¿Qué busca Estados Unidos con sus relaciones con Cuba?


Arthur González

cuba_usa2Recientemente algunos escritores se han atrevido a expresar que Estados Unidos, al restablecer relaciones diplomáticas con Cuba, recobró la legitimidad para establecer en el continente americano la legalidad de ciertos valores de su sociedad e imponérselos a Venezuela y Cuba, con lo cual se le pondrá fin al anti americanismo.En deformada visión de la historia afirman: “Cuba ha sido el epicentro del antiamericanismo en Latinoamérica”… y Obama ha comenzado a desmontar una de las más antiguas y arraigadas pasiones ideológicas del continente”.

Error total. No fue Cuba la responsable del anti americanismo en el mundo, sino la propia política seguida por los gobiernos de Estados Unidos contra todo vestigio de independencia y soberanía; ejemplos sobran.

Nada tiene que ver ese sentimiento bien ganado entre los latinoamericanos con la religión, como afirmara Enrique Krauze, escritor y director de Letras Libres.

El 15 de julio de 1886 José Martí en su artículo publicado en el diario La Nación, Buenos Aires, Argentina, aseguraba:

“De este pueblo del Norte hay mucho que temer, y mucho que parece virtud y no lo es, y mucha forma de grandeza que está hueca por dentro, como las esculturas de azúcar…”.

En su carta inclusa del 19 de mayo de 1895, le decía a su amigo mexicano Manuel Mercado:

“…ya estoy todos los días en peligro de dar la vida por mi país y por mi deber, de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas, los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América.”

Por tanto, el rechazo fue creciendo precisamente por sus acciones contra los pueblos del continente. Cuba tiene su propia historia.

Estados Unidos en 1898 intervino en la guerra que se libraba por la independencia contra España, e impidió que las tropas mambisas entraran triunfantes en Santiago de Cuba, y tomó militar y políticamente el país hasta 1902.

Al retirar sus tropas y el mando político, impuso un apéndice a la nueva constitución cubana conocido como Enmienda Platt, que le permitió invadir militarmente la isla en varias ocasiones e instalar bases “carboneras”, las cuales convirtió años más tarde en militares como es el caso de la que aún mantienen en la bahía de Guantánamo.

Invasiones, golpes militares, imposición y apoyo a tiranos, como el caso de Gerardo Machado y Fulgencio Batista en Cuba, Somoza en República Dominicana, Duvalier en Haití y gobiernos de dictadores militares bajo la tenebrosa Operación Cóndor, ejecutada bajo la dirección de la CIA, no son responsabilidad de la Revolución cubana.

Los Programas de Acción Encubierta que le aprobó la Casa Blanca a la CIA contra Cuba, dieron origen a la contrarrevolución interna, planes de asesinato a sus principales líderes, actos terroristas, una invasión mercenaria, Guerra Económica, Sicológica y Biológica, todas causantes de miles de muertos, mutilados, heridos y millonarias pérdidas económicas para evitar que el sistema socialista avanzara y sirviera de ejemplo para otros países.

Eso lo refleja claramente un documento elaborado en 1999 por el Council on Foreign Relation, al afirmar:

“La oposición de Estados Unidos a la Revolución cubana y el apoyo a la democracia y al desarrollo en este hemisferio, lograron frustrar las ambiciones cubanas de expandir su modelo económico e influencia política”.

Es una deformación histórica afirmar que “la dinastía de los Castro ha mantenido a Cuba aislada y presa durante 56 años”, como asegura Enrique Krauze. Quien la aisló fue precisamente la presión de Estados Unidos sobre los gobiernos latinoamericanos, Canadá, y otros de Europa y Asia, hecho plasmado en la conocida Operación Mangosta, donde consta textualmente:

“F- Acciones diplomáticas. Situación: El Departamento de Estado está concentrando sus esfuerzos en la Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de la OEA, la cual comenzará el 22 de enero de 1962, esperando obtener amplio respaldo del Hemisferio Occidental para las resoluciones de la OEA que condenen a Cuba y la aíslen del resto del HemisferioName=n1070; HotwordStyle=BookDefault; . Se está considerando una resolución solidaria, mediante la cual OEA ofrezca alivio directo al angustiado pueblo cubano […] sin tener que reconocer al gobierno comunista. La reunión de la OEA será apoyada por demostraciones públicas en América Latina, generadas por la CIA y las campañas psicológicas asistidas por USIA.

La mayor tarea para nuestra hábil diplomacia es alentar a los líderes latinoamericanos a desarrollar operaciones independientes similares a este Proyecto, buscando una rebelión interna del pueblo cubano contra el régimen comunista.”

Estados Unidos no ha dicho que renunciará a su destino imperial en Cuba, eso lo aclaró el comunicado emitido por la Casa Blanca el 17 de diciembre 2014 donde subrayó:

“El congreso de EE.UU. financia la programación de la democracia en Cuba para proporcionar asistencia humanitaria, promocionar derechos humanos y libertades fundamentales y apoyar la libre circulación de información en lugares en donde está restringida y censurada. La administración continuará implementando programas de EE.UU. enfocados en promover el cambio positivo en Cuba…”

Siempre habrá que recordar las palabras del director de la CIA Allen Dulle., cuando afirmó:

…”Gracias a su diversificado sistema propagandístico, Estados Unidos debe imponerle su visión, estilo de vida e intereses particulares al resto del mundo […] sin que le asista a ninguno de los países agredidos el derecho natural a defenderse”.

“El objetivo final de la estrategia a escala planetaria, es derrotar en el terreno de la ideas las alternativas a nuestro dominio, mediante el deslumbramiento y la persuasión, la manipulación del inconsciente, la usurpación del imaginario colectivo y la recolonización de las utopías redentoras y libertarias, para lograr un producto paradójico e inquietante: que las víctimas lleguen a comprender y compartir la lógica de sus verdugos”.

No por gusto José Martí expresó: “Viví en el monstruo, y le conozco las entrañas: y mi honda es la de David”.

El tiempo dirá la última palabra. Por el bien de todos tengamos fe en el futuro.

2 pensamientos en “¿Qué busca Estados Unidos con sus relaciones con Cuba?

  1. Pingback: Los estertores de la muerte |

  2. Pingback: Qué clase de relaciones desea Estados Unidos con Cuba |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s