Tania Brugueras materializó su “conversatorio


Arthur González

Tania Brugueras plazaFabricar una mentira con amplio respaldo financiero y de los medios de prensa, es fácil para los enemigos de la Revolución cubana. Funcionarios de la CIA y la USIA, Agencia de Información de Estados Unidos, tienen experiencia suficiente.La conocida “Operación Mockingbird”, diseñada por la Dirección de Planes de la CIA en los primeros años de la década de los años 50 del siglo XX, consistió en el reclutamiento de reconocidos periodistas y directivos de importantes órganos de prensa, con el fin de lograr la difusión internacional de informaciones manipuladas para crear matrices de opinión favorables a los planes de la CIA, mediante la conformación de campañas de prensa.

El mismo principio se materializa a diario contra Cuba, enlazándose con otras Operaciones Especiales para sustentar provocaciones de todo tipo y una de las más recientes fue organizada por Tania Bruguera, artista plástica cubana residente en Estados Unidos.

Después de las declaraciones del Presidente Barack Obama el pasado 17 de diciembre, esa artista recibió orientaciones de la mafia anticubana, de ejecutar una provocación en La Habana, con el fin de iniciar una campaña contra Obama, a partir de las medidas que seguramente tomaría la policía cubana.

La provocación diseñada en Miami consistía en convocar para la Plaza de la Revolución a un grupo de contrarrevolucionarios el 30 de diciembre del 2014, los que ejecutarían un supuesto “performer”, consistente en abrir un micrófono para hablar contra el gobierno durante un minuto, acción que denominó “El susurro de Tatlin #6”.

Por supuesto que se trataba de una acción totalmente política y por la cual fue acusada jurídicamente, como suele suceder en cualquier parte del planeta Tierra.

Para continuar su desafío a las autoridades, Tania Bruguera hizo una invitación pública para un “conversatorio” en su casa el 20 de marzo, al que convidó a funcionarios del Ministerio de Cultura y a “disidentes” financiados por Estados Unidos, con la ilusión de que fuese reprimida y continuar así la cruzada tendenciosa.

De acuerdo con informaciones que publicó “El Nuevo Herald” de Miami, Tania desarrolló su actividad sin problemas de ningún tipo, a pesar de que los funcionarios gubernamentales no se presentaron al “conversatorio”.

En cambio, asistieron otros elementos que al igual que ella se tildan de “opositores”, muchos de ellos asiduos a las residencias de diplomáticos estadounidenses en La Habana y a la Sección de Intereses, algo que dice a todas luces a quién responden.

En su “conversatorio” la Sra. Bruguera manifestó su apoyo a un supuesto grafitero que solo escribe la palabra “El Sexto”, pues no tiene más ningún grafitis dada su ausencia de capacidad artística y ahora quieren hacerlo una “víctima” del gobierno, a pesar de que fue sacado del Miami Dade College, durante su estancia el pasado año en un curso ofertado por la Fundación Nacional Cubano Americana, producto de su escaso aprovechamiento académico, algo de lo que pueden dar fe los directivos de esa institución.

“El Sexto” está en espera de un juicio por otro desorden público, no trabaja ni estudia y fue captado por elementos contrarrevolucionarios para sus campañas mediáticas contra la Revolución, al igual que hicieron tiempo atrás con un elemento similar y de conducta antisocial, que actuaba con una banda de rock denominada “Porno para Ricardo”. Los que deseen saber de quién se trata pueden buscar en internet las fotos del grupo y sacar sus propias conclusiones.

Al final la vida demuestra que la libertad individual de cada ciudadano si es respetada. Tania Brugueras materializó su “conversatorio” dentro de su casa, sin alterar el orden ni provocar escándalos públicos.

No obstante deberá esperar por la decisión de un tribunal, como resultado de la organización de su provocación en plena vía pública sin autorización legal, la que de haberse realizado en Madrid enfrentaría una multa de miles de euros, según establece la repudiada Ley Mordaza.

Las supuestas acciones plásticas de Tania traen a la memoria a José Martí cuando expresó:

“El arte no ha de ser tanto que resulte artificio, ni tanta la habilidad que se le vea la intriga. El arte es una forma de respeto; cuando se le exagera, es una falta de respeto”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s