Cuidado, homicida en la vía


Arthur González

Carromero accidenteÁngel Carromero, único responsable de la muerte de los contrarrevolucionarios cubanos Oswaldo Payá Sardiñas y Harold Cepero, obtuvo la libertad condicional y circula desde abril 24 por las avenidas de España, gracias a las presiones de su madrina Esperanza Aguirre, presidenta del Partido Popular de Madrid.Carromero, miembro de las juventudes del PP, fue enviado a Cuba con la encomienda de la propia Esperanza Aguirre, de repartir dinero entre los contrarrevolucionarios cubanos, algo que demuestra hasta donde llega la injerencia extranjera en los asuntos cubanos y la razón de la existencia de la supuesta “disidencia”, creada por la CIA y sostenida gracias a los cientos de miles de dólares y euros que les envían para sus acciones provocativas contra la Revolución.

El joven español arribó a la isla con visado de turista, acompañado por un sueco de un partido de derecha de su país; rentaron un auto y en compañía de Payá iniciaron un periplo por las provincias orientales, para entregar cientos de dólares al mejor estilo de los Reyes Magos, pero su afición a la velocidad hizo que su viaje terminara contra el tronco de un árbol, donde perdieron la vida los dos asalariados cubanos.

El juicio celebrado en la provincia oriental de Granma fue presenciado por el Embajador y el Cónsul general de España, además de varias agencias de prensa extranjera acreditadas.

Carromero tuvo asistencia legal de dos abogadas contratadas por él. Finalmente fue condenado por homicidio, al comprobarse fehacientemente su responsabilidad por conducir a exceso de velocidad.

Para más fatalidad del acusado, en España salió publicado en esos días la lista de personas que se les cancelaba la licencia de conducir, debido a la acumulación de puntos por violaciones del código de tránsito y entre ellos aparecía Ángel Carromero, nada menos que por conducir a exceso de velocidad.

Tanto el Embajador como el Cónsul general, aseguraron a la prensa y a su Gobierno, la transparencia del juicio y la responsabilidad del reo.

Carromero y viuda de PayáNo obstante, Ofelia Acevedo, viuda de Payá Sardiñas y su hija Rosa María Payá Acevedo, iniciaron una campaña apoyada por la prensa extranjera, para tergiversar la realidad y acusar a las autoridades de haber provocado el accidente, algo que jamás pudieron probar y cuya versión fue rechazada por la justicia española en dos oportunidades.

Esa versión manipulada al extremo desde Miami, le permitió a la viuda y a su hija, entrar en arreglos con funcionarios estadounidenses acreditados en la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, de desarrollar la acusación falsa a cambio del visado como refugiados políticos para todo el núcleo familiar, el que fue procesado de inmediato y otorgado en tiempo récord, lo que demuestra la manipulación de la campaña anticubana.

Los ex reclusos que trabajaron para la CIA y por lo que cumplieron condenas en la isla, han tenido que esperar varios años para obtener ese visado de Estados Unidos como refugiados políticos, siempre con la entrega previa de múltiples avales que demuestren esa condición, algo que no fue necesario presentar en el caso de Ofelia Acevedo y sus tres hijos, a pesar de que ninguno de los cuatro pertenecían a los llamados “grupos opositores” y Rosa María y sus hermanos cursaron carreras universitarias en la Universidad de la Habana, sin ser molestados.

Ahora los españoles tendrán que tomar muchas precauciones pues Carromero en la vía representa un verdadero peligro, dada su adicción a las carreras de auto.

Ojalá que el mismo juez de la Audiencia Nacional que decidió la libertad condicional a “petición” de la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, tenga la misma bondad con prisioneros que cumplen sanción solo por oponerse a los desalojos llevados a cabo sobre los trabajadores que perdieron sus empleos, o aquellos que protestaron por la política neoliberal aplicada por el PP contra su pueblo, dejando a millones de españoles en la indigencia.

La Aguirre, su amiga la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, el portavoz del comité de campaña del PP y ex presidente de Nuevas Generaciones, Pablo Casado, llevarán en su conciencia la responsabilidad de futuras víctimas que pueda causar ese homicida.

La parte más turbia de este episodio resulta el apoyo que la viuda y su hija le brindan al verdadero responsable de la muerte del ser querido, algo que pone al descubierto la verdadera calaña de los que por dinero se oponen a la Revolución cubana y de ahí la falta de apoyo popular.

Ante actitudes como esas vale la pena recordar a José Martí cuando afirmó:

“…no es bien por cierto lamentar y honrar, porque va para vil quien comercia con vilezas”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s