Lecciones de represión


Arthur González

Ferguson-exigieron-justicia-por-la-muerte-de-un-joven-negro-a-manos-de-la-policaPara aquellos que reciben dinero y orientaciones desde Estados Unidos con el fin de satanizar a Cuba, ahora reciben verdaderas lecciones de lo que es una salvaje represión de los órganos policiales. Las enseñanzas están plasmadas en las imágenes que recorren el mundo respecto a las protestas pacíficas ocurridas en varias ciudades norteamericanas, entre ellas New York, donde quedó demostrada una verdadera brutal y criminal golpiza propinada, por policías armados hasta los dientes con cascos, escudos y chalecos antibalas unido a cientos de detenciones arbitrarias, en las cuales se desconoce el paradero de las víctimas.

Apacibles hombres y mujeres portando carteles contra los asesinatos de niños y adolescentes negros a manos de policías blancos, fueron golpeados despiadadamente y rociados con gases lacrimógenos y hasta fríos chorros de agua.

En España hechos similares acontecieron en la Puerta del Sol, donde se reunían miles de ciudadanos para solicitar una nueva constitución que dejara sin validez la monárquica. La policía acostumbrada avasallar al pueblo, hizo galas de prepotencia y abuso de autoridad, repartiendo bastonazos sin piedad a mujeres y hombres que en actitud pacífica voceaban sus reclamos. Centenares de detenciones sin justificación desbordaron los calabozos de las estaciones de policía.

Qué decir de Grecia, donde esta semana los pobladores de Atenas volvieron a ser reprimidos, por solo exigir menos recortes y un respiro ante tanta hambre y escasez. La violencia observada en esta ocasión superó la de ocasiones anteriores.

En México, después de 70 días de la desaparición de 43 estudiantes normalistas, el gobierno sigue sin encontrar una respuesta adecuada ante tantos crímenes, país donde la vida no vale nada y estar vivo es un milagro para cualquier ciudadano.

Para Estados Unidos y su prensa “democrática”, la triste realidad que vive el pueblo mexicano no es causa para condenar al gobierno de Peña Nieto, incluirlo en la lista de violadores de los derechos humanos e imponerle sanciones económicas.

Muy diferente es el tratamiento que se le da a Cuba, donde jamás la prensa extranjera ha visto un policía con casco y escudo, empleando gases o chorros de agua. Para la isla, por el solo hecho de tener un gobierno inaceptable para Estados Unidos, las condenas y campañas mediáticas conformadas por especialistas en guerra sicológicas, son cuantiosas.

Los asalariados de Washington acuden a la Misión diplomática norteamericana, para recibir instrucciones respecto a las líneas de mensajes que deben proyectar en cada artículo que publican en Internet y los informes que tienen que redactar sobre supuestas detenciones arbitrarias o represiones inventadas, como las creadas en la imaginación del grupúsculo UNPACU, en la provincia de Santiago de Cuba.

Sería conveniente que José Daniel Ferrer, Elizardo Sánchez Santacruz y la inculta y grosera Berta Soler, confesaran públicamente la cantidad de dinero que reciben desde Miami, por mentir alevosamente sobre la falsa represión que describen y las instrucciones que les impartieron los diplomáticos norteamericanos para conformar esas campañas, que después replican la prensa pagada por Estados Unidos.

Esperemos para ver las mentiras armadas contra Cuba después del 10 de diciembre. Así podrán darse cuenta de quienes son los verdaderos violadores de los derechos humanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s