Idóneo para ser canonizado


Arthur González

Coco fariñas-MedallaDe la capacidad que poseen los especialistas estadounidenses en cuestiones de guerra sicológica no hay la menor duda, realmente son maestros en conformar campañas plagadas de mentiras y en lograr que millones de personas se las crean.

La historia tiene múltiples ejemplos y Cuba es una víctima prioritaria desde el mismo año 1959 cuando triunfó la Revolución encabezada por Fidel Castro.

Al no poder impedir la victoria del ejército rebelde como había pretendido la CIA, diseñaron campañas de propaganda contra el naciente gobierno cubano. La respuesta de Castro dio lugar a la conocida Operación Verdad, en la que informó a su pueblo y al mundo las maniobras sucias de los yanquis.

Así ha sido de forma permanente, desde la tristemente célebre Operación Peter Pan; los bombardeos como preludio de la invasión por Bahía de Cochinos empleando aviones y pilotos norteamericanos con las siglas de la aviación revolucionaria; la inventada parálisis de los miembros inferiores del ex recluso Armando Valladares; hasta las cruzadas mediáticas actuales que intentan sembrar en la conciencia de millones de personas, que en Cuba se “reprime” por pensar de forma diferente, se “acosan y detienen arbitrariamente disidentes” cubanos, mantenidos y entrenados por Estados Unidos con altos salarios, para ejecutar declaraciones falsas y acciones provocativas.

Coco Fariñas-medalla2Un caso insólito que ejemplifica las mentiras tejidas por la CIA es el de Guillermo Fariñas, personaje al que le dedican cientos de páginas en diferentes medios y formatos de prensa, con el propósito de convertirlo en héroe y “víctima” del sistema político cubano, por lo cual hace algunos años fue galardonado con el premio Andrei Sajarov, otorgado por el Parlamento europeo.

Este asalariado de Washington que cumplió condena, no por tener ideas contrarias al gobierno cubano sino por golpear a la directora del Hospital Pediátrico Pedro Borras de la Habana, al no aceptar una medida de dicha funcionaria, ahora es nuevamente condecorado nada menos que con la Medalla de la Libertad Truman-Reagan 2015, que entregará la Fundación Memorial de las Víctimas del Comunismo los días 11 y 12 de junio.

Vaya méritos del señor Fariñas, quien se vanagloria de ser amigo personal del asesino terrorista Luis Posada Carriles, el mismo que participó en la voladura del avión de la aerolínea Cubana de Aviación, donde murieron 73 personas inocentes y de hacer estallar bombas en hoteles de la Habana, ocasionándole la muerte a un joven turista italiano.

Si esa es la “virtud” observada por los integrantes del tribunal que decidió premiarlo por su “lucha para la libertad y la democracia”, ya sabemos a qué atenernos.

¿Por qué no deciden premiar con igual medalla a Edward Snowden, ex analista de la CIA y la NSA, quien con su valentía alertó al mundo de la injerencia de Estados Unidos en las comunicaciones privadas de millones de personas, a las que el espionaje tecnológico les coartaba su libertad y pisoteaba la democracia?

¿Acaso no tienen igual mérito los que dentro de Estados Unidos luchan por los derechos civiles de los negros, a quienes pretenden quitárselos solo por el color de su piel denominándolos afro-norteamericanos, en señal de que no son considerados norteamericanos con plena igualdad que los blancos?

Así es como se fabrican desde Washington y Langley los llamados “disidentes”, lo mismo que hacen en países que tienen gobiernos no aceptables para Estados Unidos.

Un ejemplo de esa construcción mediática, es el caso de la devenida en bloguera, Yoani Sánchez, a quien la revista TIMES, a solo un año de la salida a Internet de su blog, la denominó como una de las cien personas “más importantes del mundo”, mientras que la publicación People, la seleccionaba como una de las veinticinco personas de “mayor influencia” en Latinoamérica, otorgándole además los más relevantes premios de periodismo en Europa, sin tener obra alguna y ser una total desconocida.

Por ese motivo millones de personas rehúsan aceptar las reglas impuestas por el llamado “mundo libre”, donde el desempleo, la desnutrición infantil, la pobreza y la falta de servicios médicos y educacionales, imperan como bandera de la “democracia”.

Anteriores premiados con la Medalla de la Libertad, fueron el Papa Juan Pablo II, Lech Walesa, y el ex secretario de Defensa de EE UU, Donald Rumsfeld; por tanto no os asombréis si dentro de algún tiempo Fariñas es propuesto para ser canonizado, pues al final como expresara José Martí:

“…donde se plantan podres no hay que esperar olores”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s