España, un caso para no imitar


Arthur González

pobreza-y-hambreCausa pena que un pueblo trabajador con deseos de avanzar y prosperar, tenga que pasar por penurias tan duras como las que sufre España en los últimos años. Un gobierno corrupto que aplica medidas neoliberales para complacer a los más poderosos miembros de la Unión Europea, que reprime salvajemente las protestas pacíficas de sus ciudadanos para pedir el derecho a la vida, no puede dárselas de democrático.

El gobernante Partido Popular, con Mariano Rajoy a la cabeza, desde que ocupó la dirección del país solo se ha dedicado a hacerles la vida más difícil a los españoles.

La propia Unión Europea califica al estado español como el de mayores desigualdades en materia de ingresos en el 2014 y en los últimos años pobreza aumentó considerablemente. Los niños y los jóvenes son los grupos más afectados, situación que se torna más dramática cada día.

Debido al persistente desempleo, el número de hogares que carece de ingresos alcanzó la cifra de 740 mil 500 en el segundo trimestre de 2014 (casi el doble que en 2008) y aún no se toca fondo en este terrible problema que azota a la sociedad española de hoy.

Un informe reciente de Bruselas, indica que España en lugar de beneficiar a quienes más lo necesitan, favorece a los más ricos. La educación y los cuidados infantiles en edades tempranas se ven más obstaculizados por su alto costo y la poca disponibilidad de los mismos. Se critica al Gobierno español, encabezado por el Partido Popular, por el poco avance en la mejora de la situación de los hogares de bajos ingresos con niños.

Ante ese panorama sin salidas, muchos españoles optan por el alcohol para ahogar sus penurias, por eso el número de personas entre 15 y 64 años con dependencia del alcohol aumentó un 0,2% desde el año 2009, de acuerdo con la Encuesta Domiciliario sobre Alcohol y otras Drogas 2013/2014.

A este triste y deprimente panorama se le suman leyes que violan los derechos humanos de cada español, como son las medidas impuestas por el Gobierno “democrático” de Rajoy, para regular los procesos de desahucio por el impago de una hipoteca, medidas consideradas por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea contrarias a la legislación europea, por no proteger los ciudadanos e imponerle cláusulas abusivas.

A causa de la crisis económica, España ha pasado de ser un país de inmigración a un país de emigración. La falta de trabajo hace que muchos salgan a buscarlo donde sea para sobrevivir. Los ingresos hoy han disminuido en un 4%, mientras los precios han aumentado un 10%, según datos del estudio “Desigualdad y Derechos Sociales”, elaborado por la Fundación Foessa.

La llamada “Ley Mordaza” que impide las protestas pacíficas, se suma a las medidas antidemocráticas emitidas por el Partido Popular.

España no tiene una economía socialista ni nada que se le parezca, es capitalista hasta la médula y defiende a todo tren el capitalismo, pero intenta darle lecciones a Cuba de “democracia y derechos humanos”, al creer que Madrid sí cumple con esos requisitos.

Sin embargo, en la isla comunista el empleo, la educación, salud, cultura, deporte, seguridad social, el cuidado y protección de niños y adultos mayores, son sagrados y equitativos para toda la sociedad, a pesar de soportar una férrea Guerra Económica impuesta por Estados Unidos desde hace 56 años, con el propósito de hacer fracasar su sistema y que no sirva de ejemplo al resto del Tercer Mundo.

El gobierno español del PP se suma a la política estadounidense contra Cuba; propuso en 1996 las sanciones de la UE y la llamada “Posición Común”; apoya a la contrarrevolución interna, recibe y subvenciona viajes de sus cabecillas, además de organizar campañas mediáticas para intentar lesionar la imagen de la isla, solo por el hecho de mantener su soberanía y no permitir la injerencia de Estados Unidos y sus aliados incondicionales, en sus asuntos internos.

A pesar del aumento de la pobreza en España que lleva a cientos de personas al suicidio, el Ministerio de la Presidencia española destina 176 mil 695,09 euros para el servicio de conservación y mantenimiento de los jardines del Complejo de la Moncloa y de la plantas de interior del edificio, información aparecida en el Boletín Oficial del Estado.

La información confirma que se contrató a la empresa “Proyectos Integrales de Limpieza, S.A”, para esa tarea con seis profesionales, de ellos un oficial de jardinería, tres jardineros y dos auxiliares de jardinería.

! Increíble pero cierto!

Mientras la tasa de fracaso escolar (23,1%) y de abandono escolar (23,5%), aumenta en el país ibérico, la más alta de la UE, el gobierno se da el lujo de gastar dinero en cuidar sus jardines, algo característico del capitalismo salvaje, calificado así por Santo Padre Juan Pablo II.

Nadie sabe lo que tienen por dentro los actuales dirigentes del Partido Popular, pero seguramente como dijo José Martí:

“Dicen que por dentro, cuando por descuido se mira el corazón, da pena verlo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s