Wall Street y el comercio con Cuba


Por Arthur González.

La actual campaña anticubana en Estados Unidos intenta en deformar la realidad sobre la inversión norteamericana en Cuba, para esconder la verdad a partir de historias irreales.

comercio
Lo primero que trasladan algunos medios de prensa es que las empresas estadounidenses son renuentes a invertir en la isla, algo verdaderamente falso, pues esas sí tienen grandes intereses como los tuvieron hasta que el presidente Dwight Eisenhower, rompió las relaciones diplomáticas y obligó a muchos empresarios a no continuar con sus negocios; como respuesta el gobierno revolucionario nacionalizó a esas compañías.

Desde 1962 el presidente J.F. Kennedy, instauró el bloqueo económico, comercial y financiero, sancionando fuertemente a quien lo viole, al firmar la Ley del Embargo.

Los que se oponen a los cambios, aducen que “Cuba es un mercado infinitesimalmente pequeño que no conocen los actuales empresarios norteamericanos, que existe incertidumbre política y, sobre todo, económica”, algo totalmente falso.

En 1958 Cuba contaba con una población de 5 millones y medio de habitantes, de ellos cerca de un millón eran analfabetos; sin embargo, la economía cubana estaba en manos del capital estadounidense, fundamentalmente la industria azucarera y la minería, al igual que las pocas industrias existentes.


Hoy Cuba cuenta con 11 millones de ciudadanos todos con no menos de 9 grados de escolaridad, un altísimo nivel científico, un capital humano altamente calificado, un turismo de 3 millones de visitantes anuales, grandes hoteles en polos turísticos inexistentes antes de 1959, niveles de salud impensables en épocas atrás y una industria biotecnológica comparable con la del primer mundo, entre otros avances.

La verdad del asunto radica, no en el tamaño del mercado duplicado actualmente con el existente hasta 1958, sino en la Ley del Embargo de 1962, unida a la llamada “Ley para la libertad y la solidaridad democrática cubanas” conocida como Ley Helms-Burton, aprobada por el presidente William Clinton, en 1996, las que prohíben terminantemente cualquier intercambio comercial con la isla, incluso que los ciudadanos estadounidenses puedan visitarla como simples turistas.

Otras de las patrañas que alegan los que realmente no desean un comercio normal con Cuba, es que “el país tiene dificultades logísticas y sus carreteras son muy malas, con escasez enorme de medios de transporte”.

¿Pensarán esos trasnochados que las personas en este mundo carecen de inteligencia?

Hasta 1958 Cuba solo contaba con la llamada carretera central, construida a finales de los años 20 del pasado siglo por el tirano Gerardo Machado, con el apoyo de ingenieros de Estados Unidos.

En este momento Cuba posee, además, una autopista nacional de 8 vías construida por la Revolución, miles de kilómetros de carreteras secundarias que unen a todos los municipios y provincias del país, incluidas las zonas montañosas; un desarrollo portuario a lo largo de la isla y 9 aeropuertos internacionales, en vez de los tres que tenía en 1958.

¿Cómo se explica que Estados Unidos tenga fuertes inversiones en los países centroamericanos que no se pueden comparar con el desarrollo y la población de Cuba?

La cruzada lanzada para evitar el comercio entre los dos países es muy fuerte, ha sido más de medio siglo de una guerra mediática haciéndole creer a la población estadounidense que el socialismo cubano es el infierno.

Ante la caída de la cortina de hierro que ellos mismos impusieron, aflora la verdad a la que no quieren enfrentarse por temor a perder los beneficios que les trajo vivir de los cuentos contra la Revolución cubana.

Serán los propios comerciantes los que impulsen a los congresistas a eliminar el cruel bloque económico que les impide ampliar sus posibilidades de invertir en un país muy seguro y con un capital humano inigualable en las Américas.

Y tal como dijo José Martí:

“La libertad comercial es, a más de conveniente, justa…”

7 pensamientos en “Wall Street y el comercio con Cuba

  1. Pingback: Wall Street y el comercio con Cuba — El Heraldo Cubano | Juventud Matancera

  2. Pingback: Wall Street ed il commercio con Cuba | progetto cubainformAzione

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s