Kerry y los derechos humanos en Cuba


Por Arthur González.

Informaciones de última hora aseguran que el Secretario de Estado, John Kerry, efectuará en los próximos días su segunda visita a La Habana, donde tratará de forma adelantada el tema de los derechos humanos en Cuba, previo a la visita del Presidente Barack Obama. kerry

Tradicionalmente Estados Unidos ha diseñado campañas mediáticas para satanizar a la Revolución, acusándola de ser la más violadora de los derechos humanos del mundo, lo cual ha sido una línea de trabajo desde los años 60 hasta la actualidad.

Múltiples fueron las reuniones de la antigua Comisión de Derechos Humanos celebradas en Ginebra, Suiza, en la que Washington pretendía sentar a Cuba en el banco de los acusados de forma burda y presionando a gobiernos y diplomáticos para lograr votos a su favor.

El colmo de la desfachatez fue el nombramiento de Armando Valladares como delegado de Estados Unidos al frente del escaño en dicha Comisión, ex miembro del ejército de la dictadura de Fulgencio Batista, que cumplió condena por sus acciones a favor de la CIA y que se hizo pasar por inválido hasta su liberación por decisión de la Revolución.

Cuando Kerry llegue a La Habana, seguramente hablará de las supuestas e inventadas violaciones cubanas, pero habrá que recordarle que el Bloqueo económico, comercial y financiero, establecido en 1962 para matar por hambre y enfermedades al pueblo cubano, es una de las más notorias violaciones de los derechos humanos de Estados Unidos.


Si tiene perdida su memoria, sería conveniente recordarle lo que expresara su colega Lester Mallory, en memorando dirigido al Secretario de Estado, el 6 de abril de 1960, y publicado hace años por el Departamento de Estado, donde con toda crudeza y falta de humanidad aseguró:

“…el único medio previsible que tenemos hoy para enajenar el apoyo interno a la Revolución es a través del desencanto y el desaliento basado en la insatisfacción y las dificultades económicas. Debe utilizarse prontamente cualquier medio concebible para debilitar la vida económica de Cuba. Negarle dinero y suministros para disminuir los salarios reales y monetarios, a fin de causar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno”.

Si eso no le bastara para darse cuenta de las violaciones de los derechos humanos contra Cuba, un documento con objetivos similares es la Operación Magosta, en la que se plantea sin miramientos:

“…la acción política será apoyada por una guerra económica que induzca al régimen comunista a fracasar en su esfuerzo por satisfacer las necesidades del país, las operaciones psicológicas acrecentarán el resentimiento de la población contra el régimen…”

Otro de los planes gubernamentales contra Cuba y que conforman la historia de las violaciones de los más elementales derechos humanos, e igualmente publicado por el Departamento de Estados, es el referido a los actos terroristas, causantes no solo de pérdidas económicas de gran envergadura, sino la de varias vidas humanas y centenares de mutilados.

Bajo el programa titulado: “Política encubierta y programa integrado de acciones propuestas hacia Cuba”, se ejecutaron innumerables acciones contra todos los recursos económicos, y entre sus argumentos expresa:

“…Solamente después que los efectos de la represalia económica y de las acciones de sabotaje, se sientan profundamente en la población y en los grupos de élite, puede uno esperar convertir la desafección en las fuerzas armadas y otros centros de poder del régimen, en revueltas activas contra el séquito Castro-comunista”.

“Los sabotajes en este programa son tanto un arma económica como un estímulo a la resistencia, debe existir una visible y dramática evidencia del sabotaje para que sirva como un símbolo del creciente desafío popular al régimen de Castro”.

Para que el secretario Kerry pueda apreciar hasta donde fue capaz de llegar su país en materia de violaciones contra Cuba, basta refréscale su mente con los argumentos finales de ese programa de la CIA, que afirman:

“Cada acción tendrá sus peligros: habrá fracasos con la consecuente pérdidas de vida y acusaciones contra EE.UU. que resultarán en críticas en casa y afuera. Ninguna de esas consecuencias esperadas deberá hacernos cambiar nuestro curso si el programa expuesto tiene éxito”.

A estos antecedentes habrá que sumarle las acciones terroristas ejecutadas desde el territorio estadounidense, por cubanos considerados por las leyes migratorias como “refugiados políticos”, por las que incluso fueron detenidos asesinos como: Orlando Bosch, considerado como terrorista peligroso por el propio FBI, Luis Posada Carriles, José Díaz Morejón, Marcos Rodríguez Ramos, Gervelio Gutiérrez, Gustavo Villoldo, Manuel Villafaña Martínez, Ángel Moisés Hernández Rojo, Antonio Veciana Blanch Guillermo Novo Sampol y muchos más, por violar leyes federales norteamericanas.

Kerry podrá repetir la gastada historia que “Cuba reprime” a las llamadas “Damas” de Blanco, las que transitan cada domingo, sin ser molestadas, argumentando que son “arrestadas” después de ejecutar provocaciones en la vía pública, pero ninguna de esas supuestas medidas se asemeja con las criminales violaciones de los derechos humanos que padece diariamente el pueblo cubano producto del criminal bloqueo.

Basta recordarle al señor Kerry, las aseveraciones de la CIA en uno de sus informes desclasificados, en el cual expresan:

“nuestras medidas de aislamiento económico, político y psicológico de Cuba…han sido en buena parte, responsables de las actuales dificultades económicas de Castro, pero pudieran adoptarse nuevas y eficaces medidas de guerra económica…”

Para que nadie piense que eso es agua pasada, deben revisar las nuevas sanciones ejecutadas esta semana por la OFAC, contra la compañía francesa CGG Services S.A, acusada de violar las regulaciones del Bloqueo contra Cuba, la cual deberá pagar 614 mil 250 dólares por proveer servicios, piezas de repuesto y equipamiento para la exploración de gas y petróleo, a embarcaciones extranjeras que operaron en aguas cubanas.

Mucha razón tenía José Martí cuando expresó:

“Hay algo que daña mucho el ejercicio de un derecho: la hipocresía del derecho”.

3 pensamientos en “Kerry y los derechos humanos en Cuba

  1. Pingback: Kerry y los derechos humanos en #Cuba. #EEUU – Disidencia Patriótica

  2. Pingback: Kerry ed i diritti umani a Cuba | progetto cubainformAzione

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s