Las preocupaciones


Arthur González

UNIÓN EUROPEA1Hay quienes tienen poca vergüenza, pero hay otros que no tienen ninguna y ese es el caso de algunos europarlamentarios que se la pasan buscándole defectos a terceros, cuando muchos países de Europa se desbordan de problemas con las violaciones de los derechos humanos.En una evidente campaña gestada desde Estados Unidos que busca sostener su vieja política anticubana y crear matrices de opinión negativas, el eurodiputado checo Pavel Telicka, declaró recientemente que estaba profundamente “preocupado por la situación de los derechos humanos” en la isla.

Todo eso por la proximidad de un acuerdo entre la Unión europea y Cuba, que dará por terminada la fracasada Posición Común impuesta en 1996 a petición del presidente español José María Aznar, siguiendo instrucciones de la mafia anticubana de Miami, la cual financió buena parte de su campaña presidencial, por sumarse a la Guerra Económica impuesta por Estados Unidos.

Ante el inesperado giro de la política materializada en la decisión del presidente Obama, de restablecer relaciones diplomáticas con La Habana, Europa se quedó colgada de su ineficaz Posición Común, y no ve el momento de librarse de ella.

Pero los que se involucraron de lleno en ese tema, no quieren salirse de su línea política y de ahí que sostengan aun lenguajes arcaicos y sin basamento.

España posee hoy más violaciones a los derechos civiles, económicos y políticos que los países latinoamericanos. La propia Comisión Europea, asegura que la política social ibérica se hunde, sustentada en que más de 12,5 millones de españoles se hallaban en riesgo de pobreza y de exclusión social.

Según informes de Bruselas, España figura entre los países de la UE de mayores desigualdades en materia de ingresos, por lo cual la brecha de la pobreza ha aumentado considerablemente desde 2007.

Esto al parecer no le causa preocupaciones al eurodiputado checo Pavel Telicka.

Ese panorama desolador se repite en Grecia, Portugal, Italia y hasta en la poderosa Alemania, sin embargo el euro diputado español Fernando Maura, no reacciona como lo hace contra Cuba.

¿Acaso este distinguido euro parlamentario no lee los informes de la propia Unión Europea, que aseguran con pavor que los niños y los jóvenes españoles son los grupos más afectados por la pobreza que sufre la península, a lo que se suma el crecimiento de personas que sufren privaciones materiales graves, dentro de ellas los discapacitados?

Los euro diputados que se preocupan por la situación en Cuba, deben releer el documento que emitió la Comisión Europea, el cual asegura que:

“España ha avanzado muy poco en la mejora de la situación de los hogares de bajos ingresos con niños, pese a algunas iniciativas modestas”.

“El sistema de protección social sigue teniendo dificultades en términos de cobertura y de eficiencia y se aprecia que sus efectos redistributivos entre los diferentes grupos de renta son limitados”.

“Debido al persistente desempleo, el número de hogares que carecen de ingresos alcanzó la cifra de 740 mil 500 en el segundo trimestre de 2014 (casi el doble que en 2008).

En su informe Bruselas criticó al Gobierno español porque “se ha avanzado poco en la mejora de la situación de los hogares de bajos ingresos con niños, pese a algunas iniciativas modestas” y cita que: “en los presupuestos de 2014 se incluyó una asignación especial de apenas 17 millones de euros destinada a paliar las privaciones materiales graves de familias con niños en situación de dependencia, entre ellas las familias gitanas”.

Si eso no es violar los derechos de millones de seres humanos, cómo calificarían entonces los preocupados Pavel Telicka y Fernando Maura, la situación que confronta hoy el sistema universitario español, que a decir de la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, resulta insostenible económicamente y abogó el pasado mes de febrero por abrir un debate sobre su sistema de financiación.

Según esa funcionaria las cifras universitarias españolas son una de las tasas más bajas de matrícula de toda la Unión Europea, algo bien diferente a lo que sucede en Cuba, donde la educación es totalmente gratuita para todos los niveles, e incluso obligatoria hasta el 9no grado.

Otro aspecto a destacar como una violación de derechos fue la aprobación de la Ley de “Seguridad Ciudadana”, que paradójicamente deja sin seguridad alguna a quienes decidan levantar su voz para protestar por la pobreza fomentada por el Partido Popular, sancionando con multas hasta los 600 mil euros a quienes se manifiesten sin autorización del Gobierno, y multas de hasta 30 mil por quienes obstruyan las acciones de las autoridades de los   desalojos.

Los euro diputados deberían ocuparse por los problemas que abundan en sus países y no buscar más palas en ojos ajenos, pues en Cuba hay problemas al igual que en otro lugar, pero ninguno similar a los que vive hoy la vieja y culta Europa en cuanto a temas de desempleo, pobreza infantil, educación y seguridad social.

Por eso José Martí expresó:

“No hay cosa más ciega y levantisca que las preocupaciones”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s