Mirando la paja en ojo ajeno


Por Arthur González

El odio hacia la Revolución cubana se ha vuelto en Miami una enfermedad incurable. Tan es así que miran con lupa lo que sucede al interior de Cuba y no quieren ver los graves problemas que se desbordan allí al doblar de la esquina en la sede central de la mafia terrorista anticubana.

Para ilustrar lo antes dicho, basta escuchar la noticia del concurso de proyectos que lanzó recientemente la Asociación de ingenieros cubanos nacionalizados estadounidenses, para que ingenieros y estudiantes universitarios presenten proyectos para mejorar la infraestructura en la Isla.

FIUSegún la convocatoria publicada en el Nuevo Herald, actualmente compiten 16 estudiantes de la Universidad Internacional de la Florida, la Universidad de la Florida y la Universidad de Miami, y quien obtenga el primer lugar ganará doce mil dólares. Una de las propuestas del actual año 2016 sería para un proyecto que soluciones los problemas del transporte público cubano en el futuro.

Otros proyectos versan sobre cómo mejorar la descontaminación ambiental, el manejo de la basura y la adaptación a los cambios climáticos.

Los ganadores del segundo y tercer lugar recibirán cuatro mil y dos mil dólares respectivamente. El objetivo implícito del concurso es el poder ejecutarlos el día que hayan logrado desmontar el sistema socialista, eliminen las leyes del Bloqueo y por tanto pueden invertir en obras en Cuba, pues “desean contribuir a la reconstrucción de país donde nacieron”.

De acuerdo con la declaración de los organizadores “todos los proyectos están basados en el principio de una Cuba futura, con códigos constructivos nuevos, regidos por las leyes norteamericanas”. Sigue leyendo

Anuncios