Mercancía reciclada


Por Arthur González.

No se sabe cuáles serían las orientaciones que pudo haber recibido en La Habana, la vetusta “opositora” Martha Beatriz Roque Cabello, pero hay algo nebuloso en ella que no deja ver bien la luz.

Quien confesó con total desfachatez ante un grupo de “disidentes”, haber sido colaboradora de la Seguridad del Estado, bajo el sobre nombre de Rosaura, no da buen olor.martha beatriz 3

Detenida y condenada en el 2003 a 20 años de prisión, por atentar contra la “Independencia e integridad territorial del Estado”, estuvo muy poco tiempo en la prisión, quedando en libertad condicional por aparentes “problemas de salud”, los que lejos de hacerla una persona delicada ha demostrado todo lo contrario. Eso tampoco transpira un buen aroma.

Desde que obtuvo esa condición penal, Martha Beatriz Roque se ha mantenido violando la misma ley por la cual fue sancionada, sin que ningún juez la restituyera a prisión, tal y como estipula la ley vigente en la isla. Otro aspecto que no trae buenos pensamientos.


Carente de imagen y liderazgo, desprestigiada por sus mentiras, sin poder de convocatoria y posibilidades de atraer a jóvenes a las filas de la exigua contrarrevolución, desde Miami le cortaron el suministro de sus ambicionados dólares, encontrándose en los últimos años en crisis financiera total.

Recordamos el artículo publicado el 22.01.2014 por el periodista Juan O. Tamayo, en el Miami Herald, donde mostraba su deseo de ayudarla para que volviera a retomar un primer plano dentro de la contrarrevolución, y con el fin de acaparar la atención del público relataba una de sus historietas plagadas de mentiras y engaños.

Evidenciando la falta de dinero que antes recibía desde Miami, otra ayuda venía de antiguos trabajadores de “Martí Noticias”, los que en la misma sintonía publicaron en junio del 2014 algunas de sus fábulas para que el público no la olvidara; esas versaban sobre inventadas “golpizas” y “asedio” sobre su persona, que al leerlos partían en corazón cual cursi novelita de amor.

Nada de eso funcionó y todo parecía que llegaba su final, sola sin hijos ni esposo y tirada al cajón del olvido, posterior a su farsa de la “Huelga del Aguacate”.

En noviembre del 2014 el sitio Diario de Cuba, emitió una crónica escrita por dos contrarrevolucionarios, que se preguntaban “a dónde habían ido a parar sus condiscípulos al servicio de Estados Unidos, aquellos que un día del año 1997 firmaron un documento en contra su país”, siguiendo orientaciones de los miembros de la mafia anticubana de Miami y de diplomáticos acreditados en la Misión estadounidense en la Habana.

Todos esos artículos confirmaban que Martha Beatriz intentaba volver a los planos estelares, cual vieja actriz relegada al olvido.

Si realmente mantiene su vinculación con la Seguridad cubana, la maniobra de permitirle salir del país antes del viaje de Obama a la Isla, les ha salido bien, porque al ofrecer declaraciones en Miami ha vuelto a ser noticia, al menos por unos días y en caso de que el presidente Obama la recibiera, la medida diseñada daría los resultados planificados.

Por eso, como fórmula para provocar lo que ella desea, Martha Beatriz Roque, con 70 años cumplidos, taimada, experta en atraer la atención y quizás muy bien dirigida por quienes han logrado engañar a la CIA por 58 años, ofreció unas declaraciones en Miami a la agencia española EFE, en las que aseguró:

“Si me recibe el presidente Barack Obama, este encuentro supondría un mensaje de “democracia para el régimen cubano”.

“Deseo reunirme con Obama, porque creo que yo puedo decirle unas cuantas cosas, independientemente que creo que él está bien informado”.

Veremos en que termina su nuevo show, pero siempre habrá que tener muy presente los informes enviados por la antigua Sección de Intereses de Washington en la Habana, donde sus diplomáticos, algunos de ellos oficiales encubiertos de la CIA, aseguraban:

“No albergamos duda alguna, como ya se ha dicho, que el movimiento disidente está seriamente penetrado por la Seguridad del Estado. Esta penetración permite al Gobierno jugar con el ego y las disputas personales que ocurren en cualquier sociedad, y exacerbar las divisiones que existirían naturalmente entre los disidentes”.

Si Martha Beatriz Roque Cabello, es o no una vieja informante de la Seguridad cubana, algún día se sabrá, pero ante este panorama y las actitudes asumidas por la experta en manipular situaciones difíciles, recordamos a José Martí cuando expresó:

“En silencio ha tenido que ser, y como indirectamente, porque hay cosas que para lograrlas han de andar ocultas, y de proclamarse en lo que son, levantarían dificultades demasiado recias para alcanzar sobre ellas el fin”.

2 pensamientos en “Mercancía reciclada

  1. Pingback: Mercancía reciclada | Juventud Matancera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s