Sombras nada más


Por Arthur González

cubaeuaNingún cubano nacido después de 1898 hasta la actualidad, ha conocido lo que es una relación normal, equilibrada y respetuosa con Estados Unidos, a pesar de que nadie duda lo importante y necesaria que resultaría entre vecinos tan cercanos.

El 29 de abril de 1823 el entonces secretario de Estado John Quincy Adams, envió una nota con instrucciones precisas al agente especial de Estados Unidos asentado en la Habana, Thomas Randall, en la cual le orientaba qué informaciones debía obtener, cómo analizarlas y la forma de remitirlas al Gobierno para tomar decisiones en su política hacia la Isla.

Sigue leyendo

Anuncios