Los problemas de la economía


Por Arthur González.

Ciertos economistas que proponen fórmulas en la revista Cuba Posible para cambiar la situación que hoy presenta Cuba, como la de “estructurar una estrategia para sentar las bases que exorcicen los actuales escenarios de la Isla; reconstruir la relación bilateral con Estados Unidos; facilitar la rearticulación del consenso político interno, y una reconstrucción de la arquitectura institucional del país”, deberían primeramente mirar la realidad mundial.

economia
No existe en el mundo algo similar a lo que padece Cuba, donde su economía está sometida desde hace 56 años a un férreo Bloqueo Económico y Comercial, junto a una Guerra financiera, escenario que cualquier país del primer mundo no hubiese resistido por mucho tiempo.

Esas acciones subversivas tienen como objetivo desgastar la resistencia del pueblo cubano, para sea este el que se lance a las calles a exigir un cambio de sistema o decida emigrar, “huyéndole al comunismo”, algo replicado contra Venezuela y ahora en Brasil, como vieja fórmula que no les dio resultados con Cuba y de ahí los cambios tácticos que el 17.12. 2014 aprobó ejecutar el Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos.


Pero los destacados economistas cubanos de la revista Cuba Posible, lo olvidan y pretenden culpar la falta de inversiones extranjeras, a que los inversionistas “no pueden contratar libremente la mano de obra que estimen pertinente y fijar los salarios de esa mano de obra”.

En tal sentido, no dicen que los Estados Unidos siendo el líder de la libre contratación, con economía de mercado y otras cuestiones propias del capitalismo, presentan una fuerte crisis en su economía, sin que las causas sean las de tener un sistema socialista.

De acuerdo con informaciones emitidas por los medios estadounidenses, actualmente su clase media está en vías de extinción, la deuda estudiantil alcanza una cifra de casi 30 mil dórales por estudiante y desde el 2012 presentan fuertes pérdidas económicas provocadas por la recesión, unido a la mayor deuda externa del mundo.
Sus estadísticas públicas confirman que en 1979 el 56.5 por ciento de las familias norteamericanas eran de clase media, grupo cuyos ingresos oscilaban entre 25 mil 970 y 77 mil 909 dólares anuales, pero desde el 2012 ya solo el 45 por ciento forma parte de esa llamada clase media.

Miles de ciudadanos lo perdieron todo, producto de la recesión provocada por el abuso de préstamos bancarios, siendo la Florida el centro del caos.

Los súper ricos son favorecidos por las políticas trazadas por el Gobierno del país más poderoso y rico del mundo, donde los ingresos de su clase media desaparecieron o se han estancado.

Aun después del bajón de la recesión en el 2012, el ingreso de un hogar promedio en la Florida es de menos de 53 mil dólares anuales y solo crece 180 dolares al año.

Datos oficiales indican que en Miami-Dade, el alto costo de la vivienda y los bajos ingresos crearon un martirio para las familias de esa clase, afirmándose que ese Condado es el lugar más difícil para rentar una vivienda en toda la Unión.

El 66 por ciento de los que rentan no pueden sufragar los pagos, pues deben desembolsar mensualmente el 37 de sus salarios.

Otro dilema es la maternidad, porque las madres lactantes no tienen licencias por haber parido y tienen que incorporarse de inmediato a trabajar para poder asumir los costos de la vida.

Los estudios universitarios también son un trauma para las familias norteamericanas, debido a lo que cuestan y nadie de clase media puede enviar a dos o más hijos a la Universidad. Siete de cada 10 universitarios solicitan préstamos gubernamentales, endeudándose por más de veinte años.

La deuda estudiantil alcanza cifras inimaginables para los cubanos de la Isla que no padecen de esos males. 1,3 billones de dólares es el monto de las deudas estudiantiles, por tanto, al iniciarse laboralmente ya tienen un compromiso que pagarles a los bancos de casi 29 mil 950 dólares. Aquellos que no pueden culminar su carrera deben pagar las deudas contrarias.

A esa situación hay que sumarle los altísimos costos de los servicios médicos que los seguros no cubren, algo que el sistema socialista cubano logró instaurarlos de forma gratuita, desde el parto hasta la despedida de este mundo.

Ante la cruda realidad que vive el sistema económico de Estados Unidos, en nada parecido al Socialismo, que nunca ha sufrido una Guerra Económica, ni campañas mediáticas para satanizar su régimen “democrático”, los economistas que divulgan sus ideas en la revista Cuba Posible, deberían proponerle a Barack Obama, o a los posibles candidatos a la Casa Blanca, “estructurar una estrategia para sentar las bases que exorcicen el escenario actual estadounidense; facilitar la rearticulación del consenso político interno, y hasta reconstruir la arquitectura institucional de ese país, para ver si alcanzan en algún momento la justicia social que estructuró y mantiene con mucho esfuerzo la Revolución cubana.

Por eso José Martí afirmó:

“…la imaginación hace daño a la inteligencia, cuando no está sólidamente alimentada.”

5 pensamientos en “Los problemas de la economía

  1. Pingback: Los problemas de la economía | Yadianblog

  2. Pingback: I problemi dell’economia | progetto cubainformAzione

  3. Pingback: Los problemas de la economía | Disidencia Patriótica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s