Más verdades sobre la Crisis de los Misiles


Por Arthur González

El martes 16 de octubre de 1962 a las 11:45 am, el presidente John F. Kennedy, se reunió en la Sala del Gabinete con altos funcionarios para escuchar un informe detallado de la CIA, sobre sus acciones de espionaje sistemático sobre Cuba, especialKennedy Casa blancamente las fotos tomadas por los aviones U-2 que realizaban vuelos ilegales sobre la Isla.

Dichas fotos mostraban el trabajo para la construcción de instalaciones de misiles nucleares soviéticos, algo que Estados Unidos no podía permitir a pesar de tener ellos ese tipo de armas a la misma distancia del territorio cubano, y que desde noviembre de 1961 intentaban fabricar un pretexto para una invasión con su ejército y retrotraer la historia al pasado oprobioso de 1958.

Una prueba de cómo espiaban a Cuba, en franca violación de las normas internacionales, son las declaraciones del Fiscal General Robert Kennedy, quien aseguró en su libro “Trece Días” que desde el mes de septiembre Estados Unidos disponía de informaciones enviadas por agentes que la CIA mantenía en la Isla, en las que indicaban la presencia de los misiles.

De acuerdo con lo expuesto por el Fiscal General en su libro, un ex empleado del Hotel Hilton de la Habana, informó creer que se estaba construyendo una instalación militar cerca del pueblo de San Cristóbal en Pinar del Río y otro informante dijo que una noche escuchó al piloto de Fidel Castro, cuando en todo jactancioso afirmó de los misiles nucleares que Rusia iba a suministrar a Cuba.

Sigue leyendo