Razones para tener miedo


Arthur González

los-tres-chiflados-fascistas-de-miamiLas declaraciones de los contrarrevolucionarios cubanos evidencian miedo a perder los amplios beneficios económicos obtenidos durante años, por solo decir que son “disidentes” al servicio de Estados Unidos. Algo similar les sucede a los que residen en Miami con la gastada y no creíble historieta de ser “exiliados”.Desde el pasado 17 de diciembre cuando el presidente Barack Obama sorprendió a todos, incluidos senadores, representantes y funcionarios gubernamentales; de inmediato los asalariados de Washington pensaron que los había traicionado por haber sostenido conversaciones secretas con el gobierno socialista cubano sin tomarlos en cuenta, pues otros presidentes les hicieron creer que eran el “ombligo” de las relaciones entre los dos países.

Craso error, los llamados “disidentes” son solamente un instrumento movidos al vaivén de la política estadounidense; no son conocidos por el pueblo cubano ni representan sus verdaderos intereses, y mucho menos representan una alternativa a los funcionarios que llevan las riendas del país.

El portazo en la cara que les dio la Casa Blanca los ha hecho seguir cometiendo errores, al aumentar el desprecio por los cubanos, ya que de inmediato defendieron sin argumentos que el bloqueo económico, comercial y financiero debe continuar ahogando la macro economía cubana y más aun la de cada uno de los habitantes de la isla.

Para ponerle la tapa al pomo, los senadores anticubanos Marcos Rubio y Bob Menéndez, invitaron a los más vulgares asalariados cubanos a declarar ante las audiencias congresionales, entre ellos la inculta y grosera Berta Soler y el antisocial Jorge Luis García “Antúnez”, quienes expusieron a toda voz su oposición a cualquier mejoría en las relaciones entre los dos países y al levantamiento del Bloqueo.

Sin dudas esa fue la mejor elección que hicieron los senadores para demostrar ante sus homólogos la baja catadura, falta de educación, ética y valores morales de sus “ahijados”. Tal parece que se pusieron de acuerdo para resaltar la abismal diferencia que existe entre esos “opositores” y los funcionarios cubanos que lograron el acuerdo con la parte estadounidense.

El miedo a perder parte de los 20 millones anuales que asigna el ejecutivo de Estados Unidos para sus programas subversivos, los hace cometer errores en cascada; no es para menos ya que los residentes en el Norte llevan 56 años viviendo del mismo cuento, sin obtener el más mínimo resultado, situación que motivó a algunos ideólogos a proponer un cambio en los métodos de trabajo para intentar derrocar a la Revolución cubana.

Pero el temor no solo es entre la contrarrevolución interna en la Isla, también está en Miami donde las últimas encuestan arrojaron que el 45% de los encuestados aprueban el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos estados, y sólo el 15% dijo estar en contra.

En la muestra, dos tercios de los demócratas apoyó la decisión, aunque los republicanos están más divididos con alrededor de un tercio en contra y un tercio a favor.

El sondeo arrojó que el 60% expresó que Washington debería retirar el bloqueo comercial contra Cuba y sólo el 35% cree que este debe mantenerse.

Los republicanos están más divididos, con la mitad a favor y la otra mitad en contra, pero solo 4 de cada 10 republicanos moderados y liberales, creen que el bloqueo debe seguir en pie.

De acuerdo con los resultados de dicha encuesta, tres cuartas partes de los demócratas se inclinan por eliminar esa cruel medida, la que en 53 años no ha tenido los resultados soñados.

Un análisis preliminar de esos resultados no permite determinar desde ahora si la posición asumida por el senador Marco Rubio, contra el restablecimiento de relaciones con La Habana, le beneficiaría o no, en una posible campaña por lograr la presidencia de Estados Unidos, pero sacando en cuenta las personalidades que han apoyado a Obama, si las elecciones fueran ahora no le auguramos buenos resultados.

Ante ese panorama, los recalcitrantes que se oponen a todo cambio deberían seguir los consejos de un prestigioso médium cubano, cuando según el espíritu que recibe expresó:

“Discutir lo que ya ha sido es perder el tiempo. A la contrarrevolución tomar mucho tilo para los nervios”.

Un pensamiento en “Razones para tener miedo

  1. Pingback: Motivi per aver paura | progetto cubainformAzione

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s