Qué se esconde detrás de la puerta


Por Arthur González.

Con bombos y platillos el gobierno del presidente Barack Obama anunció la apertura de servicios de telecomunicaciones con Cuba, después de su prohibición por muchos años, como parte de la guerra económica establecida para derrocar a la Revolución.telecomunicaciones

Los medios de prensa anuncian con espectaculares cintillos que: “la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de Estados Unidos abrió la puerta a los operadores estadounidenses de telecomunicaciones para proveer a Cuba de servicios basados en infraestructuras de telefonía e Internet, sin necesidad de una aprobación extraordinaria de la Comisión”.

¿Pero será esa decisión por bondad hacia la Cuba socialista o tiene intenciones ocultas tras la puerta?
No hay dudas que cada medida que flexibilice el Bloqueo Económico tiene ventajas para ambas partes y en especial para la cubana carente de tecnología avanzada.

No obstante, hay que saber el terreno que se pisa para no caer como tontos en trampas, de quienes dominan las comunicaciones a escala global para ejecutar espionaje comercial y político, así como para subvertir gobiernos que no son de su agrado; ejemplos sobran.


Para refrescarle la memoria a algunos, debe decirse que en 1996 Washington incluyó a Cuba en la lista de exclusión de las comunicaciones, lo cual obligaba a los operadores estadounidenses interesados en ofertarle sus servicios, a presentar una solicitud especial para ser autorizados por el Departamento de Estado.

En los momentos actuales la Casa Blanca ha dado pálidos pasos para intentar demostrar que existe un relajamiento del Bloqueo, con el propósito de mejorar su imagen ante América Latina, pero en la práctica no hay cambios en su política de intentar ahogar la economía cubana y ahora más ante la crítica situación que crearon en Venezuela.

El pasado mes de noviembre 2015, la compañía estadounidense de telefonía móvil Sprint, llegó a un acuerdo de roaming directo con Cuba, el primero de ese tipo desde el restablecimiento de relaciones diplomáticas, pero dicho acuerdo no se ha puesto en práctica, lo que pone en duda hasta dónde desean llevar la flexibilización y el beneficio a la parte cubana.

No olvidemos que, en el año 1996, la RAND Corporation, del Instituto de Investigaciones para la Defensa Nacional de Estados Unidos, presentó un estudio titulado: “Las telecomunicaciones cubanas, las redes de computación y sus implicaciones en la política de Estados Unidos”.

En el mismo se asegura que “era importante ayudar a la apertura en Cuba y forzar el surgimiento de una sociedad civil independiente” y entre sus objetivos estaban:

“Alentar el enlace de Cuba a Internet, utilizar Internet para transmitir noticias y análisis balanceados, promover el uso de Internet por ONG cubanas, universidades y otros destinatarios”.

En ese período hicieron varias acciones para lograr sus propósitos, especialmente con los elementos contrarrevolucionarios, mediante la apertura de un centro en su Sección de Intereses en la Habana, en el cual ofrecen gratuitamente acceso a Internet, teleconferencias y cursos de capacitación. Con posterioridad fueron ampliados hasta tener tres.

En marzo del 2005, Roger Noriega, Subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, afirmó en una audiencia congresional:

“Estados Unidos flexibilizó los requisitos de las licencias para que, por primera vez, puedan ser entregadas computadoras personales de alta velocidad, a grupos de la sociedad civil en Cuba”.

Durante el evento celebrado en 2012 por la Fundación Heritage de Estados Unidos y Googles Ideas, se presentó un informe para el gobierno, recomendándole crear de una red WIFI remota para posibilitar el acceso a Internet de los cubanos.

El senador Marco Rubio, aseguró en dicho conclave:

“El sistema totalitario cubano podría derrumbarse, si todos los cubanos tuvieran libre acceso a Internet, pues Cuba seguiría la misma suerte de aquellos países que pasaron la Primavera Árabe”.

Como resultado de esa línea de trabajo anticubana, la USAID diseñó un software para Cuba, nombrado Zunzuneo, que no era más que un Twitter para enviar mensajes a los jóvenes a través de las redes sociales y otros mecanismos digitales, con la pretensión de exhortarlos a rebelarse contra el Gobierno.

El 13 de junio del 2013, el Departamento de Estado anunció varios proyectos para promover la “democracia y los derechos humanos” en Cuba, uno de ellos con el uso de herramientas digitales “para ser utilizadas de forma selectiva y segura por la población civil cubana, junto con otra iniciativa para el fomento de igualdad y defensa de las redes sociales de los cubanos de raza negra”.

Ante las denuncias de ese programa por periodistas de The New York Times, Jim Carney, portavoz de la Casa Blanca, reconoció que Zunzuneo, era un programa de desarrollo coordinado por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID, completado en 2012 y afirmó:

“El Congreso financia programas para la democracia en Cuba, con el interés de ayudar a empoderar a los cubanos a fin de que puedan acceder a más información y para fortalecer a la sociedad”.

La estrategia anticubana con el empleo de Internet es abarcadora y entre sus variantes está la devenida en bloguera, Yoani Sánchez Cordero, reclutada cuando era una migrada cubana en España sin trabajo, por el agente CIA y prófugo de la justica cubana, Carlos Alberto Montaner.

En ese proyecto le construyeron en el 2007 el blog “Generación G”, más una imagen internacional, y en abril del 2014 le diseñaron el periódico digital “14ymedio.com”, para ser distribuido en Cuba mediante los teléfonos celulares, correos electrónicos, memorias USB flash drives, DVD y CD.

Además, le otorgaron una beca de Yahoo en Valores Internacionales, Comunicación, Tecnología e Internet Global, en la Universidad de Georgetown, Washington, con una asignación de 60 mil dólares para cubrir costos académicos y alojamiento, más 5 mil dólares adicionales para gastos de viaje.

El 31.07.2015 Hillary Clinton expresó en su discurso efectuado en Miami:

“Los cubanos quieren comprar nuestros productos, leer nuestros libros, navegar en nuestra Web y aprender de nuestra gente. Ellos quieren llevar su país al siglo XXI. Ese es el camino hacia la democracia y la dignidad, nosotros debemos caminar a su lado”.

El 14.08.2015 el Secretario de Estado, John Kerry expresó en la Habana:

“Por ahora el Presidente ha tomado pasos para reducir las restricciones sobre las remesas, exportaciones e importaciones para ayudar a los cubanos emprendedores en el ámbito de las telecomunicaciones, viajes de familias, pero queremos hacer más aún. La meta de todos estos cambios es la de ayudar a los cubanos a conectarse con el mundo y mejorar sus vidas”.

Con estos antecedentes los cubanos deberán estar muy atentos a las flexibilizaciones de Obama, porque pueden contener acciones nocivas y como dijera José Martí:

“Las cosas hay que verlas en sus causas y objeto, no en la superficie”.

Un pensamiento en “Qué se esconde detrás de la puerta

  1. Pingback: Qué se esconde detrás de la puerta – Yadianblog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s