Qué dirá ahora la fiscalía de Estados Unidos


Arthur González

Obama anuncia restablecimiento de relaciones con CubaEl pasado 17 de diciembre del 2014 el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, declaró ante las cámaras de la televisión:

“Los Estados Unidos hoy están cambiando sus relaciones con el pueblo de Cuba y realizando los cambios más significativos en nuestra política en más de 50 años. Podremos fin a un enfoque anticuado que durante décadas no ha podido promover nuestros intereses”. “[…] Y aunque nuestra política ha estado enraizada en las mejores intenciones, ninguna otra nación nos ha apoyado en la imposición de las sanciones contra Cuba, las cuales han tenido poco impacto, como no sea el de brindarle al gobierno cubano una justificación para imponerle restricciones a su pueblo.”

Sin embargo, hace 10 años la fiscalía estadounidense condenó a 25 años de privación de libertad a la portorriqueña Ana Belén Montes, funcionaria GS-14 de la Agencia de Inteligencia para la Defensa, DIA, por trabajar precisamente en función de eliminar esa criminal política anticubana, diseñada y aplicada por el Gobierno de Estados Unidos con el propósito de derrocar a la Revolución cubana.

Miles han sido los actos de terrorismo contra Cuba con la pérdida de vidas inocentes. Millones de dólares le han costado a la Isla enfrentar las acciones de Guerra Económica, que persigue el fin de evitar la satisfacción de las necesidades del pueblo para que este se subleve contra el Gobierno revolucionario.

Cientos de planes de asesinato a sus principales líderes, especialmente contra Fidel Castro fueron planificados por la CIA, unidos a otras medidas subversivas como la manipulación de la emigración, la cual logró separar a más de 14 mil niños de sus padres mediante la elaboración de la tenebrosa Operación Peter Pan, utilizando un falso proyecto de Ley donde el Estado cubano “privaría” a los padres de la patria potestad de sus hijos, con apoyo de la Iglesia Católica.

ana_montes250Ana Belén Montes fue sancionada por alertar a Cuba de los planes agresivos que se preparaban contra el pueblo de la isla, algo que no afectó la seguridad nacional de su país ni puso en peligro vidas inocentes.

En el juicio al que fue sometida declaró con total transparencia:

Honorable, yo me involucré en la actividad que me ha traído ante usted porque obedecí mi conciencia más que obedecer la Ley. Yo considero que la política de nuestro Gobierno hacia Cuba es cruel e injusta, profundamente inamistosa, me consideré moralmente obligada de ayudar a la isla a defenderse de nuestros esfuerzos de imponer en ella nuestros valores y nuestro sistema político.

Nosotros hemos hecho gala de intolerancia y desprecio hacia Cuba durante cuatro décadas. Nosotros nunca hemos respetado el derecho de Cuba a definir su propio destino, sus propios ideales de igualdad y justicia. Yo no entiendo como nosotros continuamos tratando de dictar… como Cuba debe seleccionar sus líderes, quiénes no deben ser sus dirigentes y qué leyes son las más adecuadas para dicha nación.

¿Por qué no los dejamos decidir la forma en que desean conducir sus asuntos internos, como Estados Unidos ha estado haciendo durante más de dos siglos?

Mi mayor deseo sería ver que surja una relación amistosa entre Estados Unidos y Cuba. Espero que mi caso, en alguna manera, estimule a nuestro gobierno para que abandone su hostilidad en relación con Cuba y trabaje conjuntamente con La Habana, imbuido de un espíritu de tolerancia, respeto mutuo y entendimiento.

Hoy vemos más claro que nunca que la intolerancia y el odio – por individuos o gobiernos- lo único que disemina es dolor y sufrimiento. Espero que Estados Unidos desarrolle una política con Cuba fundamentada en el amor al vecino, una política que reconozca que Cuba, como cualquier otra nación, quiere ser tratada con
dignidad y no con desprecio”.

Nacida en una base del ejército de Estados Unidos en 1957, Ana Montes es la hija mayor de los portorriqueños Emilia y Alberto Montes, un respetado médico militar.

Ella lleva 10 años encerrada con algunas de las mujeres más peligrosas de Estados Unidos, en una celda de la cárcel de mujeres de más alta seguridad de todo el país, donde se asegura que ha tenido como vecinas a una antigua ama de casa que estranguló a una embarazada para quedarse con su bebé, una enfermera que mató a cuatro pacientes con inyecciones masivas de adrenalina y Lynette Fromme, “La chillona”, una seguidora de Charles Manson, que trató de asesinar al presidente Gerard Ford.

Después de escuchar las declaraciones del Presidente Obama, las cuales coinciden totalmente con el alegato de Ana Belén, solo cabe peguntarse:

¿Qué dirá ahora la fiscalía estadounidense sobre su culpabilidad?

¿Serán capaces de revisar su caso a la luz de los actuales acontecimientos?

Esperemos que así sea para que se cumpla el pensamiento de José Martí cuando expresó en 1889:

“Atienda a lo justo en tiempo el que no quiera que lo justo lo devore”.

6 pensamientos en “Qué dirá ahora la fiscalía de Estados Unidos

  1. Pingback: Cosa dirà ora il pubblico ministero USA | progetto cubainformAzione

  2. Pingback: Ana Belén Montes, merece reparación por su encarcelamiento al restablecer relaciones #Cuba y #EEUU | Cuba por Siempre

  3. Pingback: Ana Belén Montes, merece reparación por su encarcelamiento al restablecer relaciones Cuba y EE.UU. | Cuba-L Direct – News and Views from Cuba

  4. Pingback: La liberación de Ana Belén Montes sería un nuevo paso hacia la normalización | Jóvenes por los 5

  5. Pingback: Ana Belen Montes:Trato humano y justicia !.. | Cuando nadie me ve

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s