Una versión diferente


Por Arthur González.

Cada ciudadano es libre de pensar y decir lo que desee, pero hay grupos que cuando escuchan o leen algo contrario a sus intereses, responden con rebuscados calificativos para intentar desmeritarlos.

Así lo exponen los editores de la revista Cuba Posible, en una entrevista recientemente ofrecida al investigador Alexei Padilla Herrera, aspirante a una maestría en Comunicación Social en la Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil.

No es un secreto que el Gobierno de Estados Unidos trabaja sin descanso por desmontar el sistema socialista cubano, encabezado por Fidel Castro, para lo cual instrumentan todo tipo de planes subversivos, incluso cientos de intentos de asesinato.cubaeua

Posterior al derrumbe del socialismo europeo, en gran medida por los planes de la CIA que tuvieron como colofón el Programa Democracia presentado por Ronald Reagan, con la estrecha colaboración del Papa Juan Pablo II (según declaraciones públicas de altos funcionarios estadounidenses), unido al reclutamiento de dirigentes de los Partidos Comunistas, militares y otras personalidades gubernamentales, el mayor centro de atención ha sido la Revolución cubana.

Las actuales acciones de Estados Unidos contra Cuba se estructuran sobre diferentes métodos subversivos para envenenar ideológicamente a la población.


En 1999 analistas del Council and Foreign Relations de Estados Unidos, propusieron varias medidas para cambiar la política hacia Cuba, ante los fracasos con la línea seguida desde 1959.

Algunas de sus propuestas están dirigidas hacia el sector artístico intelectual, por ser un factor clave en la influencia dentro de la sociedad cubana, con el sueño de lograr el derrocamiento del socialismo, eufemísticamente denominado “Transición pacífica hacia la democracia”, y también incluyen a funcionarios gubernamentales y a militares.

Dentro de ese contexto surge en la revista del Arzobispado de la Habana, Espacio Laical, con una línea editorial de corte menos confrontacional que ciertas Pastorales, pero direccionada hacia los mismos objetivos, ya que la Santa Sede tiene trazada una política particular hacia Cuba, que no se contrapone con los deseos de Estados Unidos de derrocar al sistema socialista.

Al producirse el cambio de mando de Fidel a Raúl Castro en el 2006, y darle este último a la Iglesia el papel de mediador en el tema de los reclusos contrarrevolucionarios, la más antigua Institución de la humanidad no podía darse el lujo de perder una oportunidad única de ganar más espacio en la vida social cubana, aspiración sostenida desde 1959.

Las condiciones estaban creadas para que se produjera un salto hacia una nueva publicación, sin que sus artículos pudieran dañar las posiciones alcanzadas por la Iglesia.

Todo apunta a que esa fue la razón por la cual el Cardenal Jaime Ortega Alamino, siguiendo orientaciones superiores, determinó el giro de la política editorial de Espacio Laical, en plena concordancia con los objetivos que Washington ejecutaba en ese momento con sus aliados europeos, principalmente España, dada su indiscutible influencia en la Isla.

No puede ser casual que, al renunciar a la mencionada revista, sus editores obtuvieran fácilmente una visa para viajar a España con los gastos pagados, donde seguramente se reunieron con diferentes factores para determinar la nueva publicación y su financiamiento.

A su regreso a La Habana surge la nueva revista Cuba Posible, con un enfoque de “oposición leal” al Gobierno revolucionario, trabalenguas bien comprensible, dado sus estrechas relaciones con personas en Miami, como Carlos Saladrigas, miembro de la Fundación Nacional Cubano Americana, devenido en agitador prominente de un cambio de política hacia Cuba, y el agente CIA Rafael Rojas, entre otros.

No en balde el punto focal del trabajo de las dos revistas ha sido la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, la Asociación de los jóvenes artistas y las universidades cubanas, y como afirman en la mencionada entrevista:

“aquellos actores que tienen que tomar decisiones u opinar sobre temas cubanos en determinado nivel, donde se aceitaron los canales de distribución”.

Es indudable que el fin perseguido es crear corrientes de pensamiento diferentes al socialismo, en una supuesta:
“zona de convergencia, zona de encuentro, zona de valores compartidos, entre los que están fuera de Cuba en el auto denominado exilio, y los de adentro, entre los que tienen una visión más liberal y una visión más socialista”, tesis que desarrolló en los años 90 el agente CIA Pedro Ramón López Oliver, en su libro “Cuba: Crisis y Transición”.

En ese manual de cómo acabar con el socialismo, Oliver plasma varias de las ideas que “casualmente” se exponen en ambas revistas, tales como:

“…es imprescindible el desarrollo de una sociedad civil conformada por cientos de grupos con intereses afines y objetivos comunes, independientes de los organismos e instituciones estatales…”

“… este desarrollo de la sociedad civil interna conlleva una comunicación y comunión con la comunidad exiliada, con la intensión de lograr confianza y darse ayuda mutua…porque no se trata de derrumbar el castrismo en un día, sino de transfórmalo día a día”.

“…hay que erosionar la estructura totalitaria con un bagaje de información y contactos hacia y con la Cuba oficial, comenzar a sentar las bases del reencuentro cultural de las dos Cuba… e ir conformando los fundamentos intelectuales, culturales e históricos de la nueva república por nacer”.

De ahí que, en la entrevista concedida a Padilla Herrera, se asegure que:

“la obsesión de la revista Espacio Laical era integrar al mayor número de cubanos, residentes en Cuba y fuera de esta, dispuestos a encontrarse y trabajar juntos por Cuba”.

Según confirman sus editores, fueron excluidos los miembros de la contrarrevolución asalariada; sin embargo, reconocen que les dieron algunos espacios, en indudable intento por publicitarla en los sectores hacia los que va dirigida esa publicación.

Y añaden:

“en la sección En Diálogo, de Espacio Laical, asistió en el lapso de dos años, la plana mayor de la “disidencia” en Cuba, donde se expresaron libremente, algunas veces in extenso, pero jamás fueron censurados y siempre se publicaron íntegramente sus intervenciones…”

En un intento de proteger sus verdaderas intenciones, en la entrevista en cuestión se asegura:

“Desde algunos blogs, considerados oficialistas o defensores del Gobierno, se han publicado textos que de forma directa o indirecta critican a Espacio Laical, pero ellos los consideran enemigos declarados de Raúl Castro y del núcleo realista del Gobierno, y esos que nos atacan ven las reformas actuales como una traición a la Revolución cubana”.

A eso no es necesario darle una respuesta, cada cual puede sacar sus propias conclusiones; lo cierto es que, aunque se vistan de seda, son la oposición solapada al Gobierno cubano, con estrechos vínculos con el exterior que se preparan para desmontar el sistema socialista e instaurar una social democracia cristiana.

Y como dijera José Martí:

“Falta aún mucho por decir, y será dicho, puesto que decir es un modo de hacer”.

13 pensamientos en “Una versión diferente

  1. Pingback: Una versión diferente – Yadianblog

  2. Estimado Arthur, cierto lo que planteas sobre los planes del imperialismo para acabar con la Revolución cubana. Para eso tenemos que actuar conscientemente, pero no coincido con tu afirmación sobre las causas del “…derrumbe del socialismo europeo, en gran medida por los planes de la CIA que tuvieron como colofón el Programa Democracia presentado por Ronald Reagan, con la estrecha colaboración del Papa Juan Pablo II (según declaraciones públicas de altos funcionarios estadounidenses), unido al reclutamiento de dirigentes de los Partidos Comunistas, militares y otras personalidades gubernamentales…”. En mi opinión el derrumbe del socialismo europeo ocurrió debido a los errores cometidos por las máximas direcciones de los Partidos y Gobiernos, por separarse de las masas, por ser dogmáticos, por no desarrollar las potencialidades de los pueblos, entre otros problemas. El imperio pudo haber dado su empujón, pero los errores estaban ahí. El mayor Partido Comunista del mundo, el PCUS se desarticuló en poco tiempo; un compañero testigo presencial nos decía hace algún tiempo que los militantes estaban preparados para ser incondicionales a la Dirección y seguir sus orientaciones por lo que no dudaron en aceptar la disolución del PCUS cuando se lo plantearon desde la máxima dirección. Fidel nos ha alertado que nosotros mismos podemos acabar con la Revolución. Creo que para evitarlo es necesario no cometer los mismos errores que se cometieron en la Unión Soviética y otros países socialistas de Europa. Debemos ser los más democráticos; consultar las grandes decisiones con las personas del Pueblo. Se está debatiendo en el CC del PCC la Conceptualización del Modelo Económico Social Cubano de Desarrollo Socialista, pero no parece que se va a discutir con el Pueblo. El debate de esa conceptualización es fundamental. José Martí nos dijo: “A un plan obedece nuestro enemigo: de enconarnos, dispensarnos, dividirnos, ahogarnos. Por eso obedecemos nosotros a otro plan: enseñarnos en toda nuestra altura, apretarnos, juntarnos, burlarlo, hacer por fin a nuestra patria libre. Plan contra plan.” Nuestro Plan tiene que ser más sagaz que el del adversario, pero para eso tenemos que contar con la gente. SALUDOS!

    Me gusta

    • Eduardo no te niego la razón, pero muchos errores fueron inducidos y otros aprovechados por un enemigo poderoso con muchos recursos, cuántos traidores no ha tenido la Revolucion cubana en 56, personas que se decían incodicionales y al final trabajaban para los yanquis? lo que digo en mi articulo está basado en documentos desclasificados y publicados, no son de mi cosecha, aunque tienes mucha razón en tus planteamientos. debes leer las declaraciones de Gorvachov en la universidad norteamericana en Turquia, donde él mismo afirma lo que tuvo que hacer en la urss y en el resto de los paises socialistas para desmontar el socialismo y las declaraciones de uno de los representantes de EEUU, miembro del comite de inteligencia de la cámara, explicando todo lo que hicieron para destruir el socialismo paso a paso, o el estimado de inteligencia de la CIA para su trabajo contra la URSS firmado por Allen Dulles,tus razonamientos son válidos pero recuerda que nos enfrentamos a un país muy poderoso que lo mismo espia internet, que las comunicaciones privadas, que te rastrea por satelite tus movimientos, que soborna, compra, recluta y ejecuta campañas mediáticas con todos los medios de prensa a su servicio, que presiona a otras naciones para que los apoyen, inventan pretextos para invadir a los que desean, etc, etc, eso jamás lo olvides porque nuestros errores solamente, inducidos o cometidos de buena fe, no son la única causa que nos afecta, no por gusto se destinan tantos millones a las actividades suvbersivas año tras año. te puedo enviar algunos documentos para que te des cuenta de como son las cosas, un ejemplo son los documentos de la comisión de Santa Fe, búscalos por internet para que puedas sacar tus conclusiones. Te agradezco tus criterios y sabes que coincido con muchos de ellos, pero tenemos informaciones diferentes de los problemas y eso hace que en ocasiones podamos discrepar, no obstante me alegra que leeas mis artículos. un abrazo.

      Me gusta

      • Gracias Arthur por la ampliación. Creo que es importante es que los que queremos preservar a nuestra Revolución, hagamos todo lo posible para lograrlo. No tenemos que coincidir en todo; lo valioso es coincidir en la estrategia y en lo fundamental. Te agradeceré me envies algún documento clave para aprender sobre lo ocurrido en la URSS; no tengo mucho tiempo para la lectura, pero hago lo que puedo para mantenerme al tanto de estas cosas clave. Creo que lo más importante es tener al Pueblo bien consciente, participando y decidiendo en todo; así seremos más fuertes. Por eso la actividad que realizan tu y otros compañeros es tan valiosa. Es una pena que no lo puedan leer muchos; pero bueno seguimos luchando. Un abrazo! SALUDOS!

        Me gusta

  3. Muy bueno el artículo. Solo una pregunta: Del accionar de la Iglesia Católica, cuanto de esto se mantiene ahora, bajo el papado de Francisco? No esto “afiliado” a ningún credo, pero, si bien sé que la Iglesia, de un modo u otro, ha estado siempre involucrada a los planes imperiales para con Cuba, también considero, por lo que he visto, que el Papa Francisco no será de los que preste su institución al servicio de los intereses dl Imperio. Quizás me equivoque, pero espero que no.
    Reitero, muy bueno el artículo, Cubadebate debería hacer eco.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s