Por qué pierden la memoria


Por Arthur González

cubaeuaAlgunos elementos que llevan años viviendo del dinero que reciben desde Estados Unidos para disfrazarse de “disidentes”, van perdiendo la memoria quizás por la avanzada edad, algo que informó el jefe de la Sección de in-tereses, Jonathan Farrar, en un cable confidencial publicado por Wikileaks, remitido al Departamento de Estado, la CIA y al Consejo Nacional de Seguri-dad, cuando alertaba que:
“El movimiento disidente en Cuba ha envejecido y perdido contacto con la vida de los cubanos sencillos…”


La realidad es que los Servicios de Inteligencia de Estados Unidos no han podido estructurar un movimiento opositor entre la juventud cubana, a pesar de que es la más afectada en la actualidad por las consecuencias de la Gue-rra Económica sostenida por más de medio siglo, que trae como resultado insatisfacciones materiales, de ahí que el presidente Barack Obama no asu-ma ninguna de las potestades que posee para su eliminación.
Entre los desmemoriados se encuentra Tania Catalina Díaz Castro, quien fuera miembro del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba, creado en junio de 1988 por Ricardo Boffil Pagés y detenida por agredir físicamente a un custodio de la cárcel donde estaba recluido su concubino.
Meses después comparecía ante las cámaras de la TV cubana para denun-ciar a los contrarrevolucionarios y asegurar que era informante de la Seguri-dad del Estado.
Ahora esta señora, que ya no se sabe para quien trabaja, escribió el pasado 08.09.2015 en uno de los blogs financiados contra Cuba, que “los cubanos están en peligro de extinción”.
Según asegura, “los que quedan en la Isla morirán de enfermedades como el cólera, el tifus, el paludismo, el asma, la gastroenteritis y hasta de cáncer, producto del deterioro de las redes de saneamiento y sus conexiones, lo que dificulta el drenaje de las aguas albañales, como consecuencia de un Go-bierno fracasado”.
Causa lástima que una persona con preparación tenga que recurrir a la ca-lumnia para obtener algunos dólares desde Miami.
Tania debería recordar algunos datos oficiales de las acciones de Guerra Biológica ejecutada por grupos dirigidos por la CIA para causar daño, des-trucción y muerte en Cuba, algo que en nada tiene relación con un “Gobierno fracasado”, aunque sea el objetivo perseguido.
Los cubanos han logrado subsistir ante múltiples plagas y enfermedades in-troducidas desde Estados Unidos, gracias al sistema de salud y sanidad ve-getal creados por la Revolución cubana, algo reconocido por la Organización Mundial de la Salud como un ejemplo de eficacia y eficiencia, aunque algu-nos desmemoriados pretendan desprestigiarlo.
Cuba ha sido víctima de ataques biológicos desde los primeros años de la década del 60 del pasado siglo XX, entre ellas:
El 04.09.1964 fue introducido en Cuba el peligroso virus Colletotrichum para afectar la producción de café.
El 23.06.1971 se detectó en La Habana la fiebre porcina africana, provenien-te de una base militar yanqui en Fort Gullick, zona del Canal de Panamá, e introducido por un agente CIA. Por ese motivo Cuba tuvo que sacrificar 45 mil 706 cerdos infestados y otros 424 mil 848 en peligro.
En septiembre del año 1978 apareció por primera vez en Cuba el Puccinia Erianthi, causante de la Roya de la Caña de Azúcar en la variedad Barbados-4362. Esto obligó a la demolición inmediata de 38 mil 598 caballerías plan-tadas con dicha variedad, aproximadamente el 34 % del área sembrada a nivel nacionalmente y su sustitución total. Como resultado se dejaron de pro-ducir un millón 500 mil toneladas de azúcar.
Otra acción criminal fue la introducción del Dengue Hemorrágico en mayo de 1981, que afectó en pocos meses, unas 350 mil personas, mayormente ni-ños y ocasionó la muerte de 158 personas, de ellas 101 menores.
En las investigaciones pertinentes se demostró que ese tipo de Dengue se correspondía a la cepa Nueva Guinea 1924, serotipo 02, única en el mundo en ese momento y constituía una cepa de colección elaborada en laborato-rios especiales.
El agente CIA Eduardo Arocena, declaró en 1984 ante la corte federal de New York haber introducido en Cuba esos gérmenes como parte de la guerra química que Estados Unidos desarrolla contra Cuba, según aparece en la página 2189 del expediente 2 FBINY 185-1009.
Otras acciones contra la economía cubana fue la introducción del Moho Azul del Tabaco, el Thrips-Plamis-Karmy contra la papa, Tocoptera citricidus Kirk conocido como la Tristeza del Cítrico, la Broca del café, el Seudodermatosis Nodular Bovina, la Conjuntivitis Hemorrágica, el Mycosphaerella fijiensis var. Difformis, conocido como Sinatoga Negra del Banano, el Tocoptera citricidus Kirk, insecto que ataca todas las especies de cítricos, la Hemorragia Viral del Conejo, plagas que nunca antes fueron reportadas en la Isla.
Por no tener Cuba un “Gobierno fracasado”, ha podido resistir y enfrentar es-tas y otras enfermedades, algo que debe recordar Tania Catalina Díaz Cas-tro.
Por eso como expresara José Martí:
“…es en vano pedir que la memoria arranque de sí lo que la indigna”.

2 pensamientos en “Por qué pierden la memoria

  1. Pingback: Por qué pierden la memoria | Golpeando el Yunque

  2. Pingback: Por qué pierden la memoria |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s