Palabras del Papa disgustan a mafiosa


Por Arthur González

Era de esperar que las palabras del Papa Francisco ante el Congreso de Estados Unidos, no gustaran entre los integrantes de la mafia terrorista anticubana, la que ve acercarse el fin de su reinado de medio siglo y por tanto la pérdida de los presupuestos millonarios que le han permitido sobornar y presionar a representantes y senadores, subvencionándole sus campañas políticas a cambio de oponerse a las relaciones con Cuba.

El rechazo de los anticubanos miamenses a las posiciones del Santo Padre, se inició desde que este aceptó mediar entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba, sentimiento incrementado después de su exitosa visita a la Isla del 19 al 22 de septiembre, y el desconocimiento que hizo de los asalariados de Washington, denominados “disidentes” por la propaganda mediática.

La que manifestó su malestar de forma más evidente fue la Ileana Ros-Lehtinen, esa que pidió a Ronald Reagan un indulto para los terroristas de origen cubano, asesinos del ex canciller chileno, Orlando Letelier, su secretaria estadunidense y el chofer, al colocarle una bomba que los despedazó al instante.

Sigue leyendo