alertado por los padres fundadores del Marxismo-Leninismo que llevaría a lo que sucedió… Es la victoria de la función de los pequeñoburgueses en sus puestos de burócratas buRRocratizados: TRAICIONAR AL PROLETARIADO, como lo hicieron desde la Revolución Burguesa Inglesa.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s