Palabras del Papa disgustan a mafiosa


Por Arthur González

Era de esperar que las palabras del Papa Francisco ante el Congreso de Estados Unidos, no gustaran entre los integrantes de la mafia terrorista anticubana, la que ve acercarse el fin de su reinado de medio siglo y por tanto la pérdida de los presupuestos millonarios que le han permitido sobornar y presionar a representantes y senadores, subvencionándole sus campañas políticas a cambio de oponerse a las relaciones con Cuba.

El rechazo de los anticubanos miamenses a las posiciones del Santo Padre, se inició desde que este aceptó mediar entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba, sentimiento incrementado después de su exitosa visita a la Isla del 19 al 22 de septiembre, y el desconocimiento que hizo de los asalariados de Washington, denominados “disidentes” por la propaganda mediática.

La que manifestó su malestar de forma más evidente fue la Ileana Ros-Lehtinen, esa que pidió a Ronald Reagan un indulto para los terroristas de origen cubano, asesinos del ex canciller chileno, Orlando Letelier, su secretaria estadunidense y el chofer, al colocarle una bomba que los despedazó al instante.


Igual solicitud hizo para Orlando Bosch, terrorista connotado según documentos del FBI, directivo de múltiples asesinatos de funcionarios cubanos en el exterior, detonación de artefactos explosivos contra oficinas comerciales cubanas, consulados y embajadas, que causaron muerte, destruición y elevadas pérdidas materiales.

Para ese asesino, la congresista Ros-Lehtinen pidió un perdón al presidente George Bush, a sabiendas que, junto a Luis Posada Carriles, otro de sus protegidos, habían dirigido el plan que hizo estallar en pleno vuelo al avión de Cubana de Aviación al despegar de Barbados en 1976, donde murieron terriblemente 73 personas inocentes.

Al culminar el Papa Francisco su discurso, todos los presentes en el gran salón del Congreso se pusieron de pie y aplaudieron sus palabras, pero al enfocar las cámaras de la TV a la líder de la mafia anticubana, se pudo comprobar que no aplaudió ni por cortesía, en demostración de su oposición a un cambio de la política del país que ahora representa, con el que la vio nacer.

Toda la prensa calificó el discurso del Santo Padre como “histórico y valiente”, al solicitar la abolición mundial de la pena de muerte.

Entre sus palabras recordó a los próceres de Estados Unidos e incluso al líder negro Martín Luther King, asesinado por luchar por los derechos civiles de los negros.

Otro tema peliagudo tratado por el Obispo de Roma fue el de los inmigrantes, algo que hoy es considerado como una total violación de los derechos humanos que hace cada día Estados Unidos, y fue la petición que le hiciera la niña de origen mexicano, cuando violó la seguridad para acercarse al Papa móvil.

El tema que más rechaza la representante anticubana por la Florida, es el de las relaciones entre Washington y La Habana, donde el Santo Padre demandó “coraje y atrevimiento en el diálogo con Cuba”.

Ileana es hija de un testaferro del tirano Fulgencio Batista, quien gobernó la Isla a partir de un golpe de estado en 1952, respaldado y apadrinado por la Casa Blanca hasta su derrocamiento en 1959 por las tropas de Fidel Castro, con el apoyo mayoritario del pueblo.

La venta de armas de fuego también fue un aspecto expresado con todas sus letras al preguntar: “¿Por qué las armas letales son vendidas a aquellos que pretenden infligir un sufrimiento indecible sobre los individuos y la sociedad? Tristemente, la respuesta, que todos conocemos, es simplemente por dinero”.

El cambio climático no quedó fuera de sus planteamientos, algo que Estados Unidos se niega a aceptar que ellos son los principales responsables de sus consecuencias para el resto de la humanidad.

Ninguno de esos puntos es aceptado ni visto con buenos ojos, por la madrina de terroristas y asesinos de origen cubano, Ileana Ros-Lehtinen, de ahí que su reacción no fuera otra que negarse a aplaudir las trascendentales palabras del Sumo Pontífice.

La vida se encargará de pasarle factura a quien ha sembrado tanto odio contra su propio pueblo, y como expresó José Martí:

“…las piedras del odio, a poco de estar al sol, hieden y se desmoronan como masa de fango”.

6 pensamientos en “Palabras del Papa disgustan a mafiosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s