Ausencia de liderazgo


Por Arthur González

Local-Marketing-ConsultingEspecialistas de las agencias de inteligencia estadounidenses llevan años preocupados por no encontrar líderes auténticos entre los contrarrevolucionarios cubanos y la falta de unidad que siempre han mostrado.

Esos especialistas se niegan a reconocer que la Revolución cubana cuenta con el apoyo mayoritario del pueblo y que sus acciones de guerra económica, diseñadas para evitar la satisfacción de las necesidades de los ciudadanos con el fin de culpar al gobierno y provocar el rechazo del sistema socialista, no les dio resultado.

A pesar de tantos fracasos, el gobierno de Estados Unidos persiste en su empeño de ver algún día la destrucción de la Revolución, como hicieron en Europa del Este.

Muchos han sido los grupúsculos contrarrevolucionarios creados y financiados por la CIA, pero todos terminaron en el olvido sin éxito alguno.

Quizás alguien recuerde la propaganda que le hicieron a los creados a partir de los años 80 del pasado siglo XX. Si por la prensa yanqui fuera, la Revolución cubana estaba minada de “disidentes” y su derrota era solo cuestión de meses; la realidad fue bien diferente, los “luchadores por la libertad” resultaron ser un puñado de aprovechados y vividores, penetrados por la Seguridad del Estado cubana y denunciados por la TV de la isla.

Entre esos grupos estaban:

La Asociación Defensora de los Derechos Políticos, Asociación de Periodistas Independientes, Asociación Nacional de Economistas Independientes de Cuba, Asociación Pro Arte Libre, Buró de Prensa Independiente de Cuba, Comité Cubano Pro Derechos Humanos, Concertación Democrática Cubana, Coalición Democrática Cubana, Concilio Cubano, Coordinadora de Derechos Humanos, Coordinadora Obrera Cubana, Corriente Cívica Cubana, Corriente Socialista Democrática Cubana, Criterio Alternativo, Directorio Estudiantil Universitario, Foro Feminista Aliadas Democráticas, Frente Unido Patriótico Cubano, Fundación Lawton de Derechos Humanos, Grupo de Trabajo de la Disidencia Interna Cubana, Movimiento de Madres Cubanas por la Solidaridad, Movimiento Armonía, Movimiento Cubano de Jóvenes por la Democracia, Organización Juvenil Martiana, Partido Pro Derechos Humanos de Cuba, Sendero Verde, Tercera Opción, Unión Agramontista y la Unión General de Trabajadores de Cuba.

De esas no queda nada, pero como dato de interés vale citar que Elizardo Sánchez Santa Cruz y Pacheco, dirigió nueve de esos grupúsculos.

Ante el reto que se le presenta al presidente Barack Obama, de “apoyar” a la sociedad civil cubana y la carencia de líderes, han retomado al añejo agente CIA, Dagoberto Valdés Hernández, a quien durante los años 90 promovieron junto a sus aliados europeos, como el posible Lesch Walesa caribeño.

Para aquel empeño contaron con el apoyo de cierto sector de la iglesia católica, poniéndolo al frente del Centro Cívico Religioso de la occidental provincia cubana de Pinar del Río; le financiaron una publicación denominada Vitral, que radicaba dentro del obispado pinareño y para protegerlo de cualquier actuación policial llegaron a influir en su nombramiento como miembro numérico de la Comisión Pontificia de Justicia y Paz del Vaticano, bajo el mandato del Papa Juan Pablo II.

Su selección fue pésima al carecer de condiciones naturales para dirigir y a pesar de contar con un fuerte financiamiento, más el apoyo de embajadas europeas aliadas de Estados Unidos, no pudieron materializar sus planes, aunque si provocaron fuertes fricciones dentro de la comunidad católica; por tanto después de 10 años no le fue renovada su posición en la Comisión Pontificia, cerraron la revista Vitral y sus actividades contrarrevolucionarias fueron separadas de los locales de la iglesia.

Ahora ante la necesidad le han vuelto a echar mano a Dagoberto, pero ya en funciones de contrarrevolucionario abierto y sin protección religiosa, a tal punto que sus relaciones actuales son con personajes como Guillermo Fariñas, amigo íntimo del terrorista Luis Posada Carriles, José Daniel Ferrer, Manuel Cuesta Morúa, Reinaldo Escobar, Yoani Sánchez y la grosera e inculta Berta Soler.

En su intento por atraer a jóvenes le crearon el “Centro de Estudios Convivencia” y otra revista con el mismo nombre, integrándolo a un nuevo engendro denominado “Espacio Abierto de la Sociedad Civil Cubana”, donde se juntan los mismos de siempre para cocinarse en sus mentiras y tergiversaciones de la vida cubana, como si la historia de más de 50 años no fuese suficiente para conocer cuál será el final.

Prueba de que los Estados Unidos no han podido fomentar un verdadero liderazgo contrarrevolucionario, fue el encuentro del Secretario de Estado, John Kerry, con 10 de ellos durante su estancia en La Habana, entre los mismos estaba Dagoberto Valdés, quien declaró desde Argentina: “El encuentro no fue para un saludo protocolar sino para una reunión de trabajo, en la que todos pudieron expresar con toda responsabilidad sus criterios acerca del papel de la sociedad civil y de Estados Unidos como vecino cercano”.

A gente como esa los definió José Martí como: “…busca empleos, lacra de la nación y peste de la vida…”

4 pensamientos en “Ausencia de liderazgo

  1. Genial, creo que luego de su brillante artículo pudiéramos ayudar un poco más a los pobres que aún, luego de tantos años no encuentran un líder para la contrarrevolución, sencillamente, nunnnca lo encontrarán, porque si conocen bien las tradiciones de Cuba, los líderes, están de parte de la verdad, de la justicia y por nada del mundo traicionan a su patria…..

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Ausencia de liderazgo | Cubanamera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s