Arriba el telón, empieza la función


Por Arthur González.

Que nadie lo dude, la vista del Presidente de Estados Unidos a Cuba puede convertirse en una función de circo, si este quiere complacer a la mafia terrorista anticubana de Miami.

circo 2
Un avance de lo que pudiera pasar para evitar ataques virulentos de los reaccionarios senadores, Bob Menéndez, Marco Rubio y de los representantes Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart, está plasmado en la carta que Barack Obama envió recientemente a las llamadas “Damas” de Blanco, en la cual entre otras alabanzas expone:

“Su trabajo ha ayudado a encender una luz sobre la continua negación de las libertades básicas en Cuba, dándoles con justo derecho a ustedes a un amplio reconocimiento internacional. Ustedes son una inspiración para los movimientos de derechos humanos del mundo”.

Realmente Obama ofende a los millones de verdaderos luchadores por los derechos humanos en el mundo, incluidos los de su país, esos que no tienen derecho al trabajo, a la alimentación, la salud, educación y a tener un techo sin el temor de ser desalojados, ni reciben financiamiento de potencias extranjeras para realizar sus protestas, las que sí son reprimidas con violencia sin igual.


Las mal llamadas Damas, reciben atención médica gratuita del sistema socialista que intentan cambiar por el capitalismo, sus hijos estudian hasta en las universidades del país sin costo alguno, y ninguna ha sido reprimida con bastonazos y gases lacrimógenos como sucede contra los indignados europeos o los ocupantes de Wall Street, bajo el silencio cómplice de Estados Unidos.

Según Obama, uno de los aspectos que tratará con el presidente cubano Raúl Castro, será el de “los obstáculos” que los cubanos de a pie afrontan para ejercer sus derechos”, evidenciando su total desconocimiento del pueblo cubano que no se deja reprimir y mucho menos coaccionar.

Si en Cuba existiese la fabricada “represión” que en Estados Unidos han querido inventar mediáticamente, ¿cómo se explica que los principales contrarrevolucionarios viajen a entrenarse en Miami, hagan declaraciones a la prensa norteamericana y se codeen con lo más excelso de la mafia terrorista anticubana, sin tener el menor de los problemas?

Muchos de esos asalariados de la Casa Blanca sostienen una estrecha amistad con connotados terroristas y asesinos entre ellos Luis Posada Carriles y Félix Rodríguez; el primero responsable de la voladura en pleno vuelo de un avión civil cubano, donde murieron 73 personas y el segundo relacionado directamente con la muerte del comandante Ernesto Che Guevara; sin embargo se pasean por la calles de la isla y visitan continuamente la misión diplomática estadounidense, sin ser molestados por la policía.

El viaje del Presidente yanqui a Cuba se trastocará en un show mediático, cuando en total descortesía se reúna con un grupito de esos que él mantiene anualmente con parte de los 20 millones de dólares anuales, para que ejecuten actos provocativos. Ese será uno de los momentos que más repercusión tendrá, algo ya preparado desde semanas antes.

Berta y sus jefes de la mafia anticubana

Pero lo que sucede conviene, porque Barack Obama y su séquito de ministros y altos funcionarios, podrán comprobar la ausencia de educación formal, y de programas políticos de esas “Damas”, encabezadas por la inculta y grosera Berta Soler, a diferencia de los funcionarios y funcionarias cubanas que tienen una sólida cultura general, profesionalidad y clase, con una obra muy consistente que mostrarle realizada por la Revolución.

Obama deberá estar preparado para escuchar las posiciones cubanas, las que sin dudas le exigirán la expatriación del asesino terrorista Posada Carriles, protegido por las autoridades del FBI y la CIA, y de otros terroristas prófugos de la justicia cubana que lograron refugio en Estados Unidos.

Otro reclamo que pudiera hacerle la parte cubana, serán los constantes asesinatos de niños, principalmente negros, a manos de policías blancos, los que no reciben condenas por sus crímenes.

El racismo que persiste en Estados Unidos, los cientos de miles de personas que viven en parques y bajo puentes, la expulsión de inmigrantes en violación de sus derechos humanos, separándolos de cónyuges e hijos, la falta de asistencia médica a personas de bajos ingresos que no pueden asumir los costes de los seguros y los altísimos precios de las matriculas escolares, también podrán señalarle los líderes cubanos, algo que en la Cuba revolucionaria no encontrará.

Si el presidente Obama quiere un espectáculo circense, puede estar seguro que lo encontrará, pero con un solo detalle, no verá ni payasos ni monos, solo un grupito de buscas vidas que al decir del ex jefe de su Sección de Intereses en La Habana:

“…están más preocupados por tener mayores oportunidades para viajar libremente y vivir de manera confortable… más bien dirigen sus mayores esfuerzos a obtener recursos suficientes para solventar las necesidades del día a día…”
Obama debe recordar que con dinero no se compra la dignidad, la libertad y mucho menos la verdad de todo un pueblo, aunque si a los vende patria, porque como dijera José Martí:

“…honor y corazón se truecan fácilmente por dinero”.

Un pensamiento en “Arriba el telón, empieza la función

  1. Pingback: Arriba el telón, empieza la función | Juventud Matancera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s