De buenas intenciones…


b9b36229c1d2b3605cc6e34ac2228c5f_LA la luz del contexto cubano actual, es acaso posible distinguir mejor la multiplicidad de caras de una batalla compleja. Algo que no me atrevo a equiparar siquiera con un juego de ajedrez.

El problema con Cuba siempre ha sido, y es, de carácter ideológico y por demás, político. Hasta hace poco muy poco, la relación Cuba-Estados Unidos se discursaba e incorporaba en términos de claro antagonismo, y como tendencia todo era explícitamente reductible a esos polos, como factores comunes. Ciertamente, las esencias no cambian, pero el panorama se muestra ahora más diversificado. En términos simples, la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) y todo su hálito terrorista, ha dejado de ser la cara visible de la subversión contra Cuba. La táctica ya no es de garrote y sus agentes ya no tienen la cara de Yoani Sánchez.

Sigue leyendo