Ileana Ros Lehtinen la humanitaria


Arthur González

ros-lehtinenLa congresista de Estados Unidos, Ileana Ros-Lehtinen, integrante de la mafia terrorista anticubana radicada en la Florida se caracteriza por defender causas y personas que en nada tienen que ver con los derechos humanos de este mundo. Es la voz de los que han derramado sangre inocente, por la ejecución de actos terroristas. Ejemplo de eso fue su defensa a ultranza ante el presidente Ronald Reagan, de Guillermo Novo Sampol, autor confeso de la bomba que destrozó al ex canciller chileno Orlando Letelier y a su secretaria, logrando su liberación a pesar del horrendo crimen cometido.

Habló con el presidente George Bush para que liberara al asesino Orlando Bosch, considerado por el FBI como un peligroso terrorista, según documentos secretos desclasificados. Coautor de la voladura en pleno vuelo de un avión civil cubano en Barbados, donde perecieron 73 personas.

Amiga de terroristas como Armando Valladares, juzgado y condenado en La Habana por hacer colocar bombas en centros comerciales cumpliendo órdenes de la CIA; de Carlos Alberto Montaner, detenido en Cuba cuando activaba una petaca incendiaria en un centro comercial, prófugo de la justicia refugiado en Estados Unidos y de Luis Posada Carriles, autor de la voladura en Barbados del avión civil cubano.

Resulta increíble que una persona con esa hoja de actividades sea congresista, solo posible por la falta de información de sus votantes, debido a la manipulación mediática y al ocultamiento de la verdad.

Ahora Ileana “la justiciera”, intercede por médicos cubanos varados en Colombia después de abandonar la humana misión de salvar vidas en países como Venezuela.

Desde el año 2006, por gestiones de la señora Ros y otros de sus compinches en el Congreso, lograron que George W. Bush ordenara al Departamento de Estado, crear un programa destinado exclusivamente para estimular a los profesionales de la Salud de Cuba, al abandono de las misiones médicas en los países donde se encontraban prestando servicios humanitarios de salvar y preservar la vida de cientos de miles de personas que carecían de esa asistencia.

Cuba, tiene brigadas en 30 países de África, 25 en América Latina y el Caribe, 10 en Asia, Pacífico y Oceanía y una en Europa, donde cerca de 47 mil profesionales calificados salvan vidas de niños, mujeres y hombres en lugares donde nunca han tenido un médico o una enfermera.

Ante desastres naturales y epidemias, médicos y enfermeras cubanas viajan en misiones muy humanitarias, como quedó demostrado en países africanos ante la epidemia del ébola y los terremotos ocurridos en Chile y Nepal.

Ileana Ros y otros mafiosos anticubanos, son los ideólogos del llamado Cuban Medical Professional Parole, aprobado por el Departamento de Estado, consistente en una autorización especial de ingreso a Estados Unidos solamente para profesionales de la salud de Cuba, siempre que sean parte de una brigada médica en el exterior.

El fin es lograr que los profesionales cubanos abandonen esa humana misión para desprestigiar el sistema político de la Isla y a la vez evitar que se les brinde atención a enfermos de los países donde salvan vidas, bajo el calificativo de que “huyen del comunismo”.

En días recientes Ileana Ros inició una campaña de presiones sobre el Departamento de Estado, al conocer la cancelación de las visas otorgadas a tres médicos cubanos que abandonaron la brigada médica en Venezuela e ingresaron en Colombia, quienes fueron impedidos de abordar el avión hacia Miami.

El hecho recibió de inmediato el apoyo de Ileana la “justiciera” y de su colega Mario Díaz Balart.

El resultado de sus presiones se constató en las declaraciones de Justen Thomas, portavoz del Departamento de Estado, quien declaró al Nuevo Herald: “hasta el momento no existe ningún plan para eliminar el programa de visas estadounidenses a médicos cubanos que abandonan las misiones internacionalistas”, situación que los mafiosos temen se lleve a cabo después del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana.

Cifras no oficiales brindadas por la organización contrarrevolucionaria radicada en Miami “Solidaridad Sin Fronteras”, aseguran que desde 2006 hasta la fecha cerca de 9 mil profesionales cubanos se han acogido a la protección que ofrece el Cuban Medical Professional Parole.

Lo que les duele a esos “humanitarios” congresistas es que Cuba, pequeña y bloqueada desde hace más de medio siglo, exhiba índices de Salud de un país del primer mundo, logre crear vacunas y medicamentos para salvar vidas y sea el único sistema de salud en la Tierra que ha logrado evitar la transmisión del VIH-SIDA de madres embarazadas a sus hijos.

Sabio José Martí cuando aseguró:

“En la medicina como el derecho, se necesita un alma bien templada para desempeñar con éxito ese sacerdocio; el contacto con diarias miserias morales y materiales, el combate con la sociedad y con la naturaleza, hacen mal a las almas pequeñas, mientras es revelación de cosas altas en almas altas y hermosas”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s