Cumbre UE-CELAC maniobra reiterada


Arthur González

Cumbre UE-CELACEstados Unidos insiste en emplear su añeja fórmula de deformar las Cumbres donde estén presentes los países de Latinoamérica, tal y como hicieron en Panamá cuando introdujeron a elementos contrarrevolucionarios de Cuba, Venezuela e integrantes de la mafia terrorista anticubana asentada en Miami.A pesar del fracaso de su maniobra en la VII Cumbre de las Américas, celebrada en el mes de abril, pretendían repetir la receta en la Cumbre Unión Europea-CELAC, los días 10 y 11 de junio en Bélgica, al introducir por primera vez los llamados eventos paralelos, los cuales presentaran a los Jefes de Estado sus acuerdos.

Como programa estelar del show mediático en preparación estuvo el evento con la llamada “sociedad civil”, al que estuvieron invitados varios de los asalariados de Washington residentes en Cuba y Venezuela que ya estuvieron en Panamá.

Una prueba de la subordinaron absoluta a los dictados de la extrema derecha estadounidense son los invitados especiales a ese circo, entre los que se destacan la bloguera oficialista de Estados Unidos, Yoani Sánchez Cordero; Elizardo Sánchez Santa Cruz y Pacheco; el racista Manuel Cuesta Morua; Eliécer Ávila; Guillermo Fariñas y Jorge Luis García, conocido como Antúnez; estos dos últimos íntimos amigos de los asesinos terroristas Luis Rodríguez, alias “el gato”, vinculado al asesinato del Che Guevara y Luis Posada Carriles, organizador de la voladura del avión civil cubano donde perecieron 73 pasajeros y de la explosión de bombas colocadas en varios hoteles y restaurantes habaneros.

Estados Unidos pretende reforzar la matriz de opinión de que en Cuba se “violan” los derechos humanos y se “reprime” a la llamada sociedad civil que ellos organizan, entrenan y financian con miras a derrocar el sistema socialista.

Sin embargo olvidan que solo en el año 2015 suman más de 380 los civiles muertos en ciudades norteamericanas a causa de la represión policial, por dispara sin compasión contra jóvenes preferentemente de raza negra.

De esos crímenes que se mantienen impunes, los yanquis no hacen mención alguna ni invitan con los gastos pagados a miembros de su sociedad civil, negros y latinos que sí sufren cotidianamente la represión y discriminación, al mejor estilo hitleriano.

Las cartas a emplear contra Cuba y Venezuela están sobre la mesa y son bien conocidas pues forman parte de su guerra sicológica ejecutada desde hace más de medio siglo.

De acuerdo con el diccionario de las Fuerzas Armadas norteamericanas del año 1950, Guerra Sicológica es:

“La introducción o puesta en práctica de medios de propaganda a través del pueblo…para ejercer influencia sobre las opiniones, sentimientos, acciones y conducta de grupos de la población enemigos, neutrales o amigos, de manera que puedan apoyar la significación de la política nacional y de los objetivos nacionales”.

Esa política forma parte de la llamada Guerra No Convencional que no ha tenido éxito contra Cuba, como reconoció el presidente Barack Obama. No obstante la pasión les ciega la razón y continúan en su empeño con los mismos métodos que terminaron en fracaso y gastos de presupuestos millonarios, siempre con la esperanza de lograr el escepticismo, el desencanto y el desaliento entre la población, con atención prioritaria en las jóvenes generaciones.

Aunque en la CIA tiene conciencia de que sus planes no llegan a fraguar, su tozudez los hace repetirse. Ejemplo de eso es lo que hoy pretenden hacer con la llamada “sociedad civil” cubana y las redes sociales, donde el único cambio son las estaciones de radio sustituidas por sitios creados en Internet, el resto del plan es similar.

Según documentos desclasificados de la CIA, USIA y Departamento de Estado, el 13 de mayo de 1963 el Teniente Coronel James Patchell, presentó un plan titulado “Futura dirigencia cubana”, con el objetivo de fabricar un imaginario líder cubano y la imagen de una resistencia en Cuba, la cual serviría como un punto focal para la resistencia dirigida contra Castro, por cubanos o latinoamericanos.

Se afirma en dicho plan: “La propuesta podría enfatizar el desarrollo de un David nativo en oposición a Castro… Esto podría ayudar a la imagen de Estados Unidos, al convertir a Castro en un Goliat más que en David, quien se opone al gigante norteamericano”.

“Esta propuesta podría conservar para Estados Unidos la capacidad de controlar la selección futura de líderes o grupos y sobre una base progresiva, permitirle influir en las ideologías de la resistencia y así influenciar en la plataforma del futuro gobierno cubano”.

Medio siglo más tarde, los yanquis se encaprichan en venderles a los europeos y latinoamericanos su construida “disidencia” dentro de la llamada “sociedad civil” cubana.

Pero igual que en Panamá el show de la contrarrevolución será rechazado por los que conocen las maniobras del imperio y la contrarrevolución volverá a demostrar para quién y por quién trabajan, porque como expresó José Martí: “La grandeza está en la verdad y la verdad en la virtud”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s