Pasos para desmontar el socialismo


Por Arthur González.

Con rapidez y sin secretos, Estados Unidos se lanza a trabajar sin pausas en desarrollar su nueva política, para ver si logra desmontar el sistema socialista en Cuba lo ante posible.

El presidente Barack Obama, en su discurso del 1ro de julio del 2015 al anunciar la apertura de su embajada en la Habana, lo expresó así:

“…nadie espera que Cuba se transforme de la noche a la mañana, pero creo que el compromiso estadounidense, mediante nuestra embajada, empresas y ante todo nuestro pueblo, es la mejor manera de representar nuestros intereses, y apoyar la democracia y los derechos humanos”.

cipe
Para materializar ese pronóstico, la Organización No Gubernamental con sede en Washington, denominada Centro para la Empresa Privada Internacional (CIPE, por sus siglas en inglés) convocó el 11.02.2016, a un concurso de proyectos para “mejorar la vida” en Cuba, bajo el título “Fomentando el Debate: propuestas cubanas”.

Sin embargo, no nadie proyecta un evento para resolver de una vez por todas la verdadera causa que crea las mayores dificultades en la vida de los cubanos, el Bloqueo económico, comercial y financiero que lleva 56 años de existencia.


El mencionado Centro es uno de los cuatro institutos principales de la Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés), la cual desde su creación en 1983 cumple funciones de la Agencia Central de Inteligencia, CIA, al darle continuidad a las acciones secretas, específicamente a las denominadas Operaciones de Acción Política, tal como lo afirmó en 1991, Allen Weinstein, historiador y primer presidente de la NED.

De acuerdo con el portal de CIPE en Internet, desde que fue creado trabaja con líderes empresariales, políticos y periodistas “para construir las instituciones cívicas vitales para una sociedad democrática, y apoyar al sector privado como el principal defensor de las reformas orientadas al mercado y de la gobernanza democrática”.

La convocatoria lanzada ahora para el trabajo en Cuba, exige como requisito que el proyecto a presentar sea de actualidad, y debe estar relacionado a la economía, educación, salud, comunidad, temas jurídicos, temas sociales, transporte, vivienda, y cualquier otro tema de relevancia nacional o local.

Los premios serán de dos mil dólares para el primer lugar, mil para el segundo y quinientos para el tercero.

Si realmente quisieran ayudar a Cuba deberían proponer proyectos concretos que facilitaran el debilitamiento del Bloqueo, a partir de las prerrogativas que posee el Presidente de los Estados Unidos, y no para acciones que buscan subvertir el sistema socialista desde adentro, aprovechando el restablecimiento de relaciones diplomáticas.

El 18 de enero de 1962, el presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, aprobó el mayor plan de subversión contra la Revolución cubana, conocido como Operación Mangosta, basado fundamentalmente en acciones de guerra económica, al asegurar entre sus tareas principales que:

“La acción política será apoyada por una guerra económica, que induzca al régimen comunista a fracasar en su esfuerzo por satisfacer las necesidades del país, las operaciones psicológicas acrecentarán el resentimiento de la población contra el régimen, y las de tipo militar darán al movimiento popular un arma de acción para el sabotaje y la resistencia armada en apoyo a los objetivos políticos”.

La misma receta se la aplican desde hace algunos años a Venezuela y actualmente a Brasil, países que son gobernados por partidos de izquierda con programas sociales de ayuda a los sectores populares.

Estados Unidos se empeña en tergiversar esa guerra denominándola “embargo”, sin hacer referencias a la Operación Mangosta, firmada por el presidente Kennedy.

Actualmente están previstos varios proyectos para trabajar internamente a la juventud cubana, blanco fundamental de las actividades subversivas, entre ellos la preparación de los trabajadores no estatales, mediante cursos ofertados en locales de las iglesias católicas, dirigidos a los nuevos emprendedores, algunos con la participación de universidades extranjeras.

Esos nuevos programas giran alrededor del empoderamiento de la sociedad cubana, lo que es igual a sustituir el sistema socialista por el capitalista.

Por esa razón el Bloqueo económico se mantiene intocable y las supuestas medidas de flexibilización aprobadas por Obama, están centradas en “apoyar al sector privado emergente en Cuba y colocarnos más cerca de alcanzar las metas históricas de política exterior del presidente Obama y fortalecer la sociedad civil cubana”, según afirmo recientemente en Twitter la secretaria de comercio, Penny Pritzker.

Los que aun tengan dudas que abran bien los ojos, lo demás son cuentos de camino para disfrazar la realidad, por eso José Martí aseguró:

“No debe perderse el tiempo en intentar lo que hay fundamentos sobrados para creer que no ha de lograrse”.

2 pensamientos en “Pasos para desmontar el socialismo

  1. Pingback: Passi per smontare il socialismo | progetto cubainformAzione

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s