El nuevo engaño


Por Arthur González

Con rimbombancia el 18.09.2015 los Departamentos del Tesoro y de Comercio de Estados Unidos, divulgaron nuevas medidas aparentando modificar la Guerra Económica contra Cuba, eso que quieren hacerle creer al mundo que es solo un “embargo” bilateral.

El presidente Barack Obama tiene prerrogativas en sus manos, pero no las ejecutacuchillo3, solamente decide aparentar ciertos cambios que van en la dirección que siempre han deseado, presionar a la Isla para que regrese al pasado capitalista dirigido por Estados Unidos hasta el 1ro de enero de 1959.

Las regulaciones anunciadas entrarán en vigor el 21 de septiembre y para que nadie se llame a engaño están diseñadas para apoyar al sector privado cubano, con el cual la Casa Blanca tiene planes especiales, al soñar que pudiera ser la futura fuerza que logre cambiar el socialismo en la Isla, algo que subrayó en un comunicado la secretaria de Comercio, Penny Pritzker.

Siguiendo la transparencia de sus propósitos, el propio Jack Lew, secretario del Tesoro, señaló que “esas regulaciones subrayan el compromiso del presidente Obama en promover un cambio constructivo para el pueblo cubano.

¿Pensarán los yanquis que el pueblo de la Cuba de hoy es el mismo de 1958, cuando el nivel escolar promedio era solo de dos grados?

La primera medida de la Revolución fue alfabetizar al pueblo, elevar su preparación y darle acceso a la educación hasta la Universidad de forma gratuita, sin exclusión; por tanto, sus ciudadanos pueden interpretar perfectamente las verdaderas intenciones yanquis.

Los viajes a Cuba continuarán prohibidos para los estadounidenses y solo pueden hacerlo bajo una de las 12 licencias aprobadas y en grupos, sin que estos ejecuten actividades que se consideren turísticas. Solo realizarán aquellas que estén relacionadas con acciones que poco a poco faciliten la llamada Transición al capitalismo.

Entre las medidas está la autorización de viajes a ciertos funcionarios gubernamentales y algunas actividades educativas, otras para ejecutar proyectos humanitarios, periodísticos y fundaciones privadas, siempre que se relacionen con el sector privado.

El sector de las telecomunicaciones es el que más amplitud alcanza. Son conocidos los objetivos que persiguen, por eso se permitirá a ciudadanos estadounidenses establecer empresas en Cuba, incluidas las asociaciones con entidades cubanas para ofertar servicios de telecomunicaciones y de internet.

Se extenderán los permisos para las exportaciones de equipos, permitiéndose la preparación de especialistas para su instalación, reparación y reemplazo.

Esto tiene sus antecedentes.

En 1996 la RAND Corporation, del Instituto de Investigaciones para la Defensa Nacional de Estados Unidos, preparó un estudio para el Departamento de Defensa, titulado “Las telecomunicaciones cubanas, las redes de computación y sus implicaciones en la política de Estados Unidos”, presentado ese año en Miami.
El trabajo pretendía “ayudar a la apertura en Cuba y forzar el surgimiento de una sociedad civil independiente”. Entre sus objetivos contemplaba:
“Alentar el enlace de Cuba a Internet, utilizar Internet para transmitir noticias y análisis balanceados, promover el uso de Internet por ONG cubanas, universidades y otros destinatarios”.
El 14 de mayo 2008 en la asamblea de la USAID en Washington, se insistió en la necesidad de enviar a Cuba propaganda, celulares y equipos modernos de comunicación.

Anthony Christino III, del buró de Industria y Seguridad del Departamento de Estado que monitoreaba y sancionaba los intercambios con Cuba, expresó la “necesidad de enviar computadoras y software a Cuba, para lo cual se facilitarán licencias” y Clara Davis, de la OFAC, propuso otorgar licencias humanitarias de viajes para la infiltración de agentes con la cobertura de proyectos vinculados a la Salud, el Medio ambiente e iniciativas específicas y aseguró que la mayor entrada de dinero a Cuba se hacía a través de la Iglesia.
En marzo del 2005 el subsecretario de Estado, Roger Noriega, en una audiencia del Congreso, afirmó: “Estados Unidos flexibilizó los requisitos de las licencias para que, por primera vez, puedan ser entregadas computadoras personales de alta velocidad, a grupos de la sociedad civil en Cuba”.
La Fundación Heritage, en evento celebrado en 2012 con la presencia del senador Marco Rubio, elaboró un informe para el Gobierno donde recomiendan la creación de una red WIFI remota, para permitir el acceso a Internet de los cubanos. Según Rubio, “el gobierno cubano no duraría mucho en una Cuba con acceso ilimitado a Internet”.
Aseveraron que “debían aprovecharse las experiencias de la primavera árabe, enviar a Cuba información a través de los teléfonos inteligentes, USB, mensajería de texto y crear un fondo de defensa ciberactivistas para apoyar financieramente a los cubanos.

Obama no ha hecho nada novedoso para ayudar a Cuba, lo anunció el 17.12.2014: “Pondremos fin a un enfoque anticuado que durante décadas no ha podido promover nuestros intereses”.

Mientras, el puñal del Bloqueo sigue en el cuello de todos los cubanos, con el fin de presionarlos para que se entreguen cual fruta madura en los brazos del Imperio.

Por eso dijo José Martí:

“Alzar la frente es mucho más hermoso que bajarla”.

2 pensamientos en “El nuevo engaño

  1. Pingback: El nuevo engaño | Solidaridad Latinoamericana

  2. ESTAS EN LO CORRECTO , COMO CREANDO UNA QUINTA COLUMNA DENTRO DE CUBA , HITLER LO UTILIZO PARA CONQUISTAR TERRITORIOS EN EUROPA , YA SABEMOS EL FINAL , PERO TUVO EXITO AL PRINCIPIO HASTA QUE LOS PUEBLOS SE REBELARON

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s