Señales del abandono


Por Arthur González.

Como asegurábamos anteriormente, el desgaste que presenta actualmente la contrarrevolución interna cubana, creada por la CIA en 1960, presagia un pronto final debido a la falta de credibilidad y ausencia de resultados.

En el presente escenario de las relaciones políticas de Estados Unidos y Cuba, no hay cabida para ese tipo de grupúsculos, porque que no sirven para ejecutar los cambios que desean los yanquis con vistas a desmontar el sistema socialista.

Estados Unidos no puede abandonarlos abruptamente, pero se percibe un evidente distanciamiento en las declaraciones y atención de los diplomáticos acreditados en La Habana, e incluso en el abastecimiento al que estaban acostumbrados a recibir.

La fórmula aplicada recientemente de otorgarle el premio Homo Homini, de la organización checa People in Need, fabricada en 1992 por la Fundación Nacional para la Democracia, NED, permite asegurarles una buena suma de dinero a los principales y más fieles “opositores”.

dinero 4
Prueba de la escasez de dinero que hoy tienen los contrarrevolucionarios para mantener sus acciones provocativas, es la campaña aparecida recientemente en las redes sociales, en la cual recaban apoyo económico para los “disidentes” en la Isla, mediante un Twitter, bajo el lema #Cubanoestasola.


El argumento utilizado es que esos recursos económicos serán destinados a los que pertenecen a organizaciones que “sufren más los embates de la dictadura”, según explicó la cubana Ana Lupe Busto, residente en Texas, Estados Unidos y presta nombre de esa campaña.

Según argumenta, “el gobierno de Castro ahoga económicamente a la oposición en Cuba”, algo bien difícil de creer, pues durante 56 años los contrarrevolucionarios han recibido cientos de miles de dólares sin ser molestados, y la expresión más realista de eso es la propia grosera, inculta y corrupta Berta Soler, de las “Damas” de Blanco, quien hace algunos años se compró un apartamento en la zona de Alamar y más recientemente una casa de dos plantas en la Víbora en cientos de miles de dólares, con el dinero que recibe de la Fundación Nacional Cubano Americana y del Departamento de Estados.

Lo demás es pura propaganda en la que ya nadie cree, pues han sido muchos los desvíos del dinero asignado, de acuerdo con los resultados de varias auditorias efectuadas por instituciones estadounidenses.

Desde el arribo de Barack Obama a la Casa Blanca, se aprueban anualmente 20 millones para los planes subversivos contra Cuba, convirtiéndose en el presidente estadounidense que más dinero asigna para eso propósitos.

Evidentemente, el destino del dinero en los últimos tiempos ha sido para otros programas más priorizados por el Gobierno y no para los contrarrevolucionarios, como son las tareas para tratar de empoderar al pueblo cubano mediante la influencia hacia los trabajadores privados y la preparación de cursos especiales para ellos que brinda la iglesia católica dentro de sus recintos, bajo el auspicio de la Universidad de Loyola, La Salle y otras más.

Miami sabe que sin dinero no hay “disidencia” en Cuba y muchos menos en las Damas de Blanco, mujeres que reciben entre 15 y 20 dólares por participar en sus caminatas dominicales. En YouTube hay constancia gráfica de esos pagos.

Ese es el motivo por el cual desde hace varias semanas se han intensificado las campañas mediáticas sobre supuestas represiones contra los miembros de esos grupos, con vistas a crear sentimientos de solidaridad entre personas honestas que desconocen el carácter mercenario de los llamados “opositores”, e incluso se dan cifras de detenidos que superan con creces el número real de los “disidentes”.

Ejemplo de esto es el informe mensual del mes de enero 2016 sobre “represión”, elaborado por la llamada Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), presidida e integrada únicamente por Elizardo Sánchez Santa Cruz Pacheco y su actual concubina, donde afirma que “se produjeron por lo menos mil 414 detenciones por motivos políticos”, algo que mueve a risas pues nunca se ha visto en la isa esa cantidad de afiliados a los grupos contrarrevolucionarios y es una de las causas de la falta de credibilidad que tienen entre los cubanos.

Por esos motivos el ex jefe de la Sección de Intereses de Washington en la Habana, Jonathan Farrar, afirmaba en sus cables secretos:

“…los líderes disidentes dirigen sus mayores esfuerzos a obtener recursos suficientes para solventar las necesidades del día a día…”

“… y están más preocupados por tener mayores oportunidades para viajar libremente y vivir de manera confortable…”

Quienes tengan alguna discrepancia con esas aseveraciones puede ventilarla directamente con el Departamento de Estado, donde se conoce perfectamente de la pata que cojean esos ilustres “opositores”, que en 56 años no han logrado destruir a la Revolución, ni sumar a los cientos de miles de cubanos que emigran hacia Estados Unidos para resolver sus necesidades económicas, sin haber participado jamás en acciones contra el sistema socialista cubano.

Sin dudas la contrarrevolución es un jugoso negocio del que viven muchos en Cuba y en Miami, pero como dijera José Martí:

“El dinero se ha de ver desde la raíz, porque si nace impuro no da frutos buenos…”

4 pensamientos en “Señales del abandono

  1. Pingback: Señales del abandono | Solidaridad Latinoamericana

  2. Pingback: Segnali dell’abbandono | progetto cubainformAzione

  3. Pingback: Señales del abandono | La Hora del Recuento

  4. Pingback: Señales del abandono |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s