Ley de Ajuste Cubano, vestigio de una política fracasada


Por Arthur González

Hay quien dice que los seres humanos son animales de costumbres y por eso les cuesta tanto cambiar, aunque sea para mejorar, y así les ocurre a los que en Miami viven del cuento de ser “exiliados políticos”, cuando todo el mundo conoce que muchos son prófugos de la justicia, por haber cometido crímenes horrendos durante la dictadura de Fulgencio Batista.

Entre los que más manchadas de sangres tienen sus manos están Conrado Carratalá Ugalde, Luis Alberto del Río Chaviano, Mariano Faget Dímanos con sangreaz, Irenaldo Remigio García Báez, Pilar Danilo García García, Rolando Masferrer, Julio Laurent Rodríguez y Lutgardo Martín Pérez Molina, entre otros cientos reclamados oficialmente por Cuba, aunque las autoridades estadounidenses denegaron su extradición para ser juzgados por los asesinatos cometidos.

Ese grupo de criminales recibió de inmediato un tratamiento de “refugiados políticos” a su llegada a Estados Unidos, muchos de ellos de forma ilegal, siendo protegidos bajo el “Cuban Refugee Program” aprobado en 1961 por el presidente John F. Kennedy, destinado a facilitar la integración de los “exiliados” de la isla.

El pretexto político “fue ayudar a toda persona que supuestamente huía del régimen comunista”, situarlos en las mejores condiciones posibles para adaptarse a ese país y disponer de un mejor nivel de vida, con el fin de comprometerlos con los planes agresivos que diseñó la CIA contra la Revolución.

Ese programa duró 15 años y  costó 727 millones de dólares al tesoro estadounidense.

El 28 de junio de 196justicia2, el gobierno norteamericano aprobó la Ley Pública 87-520, bajo el nombre de “Ley de Migraciones y de Asistencia a los Refugiados”, la cual restringe la definición de refugiado solo al Hemisferio Occidental, en evidente preferencia para los cubanos.

Estimados del Centro de Refugiados Cubanos señalan que entre 1963 y 1965 arribaron unos 10 mil 536 emigrados, a los que se les consideró “Bajo Palabra” por entrar de forma ilegal a los Estados Unidos.

Según cálculos de las autoridades migratorias, desde el 1ro de enero de 1959 hasta 1965, existían 258 mil 317 cubanos que arribaron a Estados Unidos ilegalmente y por tanto carecían de un estatus legal, lo que obligó al Presidente, Lyndon B. Johnson, a aprobar el 2 de noviembre de 1966 la Ley Pública 89-732, conocida como “Cuban Adjustment Act”.

Dicha ley cambió el estatus jurídico de los cubanos, de Parole a “refugiados políticos”, y por tanto beneficiados automáticamente con la obtención del permiso de trabajo y la posibilidad de solicitar la residencia permanente a los 366 días de haber ingresado a ese país, sin formalidades particulares.

Pasados 55 años, algunos políticos estadounidenses reconocen que hay promover la igualdad entre los inmigrantes cubanos y los de otros países, algo que de ejecutarse derrumbaría una de las más graves mentiras diseñadas contra la Revolución cubana para satanizarla.

Uno de los que promueve en el Congreso un proyecto de ley para eliminar la llamada Ley de Ajuste Cubano, es el congresista republicano por Arizona, Paul Gosar, pero seguramente encontrará una fuerte oposición de los integrantes de la mafia terrorista anticubana, hijos de los asesinos batistianos que buscaron refugio seguro en Estados Unidos desde 1959, los que trataran de impedirlo.

Si lo lograra, sería junto a la Guerra Económica, la muerte definitiva de una política caduca y criminal a la que han sometido por más de medio siglo al pueblo cubano, sin poder someterlo y quitarle el derecho a escoger el régimen político por el que lucharon.

Esa victoria a la resistencia de Cuba estaría en consonancia con lo expresado por José Martí, cuando sentenció:

“Y eso cuestan todos los triunfos: sangre, de las venas o del alma”.

3 pensamientos en “Ley de Ajuste Cubano, vestigio de una política fracasada

  1. Pingback: Legge di Aggiustamento Cubano, residuo di una politica fallita | progetto cubainformAzione

    • solo tienes que leer los libros publicados para darte cuenta de como ha sufrido el pueblo cubano, solo mira lo que dice la CIA:

      El 12.12.1963 un extenso memorando desclasificado de la CIA sobre la situación interna de Cuba, expone:

      “La actual política de los Estados Unidos respecto a Cuba tiene por objetivo aislarla del hemisferio occidental y del resto del mundo libre, y ejercer la mayor presión posible….para evitar la consolidación y estabilización del régimen Castro-Comunista.
      “El programa de acciones encubiertas de la CIA ha sido diseñado para apoyar otras medidas gubernamentales con el fin de incrementar e intensificar las presiones contra Castro y estimular a los elementos disidentes, especialmente en el ejército, para llevar a cabo un golpe de Estado y eliminar a Castro…”
      “El principal objetivo de los programas encubiertos contra Castro es completar el aislamiento económico, político y psicológico de Cuba respecto a América Latina y el mundo libre…. estas medidas han sido en buena parte responsables de las actuales dificultades económicas de Castro, pero pudieran adoptarse nuevas y eficaces medidas de Guerra Económica”.
      y ahora que dices de eso?

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s